Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Contar por no callar   -   Sección:   Opinión

Una choni en el Parlamento

Rafa Esteve-Casanova
Rafa Esteve-Casanova
@rafaesteve
domingo, 26 de septiembre de 2010, 06:33 h (CET)
Tele 5, la cadena de Berlusconi en España, lleva camino de convertirse en un criadero de especimenes raros de la subespecie más “friki” que pueda encontrarse en el mercado televisivo. Un vistazo a la parrilla de su programación es una buena muestra del alto calado intelectual que se gastan en aquella casa, por un lado llevan tiempo con un programa en el que bajo la excusa de tratar de emparejar a diversos jóvenes de ambos sexos nos presentan a diario un variado catalogo de aquello que nuestras abnegadas madres nunca hubieran querido que fuéramos, no contentos con ello y ahondando más en mostrar a toda España una parte de la España más profunda este verano pusieron en antena un programa semanal al que pomposamente llamaron “Las joyas de la Corona” y ciertamente la mayoría de los jóvenes que pasaban su tiempo en un palacete convertido en plató televisivo eran unas verdaderas “joyas” a las que la inefable Carmen Lomana, una mujer que se cree una verdadera dama pero que a poco que se rasque muestra su verdadero lado hortera, intentaba educar en aquella asignatura que en mi infancia se denominaba “Urbanidad”, con ella un equipo de relamidos profesores intentaba que los alumnos dejaran de decir tacos, conocieran a los genios mundiales de la pintura, comieran con la boca cerrada y sin hablar con la boca llena y, especialmente, aprendieran a moverse con soltura por las exquisitas y elitistas tiendas de moda de Serrano en Madrid y a montar a caballo, actividades estas últimas seguramente totalmente habituales en el ambiente social del que procedían y al que han vuelto después de su paso por esta academia de las buenas formas. Seguro que a estas horas el dinero que ganaron por su asistencia al programa ya lo están gastando en medicamentos para superar el duro trauma que les habrá supuesto volver a la triste realidad de cada día.

Pero la palma de oro de la programación se la lleva ese programa que presenta Jorge Javier Vázquez, que ha encontrado vida, y buena por cierto, después de la desaparición del “Tomate” al alimón con ese fenómeno catódico que es la denominada “princesa del pueblo”, titulo usurpado por cierto a la desaparecida Lady Di. Cada tarde, a la hora de la siesta, se abre la caja de los truenos en uno de los platós de Tele5 y desde allí se ríe, se llora, se merienda, pero especialmente se insulta y se hace mofa y escarnio de aquellos que no comulgan con las ideas, si es que las tienen, del presentador y su co-presentadora. Cuando Ana Rosa Quintana, después de lustros, se deshizo de la presencia de Belén Esteban en su programa parecía que la de San Blas había acabado sus días en televisión, se le había terminado el chollo de seguir cobrando cada mes por contar las desavenencias con el torero padre de su hija y la esperaba un futuro alejado de los platós televisivos. Pero en el canal berlusconiano tienen mucha vista para los negocios, no importa la ética para lograr los objetivos deseados, y algún director de contenidos a la vista de las subidas de las curvas de audiencia cuando intervenía la Esteban decidió encajarla en “Sálvame” donde comenzó como sencilla colaboradora y ha terminado de co presentadora y reina del plató donde nadie se atreve a toserle, y pobre del que lo haga pues será condenado al fuego eterno y a las tinieblas del olvido sin volver a pisar el plató del programa a no ser para ser escarnecido por la jauría de colaboradores y el público asistente previamente dirigido por el regidor que otorga aplausos o silbidos según convenga al programa y a su reina.

Princesa del pueblo, nueva Evita Perón de la periferia madrileña seguramente porque Evita vino a ver a Franco y ella se encuentra en los platós con la nietísima del dictador, la Lady Di de San Blas, estos y más calificativos se han escuchado estos días para calificar a quien tanto ha rentabilizado haber sido pareja sentimental un día de Jesulín de Ubrique. Los ditirambos se han desbocado, la adoración a esta nueva “virgen de los descamisados” se ha disparado entre sus seguidores y en Tele 5 se frotan las manos ante la ascensión de la cuenta de resultados. La última estratagema empresarial de la cadena ha sido hacer un documental sobre la vida y milagros de Belén Esteban y hacer un preestreno al estilo de las grandes películas, alfombra roja incluida, en el cine Palafox de Madrid, nunca mejor elegido el cine cuyo nombre recuerda a un héroe de la guerra contra el francés, un Palafox para esta nueva Agustina de Aragón.

Para promocionar esta biografía cinematográfica de su estrella la cadena ha encargado una encuesta a la empresa SIGMA 2, encuesta realizada telefónicamente a 3.200 personas y que da como resultado que si la Esteban se presentara a las elecciones al Parlamento español conseguiría varios escaños por delante de fuerzas políticas como Izquierda Unida y los partidos nacionalistas. El partido “estebanista” se convertiría en la tercera fuerza política española y ya tendríamos una choni en el Parlamento. Menos mal, que de momento, todo esto es política ficción ya que la de San Blas no va a abandonar sus elevados estipendios económicos en Tele 5 para acudir cada día a trabajar al Parlamento. Pero el que estas cosas pasen es también culpa de algunos políticos que con sus actuaciones han desilusionado a la sociedad española, y más en estos tiempos de difícil coyuntura económica donde ni el Gobierno ni la oposición tienen a mano la receta adecuada para superar la mala racha.

El peligro está en que algún día pasemos de la ficción a la realidad y tengamos una choni en el Parlamento. Alienígenas de la política ya los hemos conocido, y fueron votados por sus seguidores y llevados en andas a los sillones políticos. Recuerden Marbella con Jesús Gil y sus seguidores que acabaron la mayoría con él al frente entre rejas, recuerden políticos que se venden por cuatro trajes y un chaleco para ver al Papa, otros que lo hacen por unos cuantos miles de euros, otros que crearon junto con la cúpula de la Guardia Civil un entramado para asesinar terroristas por aquello del “ojo por ojo” bíblico. Y más lejos recuerden la presencia de Cicciolina, aquella porno star italiana, en el Parlamento de su país, la intentona del payaso Coluche de entrar en la política francesa y no olviden que un mediocre actor de segunda fila como Ronald Reagan fue elegido presidente del país más poderoso del mundo. Todo puede pasar y más en este país donde, gracias a algunas televisiones, los valores que se promueven no son los del dialogo, la educación y la cultura que han sido sustituidos por la zafiedad, el insulto, la mentira y el denostar al contrario. En fin que algún día podemos tener una choni en el Parlamento donde si rascamos ya debe haber más de una y uno aunque sin la altitud de miras de Belén Esteban.

Noticias relacionadas

Crisis política catalana

Las medidas aprobadas irán al Senado y se verá lo que sucede

Dos peligros al acecho: elecciones y contagio prematuro

“La verdad se fortalece con la inspección y con el examen reposado; la falsedad se aprovecha de la prisa y de la indecisión” Tácito

A vueltas con nuestra democracia

Unas modestas reflexiones sobre el poder y las leyes

Quien deja de aprender no puede madurar espiritualmente

¿Por qué y para qué hago esto y lo otro?

¿Llama la muerte a la puerta?

La muerte es un problema que preocupa pero que no se le encuentra solución
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris