Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Economía

Etiquetas:   Crisis   -   Sección:   Economía

El efecto de la crisis podría traducirse en un 25% de tasa de paro en el futuro

La recesión comenzó siendo un capitalismo especulativo y se está convirtiendo en una depresión social
Redacción
miércoles, 29 de septiembre de 2010, 09:28 h (CET)
La crisis comenzó como una crisis del capitalismo especulativo y se está convirtiendo en una crisis social, la cual, actualmente, se puede traducir en una depresión que afecte a EEUU y a Europa, por lo que la depresión social causada por la crisis podría significar hasta un 25% de tasa de paro para el futuro.

Manuel Monfort / SIGLO XXI
No se puede hacer un diagnóstico real sobre el impacto de la crisis porque ésta no ha terminado, sino que sólo está comenzando, y nadie sabe lo que va a ocurrir en el mundo.

Asimismo, en materia de desempleo, los datos son muy alarmantes en España. En la última crisis vivida, en los años noventa, la tasa de desempleo en España era del 24,5% y se tardó 7 años en llegar a los niveles de la Unión Europa (8%). En este momento, aunque nuestra economía sea más ágil tenemos que pasar de una tasa del 19% a una tasa del 8 % y nos costará mucho tiempo.

El paro, el gran lunar de España
El desempleo es, sin duda, el problema principal de nuestro país. Datos de la Organización Internacional del Trabajo, en colaboración con el Fondo Monetario Internacional OIT, decían que la crisis económica en los dos últimos años ha creado en el mundo 30 millones de parados, de ellos 15.3 millones corresponden a las economías desarrolladas.

Además, de estos 15 millones de parados del mundo poderoso hay dos países que sobresalen: EE.UU con 7.2 millones y España con 2.7 millones de personas. Nuestro país está a la cabeza del paro, de desempleo juvenil, de rotación de empleo y de despidos. Es el país que más gente ha despedido en los dos últimos años”.

La crisis ha propiciado la aparición de un nuevo concepto: “la economía del miedo” porque sabemos que las crisis multiplican el miedo de los ciudadanos, ahora afortunadamente no se trata del miedo al terrorismo, este miedo ahora ha pasado a capítulos más bajos y ha sido sustituido por el miedo a la seguridad económica que es un ingrediente activo a la vida pública de nuestros países: el miedo a perder el empleo, a quedarse sin seguro de desempleo o el miedo a perder el control de las rutinas de nuestra vida cotidiana por la expansión de la crisis.

Impactos en la familia española
En las familias, el impacto socio económico causado por la crisis también es muy diverso y de destacada índole. En este sentido, los efectos sobre el panorama laboral, la renta, el endeudamiento familiar, el acceso a la vivienda, las decisiones de emprendimiento y las decisiones vitales, son algunas de las variables más significativas que pueden afectar negativamente al grupo familiar. Sin embargo, los más damnificados son los inmigrantes y las familias de personas con discapacidad.

En cuanto a los efectos en el empleo, ha destacado el 21,8% de las familias (3.700.000 hogares) está afectada por el desempleo (tiene a uno o más miembros de la unidad familiar en paro). En el 10% de las familias (1.800.000 hogares), la persona desempleada es el “cabeza de familia” y, de ellas, en 250.000 familias que cuentan con el “cabeza de familia” en paro ningún otro miembro de la unidad familiar recibe ingreso alguno.

En cuanto al impacto socioeconómico sobre las familias, la situación de la crisis económica genera una configuración de valores en las personas. En este sentido, destaca la importancia del impacto de la crisis en los valores éticos (justicia, solidaridad, pasividad…), al mismo tiempo es necesaria la formación y educación para configurar y mantener una escala de valores.

La situación que estamos viviendo es bastante clara y pasa por un proceso de cambio muy rápido en los valores, por lo que, desde el punto de vista educativo, hay que promover los valores en los jóvenes. Asimismo, también es importante la conciliación familiar como un valor básico para afrontar la crisis.

Noticias relacionadas

Energía concederá ayudas de 100 millones para eficiencia energética en hostelería, industria y comercio

Más de 900 empresas han salido ya de Cataluña desde el 2 de octubre, 112 este miércoles

Una empresa sale cada 19 minutos

¿Por qué las calderas Ferroli de condensación están en el escaparate de todas las empresas gasistas?

Las más pequeñas y fáciles de utilizar

Guindos atribuye a Cataluña cinco décimas de desaceleración del PIB

Asegura que se puede revertir

El Gobierno baja al 2,3% su previsión de alza del PIB en 2018

Eleva al 2,3% el déficit por Cataluña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris