Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

“Rojos” en Venezuela y Reino Unido

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 30 de septiembre de 2010, 07:47 h (CET)
Este fin de semana se produjeron importantes procesos electorales que han afectado a dos partidos “rojos” muy importantes para el mundo: el Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y el Laborista británico.

El primero es el partido “rojo” que más tiempo gobierna un país del mundo por la vía electoral, mientras que el segundo perdió ese puesto en mayo.

A fines de los 1990s cuando Blair y Chávez debutaron en el poder ambos hablaban de la “tercera vía” entre el capitalismo liberal y el estatismo socializante. Sin embargo, gradualmente ambos fueron evolucionando en direcciones opuestas.
Blair se convirtió en el principal aliado de Bush en todas sus guerras, mientras que Chávez se tornó en su principal oponente en las Américas.

Blair y Chávez fueron re-electos más de una vez. El primero creía que su secreto estaba en desafilarse lo más posible y acercarse más al centro para evitar enemistarse con las capas medias y los grandes empresarios. El segundo, más bien, sigue considerando que la mejor manera de permanecer en el poder es fustigando más a la derecha y haciendo que el Estado intervenga más en la economía.

Las elecciones del 2010 han debido servir para saber cuál de las dos estrategias sería la más apropiada. El laborismo perdió pero Blair le echa la culpa de ello a que su sucesor Brown giró levemente a la izquierda dejando de lado la anterior línea centrista del “Nuevo Laborismo”.

El fin de semana el laborismo tuvo sus primeras elecciones internas a líder nacional en 16 años. En éstas la mayoría de los más de 300,000 que votaron en éstas no solo que no le hicieron caso a Blair (quien, para reforzar sus planteos, publicó en la víspera sus memorias fustigando a Brown por no haberle seguido) sino que, incluso, fueron más a la izquierda de lo que los medios pronosticaban.

Como candidato para alcalde de Londres el laborismo votó en una escala de 2 por 1 para que Ken Livingstone vuelva a ocupar la jefatura de la mayor capital europea. En el 2000-2008 cuando el “Red Ken” (el rojo Ken) se convirtió en el primer burgomaestre de la historia de Londres él fue el principal admirador de Chávez en la Unión Europea. La que fuera la sede del mayor imperio ultramarino de todos los tiempos llegó a tener a sus bases funcionando con petróleo venezolano subsidiado.

Como líder del partido los sindicatos lograron imponer a “Red Ed” (el rojo Ed Milliband), el hermano de quien fuera el secretario de relaciones externas del gobierno laborista pero que abiertamente condena haber enviado tropas a Iraq y pide un retorno a las políticas sociales que Blair y Brown dejaron de lado.

Ed ha decretado el fin de la “tercera vía”, del “nuevo laborismo” y de los intentos de la socialdemocracia de reactivarse pegándose al centro. Ed, si bien no es tan radical como Ken, abre las puertas hacia un giro a la izquierda de la socialdemocracia británica y europea.

El domingo Venezuela tuvo elecciones parlamentarias. El PSUV se jacta de que ganó con el 49% de los votos y 97 de los 165 congresistas. Sin embargo, la oposición le retruca que ésta logró unirse, que quedó a un solo punto de Chávez y que ha logrado colocar a 65 parlamentarios. Chávez, si bien tiene mayoría congresal, carece de los 2/3 necesarios que se requiere para hacer una serie de modificaciones.

La posibilidad de que los rojos venezolanos operen un giro inverso al de los británicos no se ve en el escenario actual. Mientras tanto Chávez buscará acelerar algunos cambios antes de la nueva legislatura.

Noticias relacionadas

El olvidado crimen de lesa patria

Entre el PP y JxSí están haciendo de este país un total desastre

El progreso de estos tiempos

18/10/2017 00:00:23

¿De qué depende la auténtica calidad de vida en la vejez?

La esperanza de que las cosas podrían mejorar alguna vez, va esfumándose sobre todo entre los jóvenes

El buen pastor

Una persona si no es guiada por el Buen Pastor está expuesta a ser absorbida por un extremismo ideológico

Puigdemont no cede

La carta de Puigdemont a Rajoy es más de lo mismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris