Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

¿Políticios alienígenas?

Ángel Morillo (Badajoz)
Redacción
lunes, 20 de septiembre de 2010, 15:57 h (CET)
Se puede creer o no en los extraterrestres. Allá cada cual. Pero, sin ninguna duda, hay algunos ex Presidentes Autonómicos que son especímenes poco común, a la par que, por sus exabruptos, de verbosidad un poco chusca. Algo así como esos “bichos” verdes (gusarapos, les decimos en mi pueblo), con la cabeza muy gorda y el resto del cuerpo enclenque, que llaman en las películas de ciencia ficción alienígenas y son sumamente inteligentes. Y, por favor, no me lo tomen mal, pues no lo digo por similitudes físicas, ya que, los políticos –salvo excepciones puntuales- suelen ser bien parecidos, adónicos en muchos casos, y con un buen semblante a pesar de sus problemas de ¿conciencia?

Viene esto a cuento, por el amplio artículo que acaba de publicar uno de estos patrones, referido a las primarias socialistas de Madrid, en un periódico de los de mayor tirada nacional. Bueno, de la Federación Socialista Madrileña (FSM) del PSOE, que, sabido es, está más cerca de la “milla de oro” de Serrano que del Puente de Vallecas…, paradójicamente. Y, claro, el autor del mencionado suelto no es partidario de primarias; quizás por el triste recuerdo de aquellas que dieron la victoria a Josep Borrell, que, dicho sea de paso, podía haber sido el mejor Presidente socialista de este País sino se le boicotea en el Congreso de los Diputados de la manera tan rastrera como lo hizo la cúpula del partido a la que, por otra parte, el prosista ha pertenecido desde siempre.

Por eso, empieza por decir, quizás con razón, que las primarias son una antigualla y lo trasnochados que se están quedando en los partidos..., en el partido socialista, obviamente, porque los demás, que yo sepa, hacen pocas primarias. Mas, sobre todo, tiene mucha razón, una razón que en el caso de la Región de la que fue Presidente resulta casi axiomática, en lo de trasnochados; puesto que, sus muchos años al frente de la misma lo hacen responsable de haber traído a ella poca modernidad (no hay que olvidar, por ejemplo, su enfrentamiento –poco afortunado- con el líder de un grupo de música de los mejores y más modernos del panorama nacional) y mucho fomento de lo cutre para aborregar a la “parroquia”. Hasta el punto de que, incluso, hay por ahí quien canta unas rumbas –promocionadas no hace mucho por el Ayuntamiento del pueblo donde vivo- que son todo un ejemplo de progreso, desarrollo y rejuvenecimiento.

Para, más adelante, señalar el poder que tienen los secretarios generales de los partidos políticos. Que, en su caso, como todos sabemos, da como resultado que haya una serie de personas (muchas de ellas involucionistas, propagandistas, manipuladoras, censuristas y adoctrinadoras en la mala educación y la incultura para conseguir un sumiso cobertizo lleno de “borros”) que llevan desde que él fue elegido Presidente (quiero recordar mediante el transfuguismo) saltando de cargo en cargo y, por supuesto, magníficamente remunerados siempre. Hasta tal punto que, podemos decirlo sin temor a errar, hay ocho o diez que deben ser auténticos “alienígenas”, ya que, dominan todas las materias de la gobernanza.

Y terminar diciendo algo tan sorprendente como es que no le extraña que los políticos tengan cada vez menos consideración en el ánimo de los ciudadanos y que no se fía de los conversos. Lo que, elementalmente, no haría falta comentar, pero, tal como están las cosas en España y, particularmente, en su Región (su responsabilidad, pues el Sr. que ahora es su Presidente no deja de ser un “puesto”, o sea, un producto de su abdicación encubierta) hay que decir, aunque sea brevemente, que: qué espera que piensen los sufridos ciudadanos que soñaron con el Estado del bienestar y se han encontrado con el bienestar, muy bienestar, pero de ELLOS (él incluido, con un “Estatuto del Presidente” que es todo un prodigio de “filosofía laboral aplicada” y de gran calado socialista), de, únicamente, quienes les habían prometido progreso y prosperidad y que lo que han traído es la tasa de paro más alta de la UE (solo por detrás de Lituania); el retroceso laboral (una huelga general a la vuelta de la esquina); el deterioro social (a la cola de Europa); la pésima educación (ninguna Universidad entre las 250 mejores del mundo); los trabajadores menos formados de la OCDE; más de un millón de empresas desaparecidas en tiempo record; cerca de un millón y medio de familias con ningún miembro trabajando; unos índices de pobreza que sobrepasan el 20% y en su Región el 40%, es decir, una “fabrica de pobres” dispuestos, consecuentemente, a las más infames esclavitudes; un nutrido grupo de “Altos Cargos” sin estudios, o con pocos, en cualquiera de las administraciones (incluyendo Ministros) que han demostrado sobradamente su “talento natural” (caso del de Trabajo con la reforma laboral) y que no tienen el menor escrúpulo en pasarse todo el tiempo viajando por los confines del mundo o con el “cardhu” en ristre “viendo” la parte trasera de quien les ha alzado a tan importante puesto; una economía sumergida rondando el 30% del PIB (record mundial); unos impuestos abusivos y un sinfín de tasas (hay regiones que tienen tantas que mejor no contarlas); un sistema fiscal que protege a los ricos y poderosos (miren las SICAVs y los SIF luxemburgueses) que, no conformes, consiguen que se les recalifiquen o expropien todos sus eriales, y que castiga a las rentas más bajas haciendo que el IRPF de los que menos ganan, sea más caro que, por ejemplo, el de los de regiones más desarrolladas que les doblan en poder adquisitivo; etc.; etc.; ETC.; y no sé cuantos despropósitos más que necesitarían el periódico entero sólo para ser enumerados.

De modo que, no, no son alienígenas. Son del terruño, pero, eso sí, muy vivos y muy vividores. Y, claro, son la escoria de eso que en política denominan neoliberalismo, que, dicho en cristiano, no es sino fascismo maquillado…, o, quizás, neofascismo de conversos.

Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris