Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Televisión y Medios

Etiquetas:   De la parrilla a las brasas   -   Sección:   Televisión y Medios

Siempre nos quedará la Champions

Luis Alcázar
Luis Alcázar
@luisalcazar_
viernes, 1 de octubre de 2010, 08:59 h (CET)
Álex, un amigo mío, suspiraba al leer lo que, en un mismo día, ofrecía la programación en Estados Unidos: “Hawaii Five-0”, “House”, “How I met your mother”, “The Event”… Al final exclamó: “Siempre nos quedará la Champions”.

Y como él debió de pensar mucha gente. Para ser exacto, otros seis millones y medio de personas. El partido entre el Auxerre y el Real Madrid contabilizó este martes 28 de septiembre 6.455.000 espectadores. Es decir, un 36’4% de share para La 1 de Televisión Española.

La multiplicación de canales ha traído consigo un espectacular descenso de las cuotas de las cadenas líderes. Pero afortunadamente ahí está el fútbol para sacar pecho.

¿Pero tiene algo de bueno esto?
Pues más bien poco. Para los canales de televisión emitir estos eventos deportivos no es rentable. Veamos la situación de Cuatro: después de alcanzar el “break-even” o punto de equilibrio para comenzar a obtener beneficios, pagó demasiado cara la Eurocopa de 2008. Aunque marcó récords de audiencia, con cuotas superiores al 40%, sus ingresos en publicidad no pudieron cubrir el coste de los derechos. Y aún arrastra esa deuda.

Los partidos de fútbol son señales internacionales que ya vienen realizadas de origen y que tienen como principio y fin los pitidos del árbitro. No existe prórroga para los trabajadores. Y para ellos también sale caro. Las empresas tienen que sanear sus cuentas, o lo que es lo mismo, reducir los gastos fijos: su plantilla. No importa la pérdida de capital humano y de talento. No es una medida contable. O quizá sí. ¿Cuántos formatos de televisión actuales son ideas nuevas, propias y originales? Me sobran los dedos de una mano.

Ahora imaginemos que no es una televisión privada, sino una pública. Y tratemos de descubrir quién lo paga todo.

¿Quién sale ganando? Porque alguien tendrá que sacar rentabilidad, además de las federaciones y los equipos de fútbol, que cobran de las televisiones y de la publicidad.

Ah, sí: los espectadores. Mientras no podamos encontrar un día cualquiera, en nuestra Guía de Programación Electrónica, una parrilla producida en España, con ideas originales y bien hechas, como la que mi amigo Álex envidiaba, daremos la bienvenida a la Champions. Porque la televisión es espectáculo. Aunque a todos nos salga muy caro.

Noticias relacionadas

Cristina Castaño ficha por el nuevo 'Cuerpo de élite' de Antena 3

Canco Rodríguez y Adriana Torrebejano completan el reparto

El programa 'Mujeres, hombres y viceversa' pasará a emitirse en Cuatro

Desde finales de enero

El discurso de Oprah Winfrey en los Globos de Oro: "El tiempo de callar ha acabado. Ya basta"

"Decir la verdad es el arma más poderoso que todos tenemos"

Netflix prepara un documental sobre el 'procés' catalán dirigido por Álvaro Longoria y Gerardo Olivares

Producido por Rafael Portela

El Arte de brindar

Presentación del spot Freixenet 2017
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris