Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   Baloncesto / Supercopa ACB   -   Sección:   Baloncesto

El Regal Barça aplasta al Real Madrid (89-55)

Intolerable actitud de los de Ettore Messina
Redacción/EP
viernes, 24 de septiembre de 2010, 21:35 h (CET)
El equipo barcelonista se clasificó para la final de la Supercopa, en la que se verá las caras con el Power Electronics Valencia, tras arrollar a un indolente Real Madrid. Los de Xavi Pascual estuvieron impecables en defensa y letales desde el tiro exterior, en el que no notaron el alejamiento de la línea a 6,75. El Real Madrid completó un partido indigno que puede suponer una pesada losa en futuros enfrentamientos con los catalanes

FICHA TÉCNICA
Regal Barça: Sada (7), Navarro (6), Mickeal (13), Morris (16), Ndong (1) – quinteto inicial – Basile (1), Rubio (13), Lakovic (8), Perovic (2), Vázquez (9), Lorbek (7) y Grimau (6)
Real Madrid: Prigioni (-), Llull (4), Velickovic (4), Reyes (6), Tomic (4) – quinteto inicial – Suarez (3), Rodríguez (6), Garbajosa (1), Vidal (2), Fischer (10) y Tucker (15)
Parciales: 26-15, 19-14, 31-8 y 13-22
Árbitros: Hierrezuelo, Conde y Peruga(2).
Incidencias: Partido correspondiendo a las semifinales de la Supercopa disputado en el Fernando Buesa Arena (Vitoria) ante 9000 espectadores

DATOS DESTACABLES
El mejor: Ricky Rubio
Saliendo desde el banquillo, el base del Regal Barça repartió juego con criterio y anotó con fluidez
Lo peor: La actitud de los jugadores del Real Madrid
No se puede tolerar la actitud de unos jugadores que bajaron los brazos en el momento en el que el partido se les puso cuesta arriba, bajando los brazos y encajando una derrota que puede traer consecuencias en el devenir de la temporada
La clave: La continuidad en el Regal Barça
Joan Creus y Xavi Pascual lideran una máquina cada vez mejor engrasada y con el valor añadido que supone disponer de un bloque durante varias temporadas. Deslumbrantes e irreprochables en cuanto a actitud y desgaste en defensa, son una temporada más el rival a batir
El dato: 107-39 en valoraciones
Muy elocuente el dato global de valoraciones por parte de ambos equipos, haciendo palpable la distancia sideral que en la cancha hubo entre ambos equipos

Miguel Terroso/ Diario Siglo XXI

Las dos primeras canastas del Regal Barça en el partido bien podrían ser un resumen de los factores que desequilibraron los duelos entre ambos equipos la pasada temporada. Sendos triples de Navarro y Pete Mickeal hacían parecer que se trataba de un partido de tiempos pasados. El Real Madrid cargaba su juego ofensivo al poste medio, aprovechando las cualidades de Velickovic y Tomic, lo cual parecía equilibrar las fuerzas. Sin embargo, un parcial de 8-0 a favor del Regal Barça hacía saltar las alarmas en el Real Madrid. Ettore Messina movía de todas las formas posibles su banquillo para intentar parar la fluidez ofensiva del equipo catalán y aplacar su propia espesura en ataque, en el que solo Sergio Rodríguez intentaba poner algo de dinamismo. Pero, casi sin quererlo, el Regal Barça disfrutaba de una renta de 11 puntos (19-8), haciendo que otra vez más en los Barça-Madrid de los últimos tiempos, la diferencia en el primer cuarto fuese una losa para los merengues. La vida seguía igual, no solo por lo importante de la renta, sino por algo más importante, la imagen que ambos equipos estaban dando, que se correspondía con la ventaja que disfrutaba el Barça al término del primer cuarto, superior a los 10 puntos (26-15)

En el inicio del segundo cuarto la ventaja no hizo sino aumentar. Un parcial de 7-2 situaba la ventaja en unos apreciables 16 puntos (33-17). El Real Madrid deambulaba por la pista, desconcentrado y sin intensidad. Daban la sensación de haber perdido la fé y el deseo en el partido. Una canasta de Ricky Rubio superaba la barrera de los 20 puntos (38-17) ante la impotencia de un Real Madrid superado por las circunstancias y ante el hecho de que este Regal Barça seguía siendo un coloso baloncestístico. Nuevas incorporaciones como Suarez o Fischer se contagiaban de la apatía colectiva y daban una imagen ramplona y paupérrima. Destellos puntuales de Clay Tucker, generados por su talento natural y no como consecuencia de un buen juego colectivo, redujeron la ventaja sensiblemente (42-29), contestado por un triple de Morris que dejaba la ventaja al descanso en 16 puntos (45-29)

En el inicio del tercer cuarto, el Regal Barça disipó cualquier tipo de duda sobre el devenir de la segunda parte a base de triples y aumentando la ventaja hasta los 22 puntos (54-32), y no se quedaría ahí la cosa porque 9 puntos más de forma consecutiva pondrían la ventaja en unos sonrojantes 31 puntos (63-32). Se acababan los calificativos para lo que se estaba viendo en la pista, y lo más grave de todo era que la actitud de los jugadores del Real Madrid distaba mucho de ser la de un equipo con dignidad y espíritu ganador. Parecía que la cosa solo podía ir a peor (y eso era algo bastante complicado, visto lo visto). Para colmo, en un momento tan complicado, Ettore Messina tuvo a bien sacar a pista a Sergi Vidal, jugador con un rol marginal casi desde que llegó al Real Madrid, para jugar en unas circunstancias en las que él no había tenido nada que ver, en vez de dejar en pista a los responsables de semejante despropósito. Hasta 40 puntos llegó a ser la ventaja del Barça en la recta final del tercer cuarto (74-34), al que se llegó a su conclusión con un increíble 76-37

Y en el último cuarto, la nada más absoluta. El Real Madrid aumentó su intensidad defensiva con el objetivo de inevitable, una derrota dolorosa y sin paliativos. La diferencia final se quedó en unos elocuentes 34 puntos (89-55)

Duro varapalo para las esperanzas madridistas de cara a esta temporada. Bien es cierto que el Real Madrid es un equipo todavía en construcción, pero eso no disculpa la carencia de decoro y deseo de la que el equipo ha hecho gala a lo largo de todo el encuentro. Mucho trabajo, más allá del meramente baloncestístico, le espera a Ettore Messina con sus jugadores. Por parte del Barça, todo parece indicar que este año volverán a ser la referencia en España y en la Euroliga, hasta el punto de que su mayor amenaza pueden ser ellos mismos y la forma en que gestionen y encaucen tal superioridad

Noticias relacionadas

El Betis Energía Plus por fin se estrena en la ACB (83-77)

Los sevillanos logran, a la undécima, la primera victoria de la temporada, frente al Monbús Obradoiro

El Real Madrid tira de épica pero cae ante Olympiacos

Printezis ajusticia a los de Laso en la prórroga

Ibaka gana la partida a Marc Gasol y Mirotic vuelve a jugar con triunfo

El mediano de los Gasol aportó 20 tantos

El Valencia Basket planta cara pero sigue sin levantar cabeza

Los 'taronja', pese a las bajas, se mantuvieron con vida hasta el final gracias a la exhibición anotadora de Green (24 puntos)

El Madrid olvida su drama europeo

Los de Pablo Laso muestran su versión liguera para ganar a Herbalife Gran Canaria y alejar la derrota con Estrella Roja
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris