Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Camarada Martínez, José Ricardo

Tomás Salinas
Tomás Salinas
@tomassalinasgar
viernes, 1 de octubre de 2010, 07:27 h (CET)
Camarada Martínez, José Ricardo. Verá usted, le cuento. De todas las barbaridades que he escuchado en mi vida, las sabias palabras brotadas de su boca, que bien parecían expelidas desde las proximidades de su escroto, no las podré olvidar nunca, y ni quiero hacerlo. En alguna ocasión he asistido, como muchos, a degeneraciones verbales de borrachos al borde del coma etílico que llegaban a compararse con Dios, que amenazaban con destruir la vida que les rodeaba pues odiaban la propia vida, que perdían el control de sus esfínteres en público mientras te contaban grandezas e intentaban adivinar cómo se llamaban. Frases y disertaciones de aficionados al lado de la poética soflama que se marcó usted la noche del 29.

Ayer sufristéis agresiones de trabajadores, por decirles algo, de la seguridad privada. Les tenemos “localizaos”, sabemos quiénes son y vamos a intentar que conozcan el desempleo. No tienen desperdicio, y no admiten interpretaciones distintas a lo que son: una amenaza directa que de por sí constituye un delito. No tuvo bastante usted, insigne camarada Martínez, José Ricardo, con enviar sus piquetes a coaccionar, intimidar, impedir el derecho al trabajo de muchos españoles, abusar de la fuerza cobarde de la manada, avasallar, asustar, insultar y agredir incluso, que luego se despachó con su demagogia becerril contra un colectivo que cumplía con su obligación. Me imagino que para alguien como usted, lúcido y respetuoso camarada Martínez, José Ricardo, encontrarse delante de sus liberados compañeros, con un micrófono en la mano, después de una magnífica demostración de fuerza de sus camisas negras (perdón, rojas),encendió en su interior la llama revolucionaria y se transportó en un viaje espacio-temporal a la Rusia zarista. ¡Cuánta gente! ¡Y toda para mí solo!

Puede ser, que creencias hay para todo, que sea usted la reencarnación de Trotsky, camarada Martínez, José Ricardo. Más se me antoja un homínido subdesarrollado, pero bueno, quién sabe. Ruego disculpe la rudeza de mis palabras. O mejor no. No las disculpe. Le explico, camarada Martínez, José Ricardo. Soy de la opinión de que los matones, hampones, mafiosos, pendencieros, bravucones, fanfarrones, perdonavidas, chulos baratos, bocazas, gallitos, tragahombres, pandilleros, gánsteres, facinerosos, malhechores, maleantes, golfos y gente de similar calaña no tienen cabida en una España que lucha por sobrevivir con desesperación, que busca su dignidad a través del trabajo y que mientras pelea por la subsistencia, tiene que aguantar a sindicalistas como usted, camarada Martínez, José Ricardo.

De todas formas no hay que darle mayor importancia a sus exabruptos. No vale usted ni la molestia de atenderle, ni el agua que se bebe. Así que, bajándome a las profundidades de su capacidad para respetar, váyase al guano, camarada Martínez, José Ricardo. Usted y todos los que le rieron la gracia.

Noticias relacionadas

Marruecos también gana en Paraguay

Como viene sucediendo sistemáticamente en Latinoamérica con los aliados de Marruecos, éstos han ganado el fin de semana las elecciones en Paraguay

Politica afirmativa

Rosi Braidotti en su libro 'Por una política afirmativa' ofrece una nueva interpretación del sujeto

Un mundo para todos

Hace falta prestar más atención a ese mundo global si no queremos caer en una mezquindad permanente de retrocesos

Los cazadores quieren seguir cazando, los animales viviendo

Los animales no son objetos que están a nuestra disposición

Dejar la farsa y ponerse a trabajar por el bien común

J. Gacría, Cáceres
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris