Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil
Etiquetas:   Y digo yo...   -   Sección:   Opinión

Otro a o mas

Jordi Martnez

domingo, 9 de enero de 2005, 00:39 h (CET)
Ahora que ya han terminado las vacaciones puedo decirlo por fin: estos das de Navidad me hartan y cada vez m s. Quizs es por la raz n de Deja Vu que tengo cada ao al revivir las mismas cosas a lo largo de todos estos d as. Afortunadamente, hace tiempo que me di cuenta que no estoy solo en mi lucha, habiendo encontrado a varias personas que comparten este sentimiento conmigo.

Y es que, si se fijan, la metodologa es cada a o la misma: Primero, los centros comerciales nos recuerdan que ya falta poco para que llegue el gran da, y qu mejor manera de celebrarlo que ir a comprar all los regalos, motivo por el cual se nos muestra parte de su stock. M s o menos al mismo tiempo, aterriza tambin en nuestras televisiones el esp ritu de la Lotera, personalizado en un tipo calvo vestido de negro, y el cual nos hace creer que a todos nos tocar el Gordo.

Luego llegan las ya clsicas cenas, tanto las de empresa como las familiares, a las cuales nos vemos obligados a ir a o s a o tambin nos guste o no. En mi caso tengo la suerte, al menos en este sentido, de tener al grueso de la familia repartida por una buena parte de la geograf a de Espaa y la cena familiar se limita a cenar en casa con tres parientes y el perro, el cual tiene la ventaja de que tiene un plato aparte fuera de la mesa.

Tambi n tenemos el asunto referido a los regalos. Quitando los juguetes para los ms peque os de la casa, no podemos olvidar los grandes clsicos de hoy y de siempre como el juego de corbatas, el de calcetines o el su ter que la abuela ha venido haciendo durante todo el ao y el cual has de ponerte para no quedar mal. A todos estos hay que sumarles las ltimas novedades en electrnica, como el ltimo modelo de telfono m vil, que menos hacerte la cena y bajar al perro, te hace casi de todo, o la conexin a cualquier plataforma digital, el cual te promete quinientos canales tem ticos por slo un euro al d a.

Naturalmente, otra de las tradiciones indisolubles de estas fechas es la de comerse las uvas mientras vemos al bueno de Ramn Garc a dando las explicaciones ao tras a o sobre los cuartos, los quintos y dems. Cu ntos das nos habremos pasado discutiendo con el resto de la familia sobre qu tipo de uvas nos comeramos durante el cambio de a o. Cuntos d as discutiendo sobre si saldramos a las ventanas y balcones de todo el pa s para decir en voz en grito la famosa rima que ya no podremos volver a decir hasta dentro de veinte aos en cuanto el presentador dijese lo de Feliz 2005!!!

ᓔߙ qu decir del Mensaje del Rey? Otro cl sico entre los clsicos navide os. Los hay quienes tienen la teora de que el mensaje se grab hace ya aos y que siempre pasan el mismo, cambiando tres o cuatro cosas para dar el pego. En este caso se da un caso bastante curioso, y es que este programa es l der de audiencia en todas las emisoras estatales tanto privadas como pblicas.

Y todo esto y ms en apenas un par de semanas, con lo cual no me extra a que haya ms de una depresi n a lo largo de estos das, la cual se agranda todav a ms con la famosa cuesta de eneroᓔ. De lo que no estoy demasiado seguro es si cuesta tanto por el dinero gastado o bien por el sobrepeso que hemos conseguido despus de la m s de media docena de comidas y cenas a las cuales nos hemos obligado a ir desde mediados de diciembre.

En fin, siempre me queda el consuelo de saber que el grupo al que pertenezco es cada vez ms numeroso. Desde aqu realizo un llamamiento a todas aquellas personas que, como yo, seran un poco m s felices sise pasara directamente del 20 de diciembre al 10 de enero. Si alguien quiere unirse a este club anti-Navidad, slo tiene que escribirme y le ser remitido en la mayor brevedad posible el correspondiente carnet de socio. Por el momento ya he encontrado a varias personas dispuestas a darse de alta.

Noticias relacionadas

Interior del Ministro de Interior

​Desayuno de Europa Press con el ministro de Interior Grande-Marlaska en el hotel Hesperia de Madrid. Llegué con adelanto y atendí el WhatsApp: “¡Vaya espectáculo!.

El acto del reconocimiento de gobiernos

Las principales doctrinas sobre reconocimiento de gobiernos

Alcoa y el abandono de Asturias

El presente y el futuro industrial y económico de Asturias están en el aire

Hacia la caverna

El oscurantismo sigue siendo demasiado moderno

Equidistancia

Entender la vida como una confrontación permanente es algo terrible. Supone enfrentarse a cada una de las facetas de la realidad con un pensamiento dicotómico
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris