Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

La crisis

Alfredo Hernández
Alfredo Hernández
jueves, 30 de septiembre de 2010, 06:52 h (CET)
No recuerdo, pero creo que algo he escrito sobre la crisis que persiste y no parece que remite a corto plazo. Es por una escasez de valores humanos y abundancia de beneficios en sectores y entidades, que se han desbordado de ellos. La avaricia de siempre, que rompe el saco…pero por los más débiles.

Siempre se ha abusado y se abusará, es el peaje que pagamos por el pecado de origen. Estamos lacrados y lastrados por los males de las malas tendencias de la materia que nos conforma. Y a la materia sólo se le puede vencer luchando. Y la lucha supone vivir una vida sin fisuras, siendo hombres de una pieza, algo escaso en la sociedad actual.

Somos así y, la mayoría de las veces, nos aceptamos con espíritu derrotista, ignorando que siempre con esfuerzo y una visión más elevada podemos hacer de las caídas, una rampa que nos eleve a alturas insospechadas.

Se oprime al pobre, y se le hace desfallecer, que ya vendrán tiempos mejores (en el 2013) se le dice. Tú aguántate con lo que tienes. Y mientras el hambriento del mundo tiene más hambre, se le aumenta el precio, se le quita lo suyo y se le ofrece lo que tenía a un precio mayor, trucando los balances. Se adueñan del necesitado y le dan armas con las que se matan. Eso sí, las riquezas que poseía han servido para enriquecer a los “señores de la crisis”.

Y te escribo literalmente, del profeta Amós, en tiempo deJorobaan II,varios siglos antes de nuestra Era. Ahora nos movemos en la del “progreso y el pluralismo”.

“Oíd esto, los que oprimís al pobre y los que hacéis desfallecer a los menesterosos de la tierra diciendo: ¿ Cuando pasará el mes, y venderemos los géneros, y el sábado para abrir los graneros, para achicar la medida y aumentar el precio y sustituir las balanzas falsas para hacernos dueños de los pobres con plata, y de los necesitados con un par de sandalias, y vender las sobras del trigo?. Juró el Señor, contra la soberbia de Jacob: No, no me olvidaré hasta el fín de todas las obras”

¿Ves? Ya había “crisis” en tiempo de Amós, y sin CO, ni TV, ni operaciones financieras por internet, o lo que sea. Somos iguales, o tal vez hemos empeorado por que por el número. Somos mayor cantidad, más población.

¿Por qué ganan los malos? Se organizan mejor que los buenos

Noticias relacionadas

El respeto como exigencia armónica

Necesitamos avivar el lenguaje de la consideración y del respeto

Ética de Pedro Abelardo

Fue un extraordinario pensador y dialéctico

Montados en la misma burra

Albert Boadella ha sabido dar una ejemplar lección a quienes rociaban con sal los sarmientos de la convivencia

Burla burlando van más de 3200 empresas huidas de Cataluña

“El arte de la economía consiste en considerar los efectos más remotos de cualquier acto o política y no meramente sus consecuencias inmediatas; en calcular las repercusiones de tal política no sobre un grupo, sino sobre todos los sectores.” Henry Hazlitt

Es hora de decir la verdad

“Quienes alcanzan el poder con demagogia terminan haciéndole pagar al país un precio muy caro”. Adolfo Suárez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris