Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Milliband gana a Milliband

Isaac Bigio
Isaac Bigio
martes, 28 de septiembre de 2010, 06:50 h (CET)
Un de las características que tiene todo reino es que puede poner a hermanos en la misma lucha por el poder. En el caso de Inglaterra la disputa de dos hermanas selló el destino de esta nación. María I quiso que Inglaterra se retractara del giro que le dio su padre Enrique VIII contra el Papa y que este país retorne al catolicismo y haga una alianza con el imperio de su marido Felipe II de España.

Sin embargo, a la muerte de ésta, su media hermana que mantuvo presa, Elizabeth I es coronada y luego ella perseguirá a los católicos, derrotará a la armada española que le quiso invadir y hará que Inglaterra se convierta en la mayor potencia protestante y también ultramarina de la historia.

Hoy el Reino Unido acaba de contemplar el fin de una disputa entre dos hermanos. Estos no se han peleado por la jefatura del Estado o del gobierno, sino por la del partido que hoy lidera la oposición y que ansía retornar pronto al poder.

Ed y David Milliband fueron los protagonistas finales del duelo por encabezar al laborismo, quien este sábado 25 culminó una de sus más prolongadas y reñidas elecciones internas.

Cuando Gordon Brown se posesionó como primer ministro en el 2007 hizo que éstos fueran los primeros hermanos en estar juntos en un gabinete británico desde hacía 7 décadas.

Los Milliband no tienen nada de sangre azul inglesa anglicana. Más bien son los únicos vástagos de dos padres plebeyos y rojos de origen judío polaco. El papá Ralph fue siempre un connotado ideólogo marxista quien llegó escapando de Bélgica y con papeles falsos a Inglaterra en 1940.

David, quien nació en 1965, no solo que es el hermano mayor sino que era el mayor favorito para ganar las internas del laborismo. Él había sido el secretario de relaciones exteriores de Blair y luego de Brown. Era la persona que los blairistas hubiesen querido poner para contener a Brown y evitar que el partido se distancie mucho del centrismo del “Nuevo Laborismo”.

Ed, nacido en 1969, ganó las internas solo en la cuarta y última ronda, tras que en las 3 primeras le venciese quien le lleva 4 años de diferencia. El principal apoyo que tuvo Ed fueron los sindicatos y de los sectores que quieren acabar con el “nuevo laborismo” y que quieren que el partido de la rosa roja vuelva a acercarse a sus bases laborales.

Noticias relacionadas

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos

Inés Arrimadas, la chica del 17

Perfiles
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris