Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Artículo opinión   -   Sección:   Opinión

Los artistas y la huelga general

Ángel Ruíz
Ángel Ruiz Cediel
@angelruizcediel
domingo, 26 de septiembre de 2010, 07:54 h (CET)
Entre las noticias de estos días que se refieren a la próxima huelga general del día 29, muchos medios descuellan las proclamas provenientes de un exiguo colectivo al que, no obstante esto, han nombrado como “artistas”, pero que mejor hubiera sido nombrar como “los de la ceja”. Personas que, naturalmente, pueden y deben decir lo que les plazca y apoyar a quien les venga en gana, pero que, precisamente por eso, porque han tomado partido, su opinión no es sino un eco del poder al que sirven y limosnean, sin otro valor que ninguno. No tienen perspectiva porque se han posicionado para ver sólo unas cuantas cosas, las del adversario de quienes les sostienen con esas subvenciones truculentas a cargo del Erario o esos premios concedidos de regalo y sin mérito por hacer el juego a algunos facinerosos. Para poder opinar con libertad no se pude tener una cadena que sujete el alma, y ellos la llevan puesta. No valen ni tienen más valor sus edictos o proclamas, pues, que el que les quieran dar sus correligionarios. Para todos los demás, incluidos la inmensa mayoría de los verdaderos artistas de este país -que son los que no estamos en ese pesebre-, son impostores, agentes a sueldo del poder que quieren engañar al pueblo haciéndoles creer que los únicos artistas son ellos.

Entre todo este colectivo que a sí propio se llaman "artistas" hay algunas personas que admiraba –pretérito- y algunas otras por las que sentía cierta simpatía o tenía cierta esperanza de que fructificaran en algún futuro probable; pero de la inmensa mayoría de ellos no tengo ni la menor idea de por qué oscuras razones han conseguido la popularidad que tienen, pues, que no siendo resultado de sus propias capacidades (y ya las hay que están echando el cierre), manifiestamente vulgares, cortas y sin una gota de esencia que lo justifique, sólo puede achacársele su éxito a la promoción truculenta que algunos partidos de izquierda –como es sobradamente sabido- impusieron en el llamado mundillo de la cultura, cosa que en realidad es un burdo chiringuito al modo y manera franquista. Que alguno de ellos esté referido en los libros de Literatura escolares, pongo por caso, es algo que me subleva. ¿Si al menos supieran escribir!...

Puede ser que estos 300 –como los espartanos- hayan decidido promulgar una arenga a favor de las tesis de los verdaderos predadores de los derechos laborales y de los trabajadores en este país –el PSOE-, pero poco músculo hay y menos arte entre ellos para defender el paso ese paso de las Termópilas. Abjuro, primero que nada, de que se llamen "artistas" como si fueran un todo, cuando no son sino las exiguas criaturas de un pesebre que han vendido su alma por un plato de lentejas. Somos, por suerte, decenas de miles, tal vez algún millón que otro, los que conformamos el orbe de la Cultura en España, por más que la mayor parte de nosotros no nos valgamos del lametón que vale un premio literario o la felación al poder que vale la propia dignidad. Somos muchos, sí, y, por fortuna, no estamos encuadrados en esa voz unánime y borreguil que se autodefine –engañando miserablemente al público, como así ha hecho la mayoría con su propio talento, haciéndoles creer que eran buenos… “artistas” cuando están aún garabateando sus primeros palotes- con un término absoluto, fuera del cual no parece que haya cultura. Esta impostura no sólo es indigna de quienes dicen ser parte del orden de la Cultura, sino que es un atentado contra el resto de actores, artistas, escritores, directores de cine y teatro, poetas, músicos y cualesquiera otras ramas del Arte. Mienten, sencillamente, pero muy bellacamente. Es parte de la treta que expliqué en mi anterior artículo.

Coincido con ellos, sin embargo, en que la reforma laboral que ha implantado "su" Gobierno es un atentado flagrante contra la totalidad de los trabajadores actuales y futuros; pero niego rotundamente que se responsabilice de esto únicamente a una ley que, por lo que dicen, parece nacida por generación espontánea. Ha sido el PSOE, "su" PSOE, el que la ha perpetrado, el brazo político de la UGT, ese grupo de personajes de poco lustre que lleva confundiendo a España –y engañándola- desde que Pablo Iglesias lo fundara, resultando como consecuencia de sus actos el frecuente enfrentamiento entre españoles y sus sangrías correspondientes. Es al PSOE y su naturaleza, pues, al que hay que reprobar con la mayor vehemencia por ser la causa de buena parte de nuestros males, y, precisamente por ello, a quienes le sirven tan abnegadamente, ponen el culo y lo adoban y adoran, como son estos personajes de la ceja.

Y justamente porque algunos de ellos tienen alguna formación para leer y escribir cuatro letras, y aún porque otros –pocos- tienen capacidad de pensar y algún que otro conocimiento básico, debieran estar al tanto de que España no es ya la gran borregada a la que se puede seducir con mentiras tan manidas, que la Historia ya se pronunció sobre el pasado y que en sus páginas de esos tiempos vencidos no figuran buenos actos que puedan caer de la parte del PSOE, y muchos menos que sean demasiado encomiables. Sí se le puede achacar a este partido precisamente lo contrario: que nos enfrentó sangrientamente muchas veces, por ejemplo; que nos engañó este lobo con piel de oveja, sin ir más lejos (actos, actos, actos); pero sólo una buena cosa se puede encontrar como plausible en su tétrico bagaje: mantener en base a subvenciones y premios regalados con trampa a quienes, por su propio talento, pasarían mucha, pero mucha hambre.

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris