Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Cantar victoria ¿Por qué?

José Morales (Gerona)
Redacción
jueves, 23 de septiembre de 2010, 11:06 h (CET)
Noticia: “Los abortos quirúrgicos legales disminuyeron en España el pasado año... gracias a la píldora abortiva dispensada sin receta y a las intervenciones ilegales”

Y es que se veía venir: según los datos aportados por las Comunidades autónomas, en 2009 se registraron en España alrededor de 112.000 abortos, unos 4.000 menos que el año anterior, lo que supone una disminución de más del 3%. Por supuesto, se trata de una cifra engañosa porque esta disminución se debe, en realidad, a la venta sin receta médica en las farmacias de la llamada “píldora del día después” (PDD), el fármaco abortivo que se liberalizó en septiembre del año pasado, así como al aumento de los abortos ilegales y la disminución de residentes inmigrantes...

Se trata de un balance provisional, pero confirma el engaño oficial de que España logra romper la tendencia al alza de abortos que, por supuesto, seguirá por el mismo camino durante en presente año, dato que no dejará de ser esgrimido por el Gobierno en la medida que justificó la nueva ley del aborto con la convicción de que permitiría reducir las interrupciones violentas de embarazos.

No obstante, oficialmente se produjeron 112.000 abortos, más los millares producidos por la píldoras, más los abortos ilegales no declarados. No hay por menos que preguntarnos ¿Pueden una sociedad infanticida como la nuestra cantar victoria con más de 120.000 humanos en estado embrionario sacrificados? ¿Es eso lo que pretende nuestra Administración?

Noticias relacionadas

Un tejido de hábitos transformadores

No menos trascendentales han de ser nuestras propias transformaciones interiores

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XV)

Hay que liberar a los miembros del Opus Dei de la funesta manía de pensar

Un salabre oxidado

Un relato estival de Francisco Castro Guerra

Te invito a un Cat Café en A Coruña

Ya podía nuestra sociedad darse más cuenta de que son seres vivos

Respetar la verdad y la autoridad en la materia

Artículo de Carmen de Soto Díez, Consultora de comunicación
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris