Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Contorsión de las palabras de Obama

Ruth Marcus
Ruth Marcus
martes, 28 de septiembre de 2010, 06:58 h (CET)
WASHINGTON - La derecha está que trina - literalmente twitea, en algunos casos - con los comentarios del Presidente Obama a Bob Woodward apuntando que Estados Unidos "puede absorber un ataque terrorista". Esta observación irrecusable -- ¿sería mejor que el presidente hubiera dicho que el país se derrumbará ante otro ataque terrorista? -- es adoptada como prueba de que Obama es indiferente ante la perspectiva de vidas estadounidenses perdidas, y falto de rigor en la puesta en práctica de la guerra contra el terror. La reacción dice más de los críticos de Obama y de su disposición a dar la lectura que quieran a las declaraciones del presidente de lo que dice de la visión del mundo que tiene Obama.

"No creo que eso sea lo más escandaloso que ha visto la luz de este libro", decía a Fox News el ex embajador ante las Naciones Unidas John Bolton. "Cómo puede decir un presidente estadounidense algo así, como si fuera un observador ajeno y no le importara que mueran estadounidenses. Creo que la gente está preocupada por sus cualificaciones para ser jefe del ejecutivo desde hace mucho, y eso va a contribuir a evidenciarlo".

Marc Thiessen, del American Enterprise Institute, se sumaba a la polémica, llamando a la cita "una muestra impactante del pensamiento de Obama en lo que se refiere a la amenaza terrorista" y "palabras sorprendentemente complacientes del caballero responsable de detener un ataque terrorista así... En la práctica está diciendo: es inevitable un ataque, haremos lo mejor que podamos para evitarlo, pero si volvemos a ser alcanzados -- incluso a la escala del 11 de Septiembre -- realmente no es para tanto".

Repasemos lo que Obama es citado diciendo realmente. El libro de Woodward no ha visto la luz aún, pero la versión del Washington Post del texto y el contexto en el que se utiliza el comentario, dice "retrata a Obama y la Casa Blanca bombardeados por advertencias de la amenaza de ataques terroristas en suelo estadounidense y confrontados por la dificultad de evitarlos".

No es en absoluto la imagen de una Casa Blanca irresponsable ni tolerante con la amenaza terrorista. Pero luego están las propias palabras del presidente, que los críticos parecen decididos a ignorar. Lo que Obama dijo realmente a Woodward, y la cursiva la pongo yo, es "Podemos absorber un ataque terrorista. Haremos todo lo que podamos para evitarlo, pero incluso un 11 de Septiembre, incluso el mayor atentado... lo absorbimos y somos más fuertes".

¿Cómo se traduce esto con exactitud en ser indiferente a que mueran estadounidenses y restar importancia a un ataque terrorista como algo que no es para tanto? Ponga las mismas palabras en boca de George W. Bush - que el país absorbió el shock del 11 de Septiembre y se hizo más fuerte -- y esta misma gente estaría entusiasmada. Y hablando de entusiasmar, ¿cuál es la declaración presidencial más responsable: que el país tiene la fortaleza de soportar otro atentado terrorista, o la burla de invitación "que vengan" que ofrecía Bush?

Si Obama, como afirma Thiessen, es "sorprendentemente complaciente"con el panorama de un atentado, ¿qué decir de Dick Cheney, que dijo que la cuestión de otro atentado terrorista "no es cuestión de si lo habrá, sino de cuándo"?

O piense en este funcionario "sorprendentemente complaciente": "Habrá otro atentado terrorista. No vamos a poder pararlo. Es algo con lo que tenemos que convivir". Eso decía el director del FBI Robert Mueller -- en 2002.

La obra más reciente de Woodward, que detalla el deseo de Obama por purgar de efectivos estadounidenses Afganistán tan rápido como sea posible, puede terminar mostrando una imagen poco halagüeña del presidente -- poco halagüeña, al menos, para aquellos que creen que la seguridad nacional puede exigir más tiempo y recursos de los que el presidente parece dispuesto a aportar.

Es una cuestión de debate justa. Retorcer las palabras de Obama hablando de un atentado terrorista no.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris