Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Huelga contra la banca, la iglesia y los políticos

Antonio Cánaves (Palma)
Redacción
lunes, 27 de septiembre de 2010, 11:48 h (CET)
El ciudadano, siempre ha tenido en su mano, el poder para cambiar el mundo, pero le ha faltado imaginación y valor para ponerlo en práctica.

Uno de los errores más comunes, es pensar, que unas reivindicaciones, por el hecho de desearlas, la van a conceder Y así, lo inútil de esta huelga, que la poca presión que puede ejercer contra el gobierno, es contrarestada por unos servicios mínimos, que no se deberían respetar, como no se han respetado los derechos de los trabajadores.

En esencia, si demandas algo al poder. Búscate un socio poderoso que lo pida por ti. A fin, de que no se la puedan denegar.

Tú, como ciudadano, al rico le importas en la medida de tu nivel de ahorro y tu nivel de consumo. Solo se trata de atacar el punto flaco de los poderosos, aquello que les da miedo que pueda ocurrir.

Tomemos el caso del banquero: tomará parte por tu causa, cuando peligre tu inversión en su banco o caja de ahorro. La determinación del ciudadano al banquero seria la siguiente: “Mire, hasta el día de hoy, he tenido mis ahorros en su entidad financiera, y gracias a ello, ustedes han podido especular y lucrarse. Ahora necesito que hablen con tal político, para que retiren la reforma laboral. Hasta que no convenzan ustedes a los políticos, sacare mi dinero del banco, y lo meteré debajo de un ladrillo. Cuando solucionen este problema, volveré a ingresar mi dinero”.

Si lo hacen todos los huelguistas… los teléfonos de importantes despachos no van a dejar de sonar, ante el temor de hacer saltar la banca por falta de liquidez..

Se dice que una mosca no puede nada contra una mula, pero miles de moscas, si pueden.

No importa la cantidad de dinero ahorrado, dejar solo ingresado el dinero para pagar la luz y otros servicios esenciales.

Igual ocurre con la iglesia: Si los huelguistas acuden en masa, al obispado, solicitando la presencia del obispo o su delegado, y le dicen: “Mire, como vemos que no les preocupa el deterioro laboral de sus feligreses, y no excomulgan a todos los que han aprobado la reforma laboral. Nos vamos a dar de baja de esta iglesia, que permite que unos cristianos se hagan ricos a costa de otros cristianos.

El lema de las pancartas de la huelga “No votemos mas, cualquier ama de casa llevaría el país mejor que los políticos, democracia participativa”.

Toda utopia tiene un principio, hasta que se convierte en realidad. Ya se ha dicho “si no cambias tu no cambia nada”. Perdamos el miedo a los ricos y recobremos nuestra dignidad y capacidad de decisión como ciudadanos.
Un obrero de iglesia pobre.

Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris