Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   La Bombonera   -   Sección:  

Dépor: ¡Quién te ha visto y quién te ve!

Manuel Monfort
Manuel Monfort
miércoles, 29 de septiembre de 2010, 07:11 h (CET)
Sólo han pasado cinco jornadas de Liga, pero sorprende ver la clasificación y encontrar al Deportivo de La Coruña hundido en la penúltima posición. ¡Ay, qué lejos han quedado los gloriosos tiempos del Súper Dépor! La samba de Bebeto, la calidad de Fran, la autoridad de Mauro Silva, la elegancia de Djukic, los paradones de Songo´o, la magia de Djalminha…Sólo estoy nombrando algunos de los destellos de una gran época que da la impresión que se queda muy lejana en el horizonte. Es, de hecho, como si estuviésemos hablando de recuerdos futbolísticos de hace mil años.

Pero no. No hace tanto de eso. No en vano, en Riazor aún recuerdan cuando opositaron firmemente contra los grandes de Europa. En la megafonía aún resuena el eco de aquella gran remontada al Milan, las semifinales de aquella Champions contra el Oporto o las grandes hazañas a nivel nacional. Véase el Centenariazo en el Bernabéu, aquella Liga ganada de la mano de Irureta, que junto a “O Bruixo” Arsenio Iglesias, fue el gran propulsor del gran Deportivo.

Entonces, que ha pasado en los últimos años para que un equipo que tocó el cielo esté ahora sumido en los atolladeros del infierno. Un razonamiento lógico puede ser la crisis económica trasladada al fútbol y más teniendo en cuenta que muchos han sido los clubes afectados por la recesión en materia de números. Sin embargo, veo razones más puramente de mala gestión, ya que no se ha sabido hacer frente a un endeudamiento progresivo, como tampoco se ha interpretado bien un crecimiento demasiado violento.

Hay que recordar que a principios de la década de los 90, el Dépor estaba en Segunda, subió a Primera, se salvó a duras penas y luego llegó el mencionado subidón de éxitos. De modesto pasó a grande y parecía estar destinado a ese papel eternamente pero, finalmente, el sueño tocó a su fin. El despertar no ha sido fácil, ya que una vez pruebas el dulce no sienta bien que te lo quiten de la boca.

Lendoiro ha sido, sin lugar a dudas, uno de los grandes propulsores de este gran Dépor, en su haber figuran grandes hazañas, aunque su pecado principal ha sido no saber llevar este crecimiento a un ritmo mucho más controlado. Ha querido correr tanto que al final ya se sabe el dicho de que “quien mucho corre, pronto para”. No es que la duración haya sido corta, más bien lo contrario, aunque es evidente que de haber llevado un ascenso más sostenible estaríamos hablando ahora de otra cosa. Entre otras cosas, es probable que ahora no estuviera ocupando la posición que ahora ocupa y el próximo partido lo tiene en el Bernabéu. Un panorama, cuanto menos, complicado.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris