Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Motor

Etiquetas:   FÓRMULA 1 / GP SINGAPUR. CARRERA   -   Sección:   Motor

Alonso aprieta el Mundial con su victoria en Singapur

El asturiano avanza hasta la segunda plaza. Hamilton sufre un nuevo abandono
Redacción
domingo, 26 de septiembre de 2010, 13:55 h (CET)
Segundo triunfo consecutivo de un Fernando Alonso que se mantiene en la puja por el campeonato. Tras una lucha feroz con Vettel durante todo el GP, el bicampeón español supo mantener la calma para conquistar uno de sus circuitos talismán

Roberto Carrera / SIGLO XXI


Fernando Alonso celebra la victoria en Singapur (© Reuters)


>>> Clasificaciones del Mundial

>>> Declaraciones

La noche más iluminada del planeta fue testigo de una batalla sin tregua entre dos de los pilotos que prometen repartirse victorias en los próximos años. El F10 de Alonso sufrió hasta el último giro para resistir la presión de un Vettel que, ahora sí, supo encontrar el balance acertado entre genio y paciencia.

El abandono de Hamilton y la tercera plaza de Mark Webber vuelven a comprimir la clasificación en un Mundial histórico. El australiano se mantiene como líder, pero la diferencia entre los favoritos augura un final de campeonato eléctrico. Cualquier apuesta ha perdido sentido y serán los detalles los que, a partir de ahora, proclamen la supremacía de uno de los ‘cinco magníficos’.

Singapur volvió a ofrecer todas sus bondades y miserias. La espectacularidad de un circuito único mitigó la dificultad por adelantar entre sus estrechas calles. La doble presencia del coche de seguridad ralentizó un Gran Premio que rozó las dos horas del límite permitido. Ciento veinte minutos de presión desde la primera curva.

Webber lo intenta
A pesar de la rumorología meteorológica, los cielos aparecieron despejados en el trazado asiático. Carrera en seco que no evitó los problemas con el agua en el monoplaza de Alguersuari. Fuga de líquido en su Toro Rosso y salida desde pit-lane que arruinaba su brillante clasificación.

Con el semáforo apagado, el F10 volvió a repetir problemas de antaño con una salida complicada que a punto estuvo de costarle el puesto a Fernando. Vettel metió morro pero el asturiano le cerró la puerta para desplazar a los boxes la pugna por la victoria final.

Con el primer coche de seguridad, Mark Webber fue el único de los de arriba en probar fortuna con una estrategia diferente. Paso por el garaje en la vuelta número 3 que a la postre le permitió pisar el cajón en la entrega de premios. Alonso recibió el mensaje y, a vuelta rápida por giro, aumentó rápidamente la distancia con el australiano.

Viejo Oeste sobre ruedas
El cara a cara entre Vettel y Alonso, dos de los pilotos más habilidosos del Circo, dejaba al dúo de arriba en otra carrera distinta. La noche de Singapur había elegido sus favoritos, y una vez más, el paso por boxes ganaba máximo protagonismo. Las gomas blandas aguantaron media carrera, hasta que en el giro número 30 los mecánicos de Red Bull y Ferrari desenfundaron pistolas.

De nuevo un cambio de neumáticos rapidísimo, casi imposible. Como si las ruedas mismas se abrazaran al monoplaza para apurar los tiempos hasta el límite. No se esperaban errores, y estos no llegaron. Sería el asfalto el juez último de un enfrentamiento sin respiro.

El safety amarga a Lewis
Cuando más apretaba Sebastian Vettel, Kobayashi decidió alegrar a los espectadores de tribuna empotrando su Sauber en pleno túnel. A Senna le agradó la idea y acompañó al japonés, obligando a la salida de un coche de seguridad de consecuencias inesperadas.

A Lewis le gusta competir, es uno de los mejores con el volante, pero la agresividad desenfrenada se paga cara en un deporte tan preciso. El británico intentó aprovechar, con el safety car fuera de pista, los problemas de Webber con un doblado. Le ganó la posición fácilmente pero se olvidó de proporcionar ese hueco necesario en la curva siguiente. Toque inevitable y segundo abandono consecutivo.

Por delante, Vettel apretaba los tornillos de su RB6 y se acercaba a Alonso. Cuánto debió extrañar el alemán esa pole de ayer. El ritmo del monoplaza austríaco parecía mejor con gomas duras, pero en un circuito como Singapur, el adelantamiento está en peligro de extinción.

Especialmente complejo es adelantar al asturiano, que entre el espectacular humo del coche en llamas de Kovalainen, consiguió esta victoria para ascender a la segunda plaza de un campeonato que a pasado de quimera a realidad en tan sólo un par de carreras. Sólo restan cuatro capítulos a esta magnífica historia. La emoción vuela ahora rumbo a Japón iniciando los horarios matutinos para el espectador europeo. Visto lo visto, el esfuerzo será más que recompensado.

Noticias relacionadas

Hamilton (Mercedes) gana con autoridad en Austin y acaricia el Mundial

No ha podido cerrar su cuarto título porque Vettel ha subido al podio

Fernando Alonso: "No me lo podía creer"

"Muy contento a nivel personal"

Pedrosa: "No he podido mejorar la situación de ninguna manera"

Pedrosa: "Debemos intentar salir bien y mantener el ritmo del grupo"

Difícil sesión cronometrada

Marc Márquez, Pasini y Martín se reparten las poles en Phillip Island

Pole número 44 del catalán en máxima competición
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris