Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Prohibir los juguetes peligrosos

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
lunes, 4 de octubre de 2010, 11:10 h (CET)
Transitando por una de las principales calles de la ciudad contemplo, lleno de terror, como un niño de unos 7 años conducía un vehículo eléctrico y alimentado con gasolina. Ante el semáforo en rojo, no pudo frenar y se abalanzó para cruzar la calle. El padre se abalanzó sobre el hijo para salvarlo de un vehículo que se acercaba a gran velocidad. Todo acabó en un gran sobresalto y la madre del niño lloraba desconsoladamente.

Es cierto que en los últimos años están proliferando, en el mercado internacional, una serie de vehículos destinados a los niños que funcionan con motores eléctricos y gasolina, que se venden como juguetes y no lo son. Se fabrican, principalmente, en China. Son de baja calidad y muy peligrosos. Son recomendados para chavales de más de ocho años. En realidad podrían ser juguetes asesinos. En algunos países se está tomando la decisión de prohibirlos.

Por otra parte, en Estados Unidos se ha divulgado una investigación sobre la seguridad de los juguetes, titulada: “Troable in Toyland”. Se informa que algunos juguetes se han prohibido por estar coloreados con pintura de plomo y contenían pequeños imanes. La pintura con plomo es tóxica y los imanes pueden perjudicar los órganos internos de los críos si, por un descuido, se pudiera engullir uno de estos imanes.

Ante esta situación, el congresista Kathy Castor y el Dr. Neil Reinhardt, subdirector del Departamento de Emergencias Pediátricas del Hospital General de Tampa, insinúan a los progenitores sobre los peligros potenciales de ciertos juguetes. “Hay muchos juguetes peligrosos a la venta en Estados Unidos y se permite ya que nuestras normas de seguridad no son lo que debieran ser”, aclaró la congresista Castor, uno de los 150 legisladores que respaldan un proyecto de ley que prohíba los juguetes peligrosos.

Los padres, antes de comprar un juguete conviene que se pregunten: ¿Es seguro? ¿Ayuda a mi hijo a interactuar positivamente con los demás? ¿Promueve la armonía o la violencia? ¿Le permite desarrollar su creatividad o la limita? ¿Le da elementos para desarrollar su inteligencia?

Noticias relacionadas

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIV)

El Vaticano no debe ser una panda de chorizos al estilo de Alí Babá y los cuarenta ladrones

República del Paraguay y República de Corea: Celebrando 55 años de Amistad

“Paraguay siempre ha estado apoyando a la República de Corea en el escenario internacional"

No hay verso sin verdad, ni poética sin verbo

“Contra el poder de avasallar, el deseo de hacer justicia"

Venció quien debía

La regeneración del PP, misión de P. Casado

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XLIII)

Hay que reconocer que en el Opus Dei han sido más pacíficos que Alejandro VI o Hitler. Se agradece
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris