Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

La mascarada del PSOE

Mario López
Mario López
lunes, 27 de septiembre de 2010, 06:39 h (CET)
Reflexioné después de comer, que es cuando estas cosas se deben hacer, a cuenta de la pintoresca deriva que ha tomado últimamente nuestro presidente Zapatero y el PSOE en su conjunto. Si en algo nos ha unido a todos los ciudadanos españoles, autóctonos, residenciales o transeúntes, es en la perplejidad.

Perplejos estamos con esa voracidad que nuestro gobierno manifiesta por el rendimiento del trabajo de las personas físicas y el escaso apetito que le despiertan los desorbitados e injustificables patrimonios de los ociosos subvencionados que deberían ser objetivo prioritario del afán recaudatorio de un gobierno que pretende pasar por socialista; si no dígame usted a cuento de qué viene premiar a la duquesa de Alba con sumas multimillonarias por el discutible mérito de poseer cientos de miles de hectáreas adquiridas a través de procedimientos aún más discutibles, y que jamás se ha ganado ni ganará con el sudor de su frente y sí mantiene a costa del sudor ajeno.

Perplejos nos mantenemos ante el tabernario espectáculo que, una vez más, nos ofrece el PSM y sus melifluos y almibarados candidatos de cartón piedra. El PSOE es un partido que, en su reaparición posfranquista, compuso su dirección a plena satisfacción del dictador, en el enigmático claustro de Suresnes; y eso se nota un disparte. Uno no sabe a qué atenerse. La ciudadanía no encuentra una salida por la izquierda al caos liberal que nos aflige; simplemente porque tal cosa ha sido borrada de la faz de la tierra, si es que alguna vez existió. Tan solo una hecatombe bíblica podría restituir en el liderazgo obrero a una izquierda genuina, a imagen y semejanza de lo que otrora fue, capaz de establecer un orden mundial justo y solidario.

El PSOE ha pasado de un socialismo falsario y de salón a un grotesco remedo del aforismo marxista: "Estos son mis principios. Si a usted no le gustan, tengo otros". Zapatero debería también hacer propia la famosa reflexión de Marx: "Jamás aceptaría pertenecer a un partido de izquierdas que me admitiera como militante".

En cualquier caso, y en lo tocante a la política, los ciudadanos de izquierdas también somos, como Zapatero, marxistas; pero de Carlos, más que de Groucho (por mucho que uno pueda simpatizar con ese talentoso cómico que aseguró que la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados, anticipando en varias décadas el hacer político de ZP). Los miembros del gobierno municipal del llorado alcalde Enrique Tierno Galván, los famosos hacedores del adefesio madrileño-socialista, señores Leguina, Barrionuevo y Barranco, apoyan a Tomás Gómez, cosa que descalifica definitivamente y para siempre al pretendido candidato de las bases.

El aparato de Ferraz apoya a Trinidad Jiménez, cosa que también priva a la ministra andaluza de toda prosapia para aspirar a ser la candidata madrileña de una izquierda verdadera. Los españoles, y muy especialmente los madrileños, estamos condenados sin remisión posible a ser gobernados por los patricios liberales, per secula seculorum, sean estos provenientes de Ferraz o de Génova. Insisto, sólo una auténtica debacle de proporciones telúricas podría devolvernos la esperanza a los que aún pensamos en rojo. Y, como dijera el gran Hipócrates: "La vida es breve, el Arte largo, la ocasión fugaz, el experimento peligroso, el juicio difícil". Y, para finalizar mi reflexión, un último recuerdo a Groucho: "¿Por qué y cómo ha llegado usted a tener veinte hijos en su matrimonio? - Amo a mi marido. - A mí también me gusta mucho mi puro, pero de vez en cuando me lo saco de la boca".

Noticias relacionadas

¡Qué escándalo! ¡Qué escándalo!

“Una nación no se pierde porque unos la ataquen, sino porque quienes la aman no la defienden” Blas de Lezo y Olavarrieta. Almirante español (1689-1741)

García Albiol, el sheriff de Badaolna

Perfiles

Los políticos catalanes optan por enfrentarse a la Justicia

El todo vale, el no me da la gana o el me rebelo contra la autoridad española, se han convertido en el leitmotiv del separatismo catalán. El anarquismo se impone

Críticas a refranes (I)

El objetivo de este artículo de opinión es efectuar una crítica a determinados refranes

Hedonismo de Epicuro

El epicureísmo es una escuela filosófica helenística
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris