Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
15º ANIVERSARIO
Fundado en noviembre de 2003
Opinión
Etiquetas:   La tronera  

Caza de piquetes

Jesús Salamanca
Jesús  Salamanca
miércoles, 29 de septiembre de 2010, 06:56 h (CET)
Cada día está más cerca una huelga contra los sindicatos obreros, conocidos como Sindicalismo Vertical Unificado. Han conseguido hartar hasta al apuntador. El ciudadano, sea trabajador, parado o jubilado, no tiene por qué aguantar las impertinencias y el coste de los liberados sindicales de las llamadas centrales ‘lecheras’; sí, lecheras, porque maman de la ubre del Estado, malgastan los fondos públicos y traicionan al mundo de la empresa. El fracaso de la huelga será el punto de inflexión para pedirles cuentas: su reconversión, la expulsión del ‘tocho’ y el ‘osete’, su vuelta al puesto de trabajo y el fin de los liberados sindicatos; este último punto es de máxima urgencia.

El 29 de septiembre los piquetes sentirán en el cogote el control exhaustivo por parte de grupos ciudadanos que han empezado a organizarse para salir “a la caza del piquete”. No se atreverán a enfrentarse a quienes decidan acudir a su puesto de trabajo. Por primera vez en la historia de la democracia española se va a plantar cara a los piquetes, llamando a las cosas por su nombre, con la intención de poner de rodillas el fraudulento modelo sindical clasista.

Sin duda, es el momento de plegar a estos sindicatos adocenados y apesebrados, antes de que ellos aprendan a reaccionar. La calle nos le va a pasar ni una más. Madrid debe ser el tubo de ensayo para exigir que se abra la Constitución y se dé por finiquitado este modelo de sindicalismo obsoleto, panzón, aletargado, vicioso y con olor a naftalina. La ciudadanía debe dar un escarmiento duradero al ‘burdel’ sindical.

Noticias relacionadas

Chomsky y el sueño americano

Chomsky es uno de los grandes filósofos en activo con análisis muy precisos sobre la realidad económica y social

La sombra de la corrupción

Todos sabemos que muchos interinos entraron de forma digital y llevan años trabajando en la administración

Políticos sin ética

Ética sin virtud es un cero a la izquierda

Afecciones del alma

La partitocracia se ha revelado como un problema para la democrática convivencia

Bienvenidas las iniciativas globales

Somos hijos del tiempo, pero también de la acción conjunta. ¡Aprendamos a organizarnos!
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris