Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Columna de opinión   -   Sección:   Opinión

Renovar los sindicatos

Tomás Salinas
Tomás Salinas
@tomassalinasgar
jueves, 23 de septiembre de 2010, 06:37 h (CET)
He renegado siempre de los políticos y la vida me ha dado la razón. Mi inteligencia y los hechos me arrastran a la conclusión inevitable de que hoy en día son el problema, el auténtico cáncer de nuestra sociedad. Siento utilizar este doloroso símil, pero es lo más parecido a la brutal realidad que nos domina. Batallamos contra gente corriente, vulgares ejemplos de seres humanos que están dispuestos a prostituir sus principios, el que los haya tenido, para garantizarse el pan y el futuro, pasando como un huracán por encima de todo. Y los que más duele, lo verdaderamente lacerante, es el comportamiento de los sindicalistas, hijos pequeños de la Política con mayúsculas, que han traicionado los años de luchas y la sangre derramada por hombres y mujeres que pelearon, en ocasiones hasta la muerte, por la igualdad, la justicia, la solidaridad y, quizás lo más grande, la dignidad.

Demagogia barata, ¿verdad? Frases que no conducen a nada y que buscan provocar reacciones en aquél que acceda a ellas. Palabrería de un desgraciado que no sabe qué más le falta por decir. Sentimientos que no sé si alguien leerá y, ni mucho menos, si alguna persona intentará comprenderlos y compartirlos. Pero, permítanme el descaro, esto me importa muy poco. Con expresarme me basta y sobra. Y voy a usar lo único que nadie me puede arrebatar, mi libertad, para decir con responsabilidad y conocimiento, que estoy harto, cansado y asqueado de aquellos que dicen representarme y defender mis derechos. He trabajado y trabajo hasta decir basta, sé muy bien lo que significa empresa y asalariado, conozco hasta los intestinos las relaciones entre sistema y productores y nadie me puede engañar en lo referente a mis derechos y obligaciones. Y los de arriba, los que hay hoy en la cúpula, no valen ni el aire que respiran.

Se aproxima una huelga general, se huele la movida. Los que antes complacían y se encamaban con descaro con el poder, se muestran ahora como salvadores de la patria. Basura. Hay que terminar con ellos, pues son responsables, socios y compinches del inútil que nos ha arrastrado a la ruina. Hay que reemplazarles, ya que han demostrado que no sirven. La pelea continúa y continuará, y urge sustituirles por personas válidas que eliminen al sindicalista liberado y aprovechado, vago por vocación y devoción, que se limita a vegetar y barrer para su beneficio.

Los representantes nacionales y una gran parte de los regionales y locales de los sindicatos ahora convocantes han demostrado con sus actos su ineptitud y su traición. Es hora de alternativas, de cambios, de aferrarse a la realidad y de encontrar alguien que pelee por y con nosotros. ¿Dónde? Igual queda alguna formación cuyas siglas estén sin adulterar. Y si no la hay, habrá que crear una que tenga la integridad por bandera. Es hora de que actuemos. O nos renovamos, o morimos.

Noticias relacionadas

Xavier Domenech, ni una cosa ni la otra

Perfiles

Reinicio del Sporting

La plantilla del Sporting representa también a Gijón

Penumbras cuánticas

La farándula nos hipnoyiza si no prestamos atención a las conexiones perversas que subyacen

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris