Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Inquisiciones   -   Sección:   Opinión

Federales y confederados

Fernando Rey

domingo, 9 de enero de 2005, 00:39 h (CET)
PUES ya est , gracias a Ibarreche y su plan, en Espaa hay federales y hay confederados como l y sus secuaces. Yo soy federalista. La palabra 'federal' procede de la latina 'foedus', que significa 'alianza' o 'pacto' entre varias personas pero de un modo distinto a un contrato. En efecto, una relacin federal es la creada por un grupo de personas que se ponen de acuerdo para formar un nuevo cuerpo, fundado en la buena fe de sus integrantes y sin perder sus respectivas identidades, la 'libertad federal' (de hecho, el Estado federal a veces ha sido comparado, por ejemplo por Lincoln, a un matrimonio), mientras que un contrato se caracteriza por el cumplimiento estricto por las partes de sus respectivas obligaciones. Creo, por ello, en una Espaa fuertemente unida, federalmente cosida, m s 'una' cuanto ms 'plural'. Esto es posible. Estados Unidos es un peque o continente en s mismo, diverso en extremo y sin embargo no habr Estado que albergue mayor patriotismo (demasiado para mi gusto, por cierto). Ibarreche, Carod y los suyos no son federales, son confederados. Se ven como un pueblo soberano sin Estado y el famoso plan no es ms que su proyecto 'constituyente' de Estado nuevo, distinto del espa ol.

En Estados Unidos los planteamientos confederados motivaron en su da (1861-1865) una guerra que debe verse como 'civil' si uno es 'federal' o 'entre Estados' si uno es confederado. Esta guerra de secesi n (hoy la palabra sinnima que se utilizar a sera la de autodeterminaci n) vino precedida de planteamientos tericos (destacadamente de la tesis de John C. Calhoun del derecho de secesi n como un derecho constitucional) y prcticos, sobre todo de dos: la aprobaci n de la secesin (perfecta, completa y perpetua) de este Estado respecto de la Uni n (ms tarde imitada por otros) el 20 de diciembre de 1860 por unanimidad del Congreso de Carolina del Sur (un antecedente de la aprobaci n del Plan Ibarreche por el Parlamento vasco) y la aprobacin de una Constituci n de la Confederacin de Estados Sudistas el 11 de marzo de 1861.

El Presidente era Jefferson Davis, quien sol a hablar de cmo los esclavos negros elevaban su condici n moral y social gracias a la atencin benefactora de la raza superior blanca (pese a lo cual, como hizo notar Abraham Lincoln, era de extra ar que ningn blanco quisiera aprovecharse de esas mejoras haci ndose esclavo ). No sorprende que tambin algunos confederados de ahora (se acuerdan de Arzallus o del mismo Ibarreche cuando habla de lo antigua que es la cultura vasca?) hablen de razas superiores e inferiores

Me gustar a recordar a los confederados que, en el caso de que se admitiera la posibilidad de la famosa consulta sobre la autodeterminacin, un contrato adoptado por unanimidad no puede romperse m s que por el consentimiento de todos, as que todos los espa oles deberamos ser llamados a las urnas y no solo ellos. Las tesis confederadas provocaron una guerra civil en Estados Unidos. Aqu ya la tuvimos, por otras razones, pero aunque no hay motivo para esperar un desenlace tan trgico, s , al menos, hay que conceder todo su peso y vigencia tambin entre nosotros a la severa advertencia de Lincoln anterior a la guerra: Una casa dividida contra ella misma no se podr mantener.

Noticias relacionadas

Qué explicaría la visita de Xi Jinping a Panamá

Panamá no constituye ejemplo de gran o mediana potencia

¿A quién voto en las próximas elecciones andaluzas?

Los socialistas han gobernado en Andalucía desde 1982 sin interrupción y no hemos salido del vagón de cola

Macron y Mohammed 6 en tren de alta velocidad

Mientras otros países del Magreb se resisten a la modernidad, Marruecos se suma a la carrera espacial y viaja en trenes de alta velocidad

¿Hacia un Brexit traumático?

La irrupción de fuerzas centrífugas consiguió la victoria inesperada

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris