Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

La mentira de la Diada

Ana María Marco (Barcelona)
Redacción
jueves, 16 de septiembre de 2010, 12:17 h (CET)
La falsificación nacionalista de la historia se ha hecho presente de nuevo en la Diada catalana. Los defensores de la Barcelona de 1714 no eran para nada independentistas, se sentían absolutamente españoles, combatían, literalmente, “en defensa de la nación española" y su líder, Rafael Casanova, pidió en su pregón a los barceloneses "dar su vida por España".

Tres siglos más tarde los nacionalistas catalanes han dado la vuelta a la historia como si fuera un calcetín y han convertido a aquellos que dejaron por escrito que luchaban por España en supuestos independentistas contra España. Es un ridículo histórico monumental. Si Rafael Casanova, que siempre estuvo orgulloso de ser español, levantara la cabeza y se viera envuelto en el circo de gritos, insultos y banderas independentistas de todos los años se volvería a su tumba.

Noticias relacionadas

Sánchez en situación apurada

Casado exculpado por el fiscal

Los ejes sobre los que Hitler construyó el Nazismo

La historia que sigue después es conocida, y sin embargo sus promesas nunca fueron cumplidas

Una muralla para aislar el desierto del Sahara

Intelectuales de todo el mundo analizarán en Marruecos el problema de la inmigración que causa insomnio y desacuerdos en Europa

El discurso de la payasada

Cuatro artículos que me han ayudado a encontrar la mía

Heráclito

Es un filósofo presocrático que ha especulado acerca del mundo y de la realidad humana
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris