Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Fútbol

Etiquetas:   LIGA ADELANTE | JORNADA 6   -   Sección:   Fútbol

El Nàstic sigue en caída libre y vuelve a caer ante diez (0-2)

El Xerez tiró de eficacia y ganó en el Nou Estadi a pesar de jugar casi todo el partido con un futbolista menos por la expulsión de Moreno
Redacción
sábado, 2 de octubre de 2010, 19:29 h (CET)
El bagaje es desolador: tres puntos de 18 posibles. El Nàstic sumó su cuarta derrota consecutiva, la quinta en lo que va de temporada en un partido en el que fue incapaz de superar a un rival que jugó desde el minuto 25 con un futbolista menos. Los resultados del resto de la jornada dictaminarán si los hombres de Luis César viajan la próxima semana a Cartagena en puestos de descenso a Segunda B

FICHA TÉCNICA
0- Gimnàstic: Rubén (1), Xisco (1), Ortiz (1), Sergio (1), Mingo (1); Seoane (2), Rodri (1), Cruz (2), Morán (2), Gerardo (2); Powel (1).

2- Xerez: Lledó (3), Redondo (2), Lombán (1). Cordero (2), Mendoza (1), Barber (1), Moreno (1), Pablo Redondo (1), Capi (2), José Mari (3) y Bermejo (1).
Cambios: En el Nàstic: Walter (1) por Mingo (min. 46), Abraham (1) por Rodri (min. 59) y Eloy (1) por Álex Cruz (min. 73). En el Xerez: Gerard (2) por Pablo Redondo (min. 32), Óscar Díaz (2) por Bermejo (min. 66) y Antoñito (1) por José Mari (min. 79).
Goles: 0-1, José Mari (min.7). 0-2, Cordero (min. 69).
Árbitro: Prieto Iglesias (Colegio navarro). Valdés Aller (Colegio castellano leonés). Expulsó con roja directa a Moreno (m.25) y mostró cartulinas amarillas a Cordero, Bermejo y Mingo.

Incidencias: 4.121 espectadores en el Nou Estadi en un partido correspondiente a la sexta jornada de la Liga Adelante.

DATOS DESTACABLES
Lo mejor: Efectividad azulina
Los de Javi López supieron sacar petróleo de sus ocasiones. La primera que tuvo la metió, la segunda se acercó, y la tercera la volvió a clavar.
Lo peor: Nerviosismo local
El Nàstic quiere ganar por su afición pero muchas veces le pierden los nervios. Mucho juego, nula eficacia.
El dato: Homenajes
El Nàstic saltó al campo luciendo una camiseta en apoyo a Manel Ruz, que estará seis meses de baja por lesión, y posteriormente el Nou Estadi guardó un minuto de silencio por el fallecimiento del padre de Luis César, técnico grana.
Fernando Castellanos / Corresponsal en el Nou Estadi

A pesar de las pruebas realizadas durante los entrenamientos esta semana, Luis César apenas realizó movimientos en su once salvo los obligados por lesión. Así, la principal novedad fue Fernando Morán, el jugador que una vez superada su lesión, volvió al equipo grana. En punta volvió a confiar en Powel, un ariete predestinado a revolucionar los segundos actos y que sin embargo, y por culpa de la lesión de Rubén Navarro, está disponiendo de unos minutos en los que no termina de reivindicarse. Salvo los dos goles (y únicos que ha marcado el Nàstic de Tarragona esta temporada), el holandés, pese a saltar desde el principio, anda en paradero desconocido. Finalmente, en el flanco izquierdo no jugó Raúl Fuster y sí Mingo, y en ataque Walter y Eloy Gila vieron arrancar el encuentro desde el banquillo.

Delante un Xerez que venía de vencer al Tenerife y que ya había demostrado en la Copa del Rey que el grana es un conjunto que se le da bien. Con viejos conocidos en Tarragona como Pablo Redondo o José Mari, ambos titulares, y un Javi López que también sabe de los entresijos del conjunto catalán al que en su día entrenó, volvió a utilizar la misma táctica que también le vino en el duelo copero. Esto es, esperar su oportunidad para clavarla cuando sea oportuno. De hecho, el equipo de Luis César es vulnerable a tal táctica, si es que se le puede llamar así, ya que los tres encuentros previo al duelo ante los azulones los perdió por la mínima y bajo un mismo denominador común: el dominio del balón, de la posesión, de las ocasiones y, finalmente… de la derrota por el marcador más ajustado posible.

Con todo, en Nàstic volvió a salir al césped con las ideas claras, básicamente, las de siempre: intentar practicar un buen fútbol, o porqué no llamarlo así, jugarlo. Hay que decir que los tarraconenses lo saben hacer, pero les cuesta un mundo materializar alguna de sus múltiples ocasiones. No es descabellado, pues, que ante la lesión de Ruz para los próximos seis meses, la directiva se plantee peinar el mercado en busca de un delantero que aporte olfato goleador. Sin Navarro, Powel es una isla arriba que va bien de cabeza, sí, pero que con los pies no atina. Y a Eloy Gila, siempre que sale, le puede el nerviosismo y la aparente presión de una grada siempre exigente. Contra el Xerez, más de lo mismo. Una primera mitad plagada de posibilidades de desequilibrar el marcador… hasta que lo desequilibra el rival. La balanza, tristemente, siempre termina del mismo lado.

Porque el Xerez fue llegar al área de Rubén Pérez y besar el santo. Siete minutos tardaron los andaluces en estrenar el electrónico. Y además, para más inri, lo hizo un exjugador grana, José Mari, que aprovechó un rechace del guardameta para avanzar a los hombres de Javi López. De ahí a la conclusión del primer tiempo, hasta seis llegadas claras a las inmediaciones de Lledó, que en el poco trabajo que tuvo estuvo colosal. Ni Gerardo, ni el escurridizo Álex Cruz, ni si quiera Morán. Las ocasiones se sucedían, una tras otra, córner tras córner, disparo tras disparo. Pero nada. Tampoco la expulsión de Moreno a los 25 minutos facilitó el cometido. El jugador azulino vio la roja directa tras hacer falta sobre Powel cuando éste encaraba la meta azulina. Javi López movió el banquillo e hizo entrar Gerard por Pablo Redondo con la intención de reforzar su zaga, mientras que a José Mari lo escurrió hasta el flanco derecho. La mejor ocasión para los locales llegaría once minutos después de la marcha del central, cuando Lledó, en dos ocasiones detuvo primero un centro envenenado de Álex Cruz y posteriormente el lanzamiento desde la media luna de Rodri.

Más de lo mismo, pero con jarro de agua fría incluido

La reanudación no fue más que la continuación del monólogo iniciado antes del descanso. Walter entró por Mingo para dar más verticalidad al juego grana. Se mejoró, pero se volvieron a repetir los mismos errores. Por ejemplo, el de las contras rivales. El Xerez, a los cinco minutos, se plantó de nuevo en el área local: centro de Capi desde la izquierda y testarazo de José Mari fuera por muy poco. Una llegada, una posibilidad real de ampliar la ventaja. Y mientras, el Nàstic, controlando el cuero, tratando de mimarlo para llevarse el mismo mal sabor de boca. Luego de dos claras posibilidades y de que Gerardo marcara un gol que quedaría invalidado por fuera de juego, el Xerez volvió a arrojar el jarro de agua fría sobre la grada del coliseo grana. Esta vez fue Óscar Díaz, otro hombre de refresco que había entrado en lugar de Mario Bermejo, quien se introdujo en las entrañas granas, golpeó al palo la bola, que tras ser escupida fue a parar a los pies de de Cordero, que no perdonaría ante Rubén Pérez.

El Nàstic no podía contra diez, como ya le pasara ante el Rayo, y la incredulidad que por un instante se apoderó del Nou Estadi. Quedaba tiempo, y sobraron ocasiones, pero ninguna de ellas quiso que la pelotita entrara. Quinta derrota de la temporada en seis partidos, cuarta consecutiva y el crédito que comienza a agotarse en Tarragona, donde dependiendo de los resultados que se produzcan en el resto de encuentros de la Liga Adelante, podría terminar el fin de semana en puestos de descenso a Segunda B. En siete días, crucial visita al Cartagena donde a los de Luis César sólo les valdrá, si pretenden que la afición siga creyendo en ellos, la victoria. Por su parte, el Xerez, acumula 12 puntos y respira mucho, muchísimo más tranquilo, que su contrincante del sábado.

RUEDA DE PRENSA

SALA DE PRENSA
Luis César (Entrenador del Nàstic)

”Estamos a 2 de octubre, y sí, estamos pisando barro. Pero vamos a salir, seguro, del pantano en el que nos hemos metido. Hay que mejorar la elaboración, no la definición, pero nos cuesta marcar goles. Meteremos gol hasta sin querer, porque no lo metemos ni queriendo”.
Javi López (Entrenador del Xerez)

“Cuando uno juega con diez siempre llegan los ocasiones del rival. Es por ello que se trataba de ser fuertes y sólidos. ¿El Nàstic? Demasiado precipitado, aunque el esfuerzo ha sido tanto de unos como de otros”.


Noticias relacionadas

El Real Madrid, contrario a que el Girona-Barça se juegue en Miami

Por "afectar" a la igualdad de la Liga

Griezmann eleva a Francia y hunde a Alemania

Ucrania, primera selección que asciende a la División A

Luis Enrique: "Este equipo no necesitaba una crítica ni tres cambios al descanso"

Deja claro que tiene "personalidad" para afrontar cualquier tipo de crítica

Inglaterra dinamita el estado de euforia de España

La selección, tras una pésima primera parte, dice adiós a su invicto y tendrá que ganar en Croacia para estar en la F4 de la Liga de Naciones

Pronósticos de fútbol para la Nations League

El calendario de la Nations League aprieta y en un mes podremos conocer qué equipos estarán en la fase final
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris