Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

El experimento político de Tom Perriello

E. J. Dionne
E. J. Dionne
domingo, 10 de octubre de 2010, 22:00 h (CET)
DANVILLE, Va. -- El Congresista Tom Perriello va a sentar precedente en estas elecciones para ver si enfrentarse a votaciones difíciles es mejor que esquivarlas, y si un progresista que presume de populismo inteligente puede sobrevivir en un territorio acusadamente conservador.

En apariencia, Perriello debería ser el titular Demócrata más vulnerable este año. En 2008 se alzó con su próspero y en gran parte rural distrito -- se extiende desde la académica Charlottesville hasta este arenoso antiguo bastión industrial sobre la frontera de Carolina del Norte - por la cantidad de 727 votos de un total cercano a los 317.000. Barack Obama perdió en el distrito por más de 7.500 votos.

El curso normal en el caso de un Demócrata en un distrito rural del Sur sería declararse conservador, aliado de los Republicanos en tantos recuentos como fuera posible e informar al presidente de que se busque sus votos en otro lado.

Perriello no hizo eso. En su lugar, votó a favor del paquete de estímulo, la legislación de intercambio de emisiones y la reforma sanitaria. No sólo eso, defiende orgullosamente sus votos, y considera que la administración no es lo bastante contundente a la hora de presentar sus programas como esfuerzo coherente por abordar los problemas más graves del país.

"Si se fija en el estímulo, la sanidad y la energía y los considera tres debates independientes, ya habrá perdido", decía durante una entrevista a la cena el martes. "Cada uno de los tres está plenamente relacionado con hacernos competitivos en el mundo".

A continuación pasa a su argumento central, que repite una y otra vez a medida que conduce su talabarte genuino de municipio en municipio. (Lo conducía mucho antes de que Scott Brown hiciera de las rancheras la forma predilecta de transporte político).

"Tenemos que construir, fabricar y cultivar cosas en América" dice. "No podemos ganar una carrera de fondo contra China".

A causa de sus opiniones políticas, Perriello -- que va muy por detrás según una encuesta pero está cerca de estar en empate en la mayoría de las demás -- no puede ser calificado de partidario de Obama encubierto. Ha sido crítico con el equipo económico del presidente por no aportar el dinero suficiente a la hora de reconstruir las infraestructuras del país y por ser demasiado próximo al sector financiero.

Votó en contra de la reforma financiera porque la consideraba insuficientemente dura con el sector, y la literatura de su campaña le elogia por "exigir transparencia a Washington y al sector financiero".

Si la disposición a votar según posturas políticamente difíciles es uno de los rasgos de Perriello, el otro es un eclecticismo desafiante. La mañana del miércoles, varias generaciones de veteranos se congregaban en el Dan Daniel Memorial Park para anunciar que Perriello había logrado el apoyo del brazo político de Veterans of Foreign Wars.

Perriello está especialmente orgulloso de su trabajo en las cuestiones de los veteranos, y utiliza su trayectoria (que también le granjeó el apoyo de la Asociación Nacional del Rifle) como escudo contra las acusaciones de su rival Republicano, el Senador estatal Robert Hurt, de que es un izquierdista ortodoxo.

"El manual Republicano este año ha consistido en no defender nada, no aprender nada de los errores, y luego utilizar etiquetas y tácticas para fomentar el miedo", decía tras la conferencia de prensa de Veterans for Foreign Wars. "Cuando tienes un tío apoyado por la Asociación del Rifle y por Veterans, su tentativa de decir que soy un partidario ultranza de la agenda de la izquierda se vuelve ridícula. Principalmente soy un populista".

Eso es lo que captan los grupos de interés conservadores, y están introduciendo dinero en el distrito para ayudar a Hurt. Pero esta semana Perriello trataba de transformar su oposición en una insignia de distinción.

Anunciaba a los cuatro vientos el informe de American Progress de que la Cámara de Comerció estaba canalizando dinero de fuera del estado a su fondo multimillonario que paga anuncios en su contra y en contra de otros Demócratas. La Cámara niega esta acusación, aunque es difícil saber lo que pasó porque la organización no está obligada a dar a conocer las fuentes de sus donaciones políticas. Perriello llamaba "antiético y antipatriótico" a este bombardeo así como "fundamentalmente antidemocrático".

Su énfasis en la reconstrucción de la industria estadounidense y el uso de inversiones en energías ecológicas para lanzar nuevas industrias en su distrito convierte el atractivo del patriotismo económico en ampliación natural de su campaña. Distingue entre poder concentrado corporativo, en contra del cual está, y libre iniciativa e innovación, estando a favor.

De ahí que el Distrito 5 de Virginia se haya convertido en el laboratorio de muchas propuestas. ¿Los políticos que votan según su convicción antes que según intereses políticos evidentes son recompensados o castigados? ¿Puede un Demócrata valerse del populismo para imponer un conservadurismo artificial? ¿Y la masiva intervención del dinero corporativo decantar estas elecciones hacia los Republicanos, o en lugar de eso disuadirá a los electores?. Mucho va a aclarar este funcionario de una única legislatura al que todo el mundo da por perdedor y que cumple 36 años el sábado.

Noticias relacionadas

Médicos, enfermos y políticos

“Ópera magna”: de cómo consiguieron enfrentar a los pacientes y sanitarios, externalizar la sanidad al sector privado, empobrecer la sanidad pública y retroceder más de treinta años en las coberturas básicas

Irrepresentativa

Si en algo coincide nuestra clase política, es que cada vez está más alejada del común de los mortales

Un cráter lunar en la batalla de Nanawa

Por estas fechas del año 1933, seis mil bolivianos atacaban el fortín Nanawa, defendido por unos dos mil quinientos paraguayos

¿Pueden representar a España, en Eurovisión, separatistas catalanes?

“La traición, aun soñada, es detestable” Félix María Samaniego

Regenerarse cada día

A veces se nos olvida defender nuestra propia dignidad y nos la roban
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris