Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Buñuelos de viento   -   Sección:   Opinión

Todavía confío en España: No a Belén Esteban

Pedro de Hoyos
Pedro de Hoyos
@pedrodehoyos
lunes, 4 de octubre de 2010, 07:00 h (CET)
Dice Doña Soraya Saenz de Santamaría que Belén Esteban tiene todo el derecho de presentarse a unas elecciones, lo que viene a cuento de esa encuesta de Telecinco que colocaría a tan ignorante, pedante y agresivamente feo personaje en un supuesto tercer lugar si se presentase a las elecciones generales.

Confío tanto en España que estoy seguro de que el votante español, consciente de su responsabilidad, sabedor de que se la juega, conocedor de que debe elegir a los mejores y de que sólo los más preparados deben dirigir los destinos de la nación jamás escogerá con sus votos a alguien que puede arruinarnos, enviar nuestra economía a las profundidades del averno, que puede multiplicar los parados hasta límites insospechados, que puede destruir el tejido industrial de España hasta arruinar nuestra competitividad, que puede llegar a bajar los sueldos de los funcionarios, que puede congelar las pensiones de los más débiles, que puede facilitar el despido de cualquier trabajador, que puede incrementar los contratos temporales... España nunca escogerá con sus votos a alguien que no sepa controlar las arcas del Estado y facilitar alegres subvenciones a artistas partidarios, sindicatos domados, partidos complacientes, homosexuales de Zimbabwe, ancianas que juren que hace 70 años las llamaron “rojas”.

Salvada la obviedad que dijo la dirigente del PP confío en España: Ya podrá la princesa de pueblo (digo bien: “de pueblo”) llorar a moco tendido en los diversos mítines por plazas de toros y enormes polideportivos de España que los ciudadanos jamás votarían a alguien de limitado coeficiente intelectual, reducida cultura y escasa experiencia profesional, alguien así nunca podría llegar al Parlamento. Ni mucho menos presidir España.

Aún confío en los electores, jamás nadie votaría a alguien así.

Noticias relacionadas

El histrionismo de P. Sánchez, muestra de la peor demagogia

“Enséñale a ignorar los gritos de las multitudes que solo reclaman derechos sin pagar el costo de sus obligaciones” Abraham Lincoln

Usar la libertad y la razón para ser personas

Cuidado con las ideas que tratan de imponernos

Gobierno y la campana Montserrat

Dolors fue la campana salvadora

Rufián situacionista

La política institucional ofrece diariamente los más chuscos espectáculos

Planck y el cálculo

Max Planck revolucionó la Física de su tiempo y es un modelo de integridad moral
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris