Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Pongamos que hablo de Madrid

Tomás Salinas
Tomás Salinas
@tomassalinasgar
lunes, 4 de octubre de 2010, 07:05 h (CET)
Es lo que toca. Y, además, apetece. Tomás Gómez le ha ganado a Rodríguez Zapatero la batalla de Madrid. Dicho así, parece que tiros y cañonazos hayan protagonizado este enfrentamiento primario. Y, quizás la realidad esté cerca de esta apreciación.

Gómez es un grano doloroso que a pesar de ser atacado por todos los lados desde el aparato gobernante, y bombardeado por presiones, descalificaciones y menosprecios de variados colores, ha logrado plantarle cara a su dominante jefe, y democráticamente enseñarle la puerta por donde salir escopetado si se palma con nitidez en las elecciones catalanas.

Jefe al que, además de encontrase saturado en demasía por efervescencias sociales y económicas externas, también le empieza a doler el cuerpo: alguien de dentro no le baila las gracias, osa oponerse a sus directrices y sale victorioso en el reto. El partido que controlaban entre él y sus pretorianos se ha quebrado en la capital, se ha partido en dos grupos incompatibles, con grandes diferencias entre ambos, por mucho que digan unos y otros.

Para colmo, los capitanes socialistas, viendo cómo en Madrid Gómez y los suyos se han cepillado al candidato oficial, empiezan, y si no deberían empezar, a moverse inquietos en sus cargos, no les suceda algo similar en sus dominios. Si se presta atención a sus actuales susurros y algún que otro quejido, es fácil percatarse de que prefieren liquidar a un líder quemado antes de que el incendio les afecte.

Es posible que el final del gobierno de Zapatero sea endógeno, que los suyos opten por abrirle una salida digna, si pueden. Ya que el presidente ha decidido soportar todos los palos y aguantar impertérrito y altanero los fracasos que le agobian y, por desgracia para los españoles, le agobiarán, la única esperanza de que el desgobierno actual desaparezca, dando opción a que le sustituya un grupo más capacitado, menos inepto, descansa en las voluntades de los que mandan en los intestinos del PSOE.

Esta es la interpretación lógica, tan evidente que parece preparada y estudiada, antinatural. Si se me permite, me desmarco de ella. Zapatero ya se sabe muerto y enterrado hace tiempo, y es consciente de que en su680517231 derrota arrastraría al PSOE generándole un daño irreparable. Destruiría el socialismo como concepto y como colectivo humano, apartándole casi definitivamente del poder. Ante esta tesitura, crea una figura nueva capaz de recuperar lo dormido, de mantener ilusiones y provocar esperanza, mientras por el otro camino se cubre los riñones con una representante de más de lo mismo. Gana siempre, pues ejerce de banca y jugador.

Soy escéptico en el asunto: creo que todo sigue un guión ya escrito, que no es más que un apaño, una jugada de alta política que busca el inmovilismo en las riendas. No me creo nada, nada, nada de lo que viene del Gobierno y desde la presidencia del mismo, aunque dudo que sean tan inteligentes como para maquinar esto. En verdad, es un lío en el que los que salen beneficiados son los que sienten en socialista, que pueden evitar que su partido se desintegre.

Noticias relacionadas

Un recién nacido en una bolsa de basura

Un niño muerto arrojado a un vertedero causa más interés mediático que cien mil abortos

Una boda de altura

Este Papa no tiene remedio

Montaigne

Un gran conocedor de la naturaleza humana

Donde los chef famosos acaparan fama, dinero y egocentrismo

“El explícito y voluntarioso elogio de la creatividad acaba produciendo más cretinos que creadores, porque pensar que la creatividad se encuentra en la radicalidad es un error colosal” Santi Santamaría

Trump no podrá detener el movimiento por los derechos de los inmigrantes

Aunque salga a perseguir a sus líderes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris