Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Políticamente incorrecta   -   Sección:   Opinión

La izquierda no da crédito ante la penúltima pirueta de ZP

Almudena Negro
Almudena Negro
@almudenanegro
lunes, 20 de septiembre de 2010, 07:02 h (CET)
En una pirueta, vaivén, contorsión o cambio de chaqueta a que ya empieza a tenernos acostumbrados, salió Rodríguez Zapatero apoyando las deportaciones de ciudadanos de etnia gitana y nacionalidad rumana y búlgara decididas por el gobierno francés de Nicolás Sarkozy. Impensable entre las huestes del partido de quienes hasta hace bien poco, corrían otros tiempos en que el falaz Estado de Bienestar parecía boyante y la leche y la miel eternos, pedían en 2005 el “papeles para todos”. España parecía entonces dispuesta a abrir sus fronteras a todos los desfavorecidos del planeta. Recuerden la alocada política de descontrol de la inmigración extracomunitaria practicada por el gobierno Zapatero bajo la batuta del Tippex de Jesús Caldera, sus regularizaciones masivas, el “efecto llamada” provocado y cómo se tildaba de xenófobo, racista y demás epítetos utilizados por la corrección para evadir las críticas a quien osaba advertir que la inmigración debía ser legal y controlada.

Ahora, cinco años después, José Luis Rodríguez Zapatero y su gobierno estarían, según informan los medios, preparando la repatriación de gitanos rumanos y búlgaros con antecedentes penales que se han establecido en Madrid. Oigan, ¿no creen que todo esto lo tenían que haber pensado los comedores y bebedores de Bruselas antes de lanzarse alegremente a la ampliación de la UE?

¿Y por qué los gitanos? Es más, ¿por qué se empeñan los políticos en llamar marginalidad a la libre decisión de un grupo de personas de vivir de manera distinta? Yo discrepo de estas repatriaciones colectivas disfrazadas, escondidas o encubiertas por la legalidad. Y es que una cosa es que haya que repatriar a quien ilegalmente entra en el país y otra cosa es que se repatríe a todo un colectivo.

Cuentan, yo no me lo creo, que en el grupo socialista no dan crédito al giro dado por ZP en materia tan “izquierdista”. La preocupación por dejar la bandera de la inmigración en manos de la oposición, que no por los inmigrantes, preocupa mucho. Cargos socialistas como Tomás Gómez han mostrado públicamente sus divergencias con ZP en este asunto.

A mí lo que me resulta chocante es la sorpresa de los socialistas. ¿De verdad viven en su ficción utópica? ¿No saben que todo son mentiras de cara a los bobos y que en realidad se trata de mantenerse en el poder “como sea” y que la mayoría, la inmensa mayoría, aprueba la medida del presidente francés? Otra cosa no tendrá ZP, pero instinto para mantenerse en la poltrona le sobra.

Y es que, lamentablemente, lo de la persecución de comunidades de personas por libres “difícilmente domesticables” por el pensamiento único; personas que viven con reglas distintas a las impuestas por la corrección política… hay que reconocer que no está mal visto por la población europea.

La Europa que presume de democrática y en cuyo seno, a diferencia de los mucho más libres Estados Unidos, sería imposible por ejemplo, el establecimiento de una comunidad amish. Ya saben, esos cristianos anabaptistas que tan maravillosamente retrató Harrison Ford en “Único Testigo” y que en USA no sólo existen, sino que no son perseguidos por vivir de forma diferente.

En la progresista, multicultural y alianzadora España, en donde un grupo de salvajes ideologizados ha llegado a apedrear las ventanas de un colegio por ser separar a niños y niñas, es decir, por no seguir los dictados del pensamiento único, los amish no tendrían futuro. Como los carromatos de gitanos que no piden licencias, ni pagan impuestos, ni siguen las normas estatistas, y para colmo, basan su cultura y tradición en la familia (sagrada para ellos), respetando sobre todo a niños y ancianos. Pues eso.

Noticias relacionadas

La maldita enfermedad

A lo largo de la historia se han declarado pandemias que han diezmado la población de grandes zonas del mundo

Siempre quedará Valle

En tiempos turbulentos, en los que España parece un boceto de sí mismo, un esperpento, hay que reconstruir los cristales cóncavos de la Calle del Gato

Podemos, el cuarto en discordia

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris