Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Nigeria: 50 años

Isaac Bigio
Isaac Bigio
viernes, 1 de octubre de 2010, 07:18 h (CET)
Hoy se cumple medio de siglo de independencia la nación más poblada del África: Nigeria. Esta es importante para América Latina porque de su entorno geográfico proviene gran parte de los más de 200 millones de americanos con raíz africana y porque de su alto crecimiento económico repercute en el despegue del Sur.

Nigeria y sus actuales bordes fueron creados por el protectorado británico de 1900-1960, el mismo que escindió y reagrupó a varios pueblos de lenguas y credos tan disímiles.

El nombre de este país proviene del río Níger que le atraviesa (el tercero más caudaloso del África) y que algunos creen que fue denominado así por los portugueses debido a la gran cantidad de negros que le habitaban.

Los iberos llegaron al África sub-sahariana 3 a 4 siglos antes que los británicos y franceses, cuando se encontraban lanzando sus primeras expediciones al Atlántico occidental y utilizaron sus posesiones en el continente negro para cazar esclavos con los cuales repoblar a la América que sus epidemias y violencia habían diezmado.

Casi toda la costa nigeriana fue colonizada por los portugueses. Aún sobreviven varios nombres iberos en Nigeria, incluyendo el de su ex capital Lagos, a donde llegó en 1472 el navegante lusitano Rui de Sequeira, y que hoy, con 8 millones de habitantes, es la ciudad negra más poblada del mundo.

La mayor isla que da a Nigeria (Bioko) llegó a ser una colonia española administrada desde Buenos Aires. Allí, al igual que en el resto de Guinea Ecuatorial, se sigue hablando el español, mientras que el portugués es la lengua mayoritaria en 2 países cercanos al oeste de Nigeria (Cabo Verde y Guinea Bissau) y en 2 al sur de ésta (Santo Tomé y Angola).

La influencia ibérica sobre Nigeria tal vez sea incluso menor a la de los nigerianos en Ibero América. El cristianismo logró extirpar a los musulmanes y judíos que llegaron a ser la gran mayoría de la península ibérica en el Medioevo mientras que en las Américas de las edades moderna y contemporánea arrinconó o eliminó a miles de creencias precolombinas. Sin embargo, las únicas religiones no cristianas que crecieron con fuerza tras el arribo de los europeos fueron las que trajeron los esclavos africanos, y, sobre todo, la de los yorubas e ibos del litoral nigeriano.

Paradójicamente, mientras hoy yorubas e ibos abrazan distintas formas del cristianismo, los credos animistas de sus antepasados han derivado en el candomblé brasilero, la santería cubana, el vudú haitiano y en otras creencias que se estima tienen hasta 100 millones de seguidores en el globo.

La influencia cultural y racial nigeriana es fuerte en el Atlántico sur y centro americano. Salvador de Bahía, quien llegó a ser capital del Brasil y también del imperio portugués, tiene una marcada presencia yoruba.

Noticias relacionadas

La crueldad del desarraigo

“Uno vive del donarse y del acogerse"

Con Sáenz de Santamaría el PP sería un zombi errante

“Modificar el pasado no es modificar un solo hecho: es anular sus consecuencias, que tienden a ser infinitas.”J.L.B. – “La otra muerte de El Aleph”

Pedro Sánchez se hizo un Sánchez

El anunciado programa de Gobierno fue sustituido, sin más, por pinceladas

Sobre la Virgen del Carmen y su fiesta

J. Romo, Valladolid

En huelga por Cristiano

E. Díaz, Madrid
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris