Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Deudas   -   Sección:   Opinión

El perdn de nuestras deudas

Luis Ignacio Parada
Redacción
lunes, 10 de enero de 2005, 00:23 h (CET)
Tan dif cil es que alguien pague una deuda que hasta el Padrenuestro dice ahora: Perdnanos nuestras ofensas as como nosotros perdonamos a los que nos ofenden, donde antes deca Perd nanos nuestras deudas, as como nosotros perdonamos a nuestros deudores. Cuando Terencio escribi , hace dos mil cien aos, Seg n andan hoy las costumbres, si alguien te paga lo que te debe, debes estimrselo como un gran favor estaba muy lejos de saber que las deudas que hoy tienen los pa ses, las empresas y los particulares son autnticamente impagables. La m s capaz fbrica de papel moneda existente en todos los tiempos, explica Paul C. Martin en su libro 'Cash, estrategia con-tra el crack', tardar a diez aos antes de que todos los acreedores vieran satisfechas sus demandas.

Los ministros de Econom a de los siete pases m s poderosos del mundo concedern la suspensi n del pago de los intereses de la deuda exterior a las naciones afectadas por el maremoto del ndico si llegan a un acuerdo en el club de Par s, foro de pases acreedores y deudores que se re ne dentro de cinco das. No condonan los intereses ni perdonan el principal; simplemente aplazan o refinancian los cr ditos aunque sepan que no van a cobrar nunca: les basta tener una razonable certeza de que podrn seguir anotando beneficios para prestar m s, porque las garantas se han revalorizado.

Asusta pensar qu pasara si todos tuvi ra-mos que pagar nuestras deudas al mismo tiempo. Porque desde que se inventaron las anotaciones contables, el dinero slo es un subproducto de la contabilidad, una cons-tante universal que ha funcionado du-rante las ochocientas generaciones que van desde el trueque a las tarjetas de cr dito. Hoy slo cobran las deudas los usureros y eso gracias al grosero procedimiento del cobrador del frac; los bancos decentes se conforman con ampliar el crdito, renegociar el pago y provisionar fallidos.

Noticias relacionadas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana

Trapisondas políticas, separatismo, comunismo bolivariano

Una mayoría ciudadana irritada

Prejuicios contra las personas

Es una malévola tendencia, favorecemos los prejuicios y protestamos contra sus penosas consecuencias
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris