Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Reportaje   -   Sección:  

Arte y antigüedades en Barcelona

Teresa Berengueras / Rafa Esteve-Casanova
Teresa Berengueras
@berealsina
martes, 5 de octubre de 2010, 07:54 h (CET)
Una vez más Barcelona va a acoger una gran muestra de arte y antigüedades aunque como novedad en esta ocasión hay que resaltar la unión en la organización de la misma de Fira Barcelona y el Salón de Arte y Antigüedades que hasta ahora venía celebrándose en las Atarazanas. Este año y en una clara muestra de que el viejo refrán de que la unión hace la fuerza es cierto ambas entidades han aunado sus esfuerzos para llevar a cabo el 34º Salón de Arte y Antigüedades que se inaugurará el sábado 16 de Octubre en el Pabellón número 1 de Fira Barcelona y que permanecerá abierto a visitantes y compradores hasta el domingo 24 de Octubre. Este 34º Salón está dirigido por Alex Flaqué y presidido por Raquel Montagut, reconocida experta en arte africano.




Collar Época Napoleón III.


Una de las principales características de esta muestra de arte es que sus puertas están abiertas tanto a compradores como a los simples amantes y admiradores de la belleza de las innumerables piezas que allí se expondrán durante la penúltima semana del mes de Octubre. Se podrán ver con toda tranquilidad, detalle y cercanía más de 15.000 obras de arte de todas las épocas, estilos y precios por lo que un largo paseo dejando que el tiempo pase lentamente entre los diversos stands supondrá para el visitante del Salón todo un amplio recorrido por la historia, la cultura y el arte de diversas partes del mundo, estarán expuestas obras de arte, tanto en pintura como en escultura y joyas representando a las diversas escuelas artísticas.

Al Salón, tanto los amantes del arte como los inversores, deben acercarse con tranquilidad, sin prisas, con el ánimo especialmente preparado para ir deleitándose con todo el amplio muestrario artístico que durante esos días estará depositado en el Pabellón 1 de Fira Barcelona. Como hemos dicho la muestra es muy amplia, se puede comenzar por el arte primitivo, étnico y tribal hasta llegar al arte moderno y contemporáneo donde están representados los nombres más afamados de las vanguardias de cada momento. Y entre un arte, el más antiguo y primitivo, y otro, el más moderno, habremos caminado entre obras de la época precolombina, nos habremos parado ante alguna obra medieval o nos habremos quedado enamorados de cualquier pieza de los tiempos del Modernismo o del Art Déco.

Esculturas, pinturas, joyas, muebles, todo cabe en este Salón donde encontraremos piezas con 6.000 años de antigüedad y también las últimas obras firmadas por los pintores más vanguardistas del momento. Es imposible en la brevedad e inmediatez de un artículo reflejar el amplio abanico de nombres que estarán representados con sus obras en este 34º Salón de Arte y Antigüedades que presta una atención especial a los artistas españoles y catalanes de los siglos XIX y XX. Paseando por los pasillos del Salón no será extraño encontrarse con las firmas de Picasso, Dalí, Andy Warhol, Miró, Renoir, Tàpies, Barceló, Rusiñol, Botero, Chillida, Nonell, Saura, Andreu Alfaro o el Equipo Crónica. Pintores y escultores actuales y también de los dos siglos anteriores, todos de reconocida y merecida fama, a los que hay que añadir además nombres tan señeros como los de Joaquín Mir, Tarrasó, Manolo Hugué, Rafols Casamada, Antoni Clavé, Modest Cuixart, Emili Grau-Sala, Jorge de Oteiza, Juan Bautista Porcar, LLimona, Opisso, Pere Pruna, Zuloaga, Pablo Gargallo o Josep María Sert. Después de esta larga lista si que podemos decir que son todos los que están pero no están en la misma todos los que son. La lista se haría interminable y es que en el amplio catálogo de las obras expuestas están prácticamente todos los nombres con un peso específico en el mundo del arte.

Pero además de los visitantes que acudan al Salón para deleitarse con la belleza de lo allí expuesto también acudirán a la llamada del mismo los inversores en arte, unos son amantes de las obras que compran mientras que otros además ven en la obra de arte un elemento de inversión del capital excedente de sus ingresos. Desde que soplan los vientos adversos para la economía los inversionistas andan muchas veces a la deriva en busca de inversiones seguras y rentables, esto ha hecho que en algunos momentos de la actual coyuntura económica el inversionista refugie sus ahorros inversores en al Arte que se ha convertido en un valor de refugio para muchos capitales ya que según la consultora francesa Art Price la revalorización actual de las obras de arte es de más de un 12 por ciento. Dichosos los que pueden invertir en arte, nosotros acudiremos al Salón para invertir en cultura visitando una de las mayores exposiciones no museísticas que pueden verse en estos momentos.




Obra de Miró del año 64 dedicada a su amiga Patricia Matisse.

Noticias relacionadas

Los hoteles ibis de Valencia ofrecen a sus clientes la posibilidad de decidir el precio a pagar por su estancia

Del 2 al 6 de marzo lanzan la promoción “Nosotros ponemos la calidad, el precio lo pones tú”

La hostelería, como el vino, mejora con el tiempo

Después de la mejor temporada turística de la historia el sector sigue mejorando su competitividad
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris