Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

A menos dinero menos vicios

Pascual Mogica
Pascual Mogica
jueves, 30 de septiembre de 2010, 06:51 h (CET)
La Confederación Empresarial de la Provincia de Alicante (COEPA) y la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) han coincidido en que “la dinámica salarial de los últimos años nos ha hecho –a los empresarios- perder competitividad”. Para reactivar sus empresas y recuperar el mercado han coincidido ambas en lo siguiente: COEPA propone la reducción de los salarios y por su parte AVE propone la generalización del copago en Educación y en Sanidad. Está claro que se refieren cuando proponen la “generalización” del copago en Sanidad a los jubilados ¡qué manía tienen los empresarios con los que les ayudaron a hacerse ricos! ni después de haber muerto laboralmente los dejan en paz. Los jodieron durante su vida laboral y los quieren seguir jodiendo. ¡Claro, como cobran esas pensiones tan “suculentas”! En cuanto al copago en Educación que propone AVE, esto, añadido a la rebaja de los salarios no creo que las familias lo puedan asumir. Algunos de sus hijos se lo agradecerán, porque la verdad es que eso de ir al “cole” es para muchos un tormento. Lo que pasa es que los abuelos los van a tener todo el día a su cargo. Lástima me dan y me doy.

Dicho lo anterior, he de decir que yo comparto lo que plantean los empresarios y debo reconocer que lo hacen por nuestro bien. El disponer de mucho dinero, y ahora a la clase trabajadora el dinero le sale hasta por la nariz, solo trae vicios. Los hombres se lo gastan en juergas y en el fútbol, y las mujeres en perifollos. Ya es hora de que alguien nos haga ver que derrochar el dinero no es bueno y los trabajadores lo están tirando a espuertas, sobre todo los que ganan menos de mil euros al mes, que son muchos, estos ya se pasan gastando a troche y moche.

Yo agradezco el consejo de los empresarios y con la misma licencia que se han tomado ellos les voy a aconsejar sobre lo que deben hacer para la “reactivación” y “competitividad” de sus empresas. Eso se consigue modernizándolas, existe una fórmula para ello, primero fue el I+D (Investigación más Desarrollo) y ahora se ha ampliado la fórmula y es I+D+I (Investigación más Desarrollo más Innovación). Tienen que invertir en sus empresas, destinando parte de los beneficios para ir modernizando los sistemas de producción y ofrecer calidad en los productos que generan en sus industrias, eso es, entre otros factores, lo que hace que las empresas sean competitivas.

También han planteado, COEPA y AVE, el que se “rebajen las cotizaciones que pagan los empresarios a la Seguridad Social”. La verdad es que es decepcionante el nivel de nuestros empresarios. Si él “éxito” de un negocio o la obtención del beneficio empresarial, se fundamentan en rebajar los salarios, ya de por si insuficientes para la inmensa mayoría de los trabajadores que se las ven y se las desean para llegar a fin de mes, y en la rebaja de impuestos, es que a nuestros empresarios les falta imaginación por no hablar de escases de inteligencia y capacidad para gestionar un negocio.

De todos modos es de agradecer el que se “preocupen” tanto por sus trabajadores y por las familias de estos. Una vez más me pregunto: ¿Porqué odian a sus trabajadores? A lo mejor es que consideran que son unos desagradecidos a los que les dan trabajo y encima quieren cobrar.

Noticias relacionadas

¿Cuándo dejará Europa de ser un vasallo de EEUU?

El fracaso de las sanciones de EEUU a Rusia

Eso de la Cuaresma ¿va contigo?

Ahora es tiempo favorable para convertirnos y creer en el Evangelio

¿El castellano en Cataluña? ¿Quién permitió que se aboliese?

La Constitución española no necesita ser interpretada respeto a la vigencia, en todo el territorio español, de la lengua que hablan más de 500 millones de personas: el castellano.

Banalización

Si bien, en esta lucha maníquea entre movimientos que se oponen a la igualdad y sólo buscan la discordia entre los diferentes géneros, un papel clave lo juega el auge del feminismo radical. A grandes rasgos, el feminismo no es una única ideología, sino que se divide en variantes como el liberal, el socialista, el étnico y el radical. Mientras el primero defendía los derechos de las mujeres, el segundo destacaba la opresión de las mujeres de clase trabajadora y el tercero el de las mujeres pertenecientes al mundo postcolonial. Actualmente, el feminismo radical se arroga el monopolio sobre el discurso feminista, convirtiéndose en un pensamiento excluyente y etiquetando como “machista” a todas aquellas corrientes que no comparten la totalidad de sus puntos de vista. El feminismo radical culpabiliza al hombre por el mero hecho de serlo, lo feminiza en su forma de ser y lo funde bajo el signo del patriarcado. En última instancia, el fin de esta versión ultramontana del feminismo es presentar la supremacía de la mujer sobre el hombre como una supuesta y falsa igualdad. No hay que engañarse. El feminismo radical no sirve a la mujer, ni tampoco al hombre. Ha desechado como motivo de su lucha otras causas en las que también está en juego la igualdad frente a la coacción: la violencia en los matrimonios homosexuales (tanto de hombres como de mujeres), la identidad transexual, el maltrato de los niños en el seno familiar, el maltrato del hombre en el hogar, el maltrato de los discapacitados y de las personas mayores por parte de su propia familia. El feminismo radical entiende que esta violencia no existe, que es mínima y que no puede ser comparada con la sufrida por la mujer. En definitiva, el feminismo radical es la gran traición -tanto como el patriarcado- hacia el propio ser humano.

El riesgo feminista

Hace unos días el arribafirmante escribió sobre los peligros del neomachismo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris