Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

...y después de la trampa de ETA

Lorenzo de Ara
Redacción
lunes, 13 de septiembre de 2010, 11:00 h (CET)
…Y después de la trampa etarra, llega el grito de socorro del gobierno. Nuestro gobierno. Porque las declaraciones oficiales no son el grito del guerrero. Todos tenemos el convencimiento de que el “buen” Gobierno sabe muchas cosas. Que lo sabe todo. Y sabe más que nadie de ETA, de los etarras, de sus treguas, de sus exigencias. De ese tedioso silencio que precede a la tormenta terrorista.

Los etarras están muy cerca de cantar victoria. El video es otro paso seguro hacia el éxito. Lo que se pretende es muy sencillo. Horrible, pero enteramente ligero de ejecutar.

Nos convencen de que esos depredadores son capaces de vivir en paz. Es más, nos quieren hacer tragar que llegó el momento histórico de aceptar lo que nunca han conseguido con las armas, con los secuestros, con los zulos, con las bombas, con la extorsión, con el apoyo político y social de muchos.

Algún vocero se deleitará con el minuto de gloria en la tela. Se pondrá guapo para nosotros. También para ellos. Comenzará con suavidad. Nos dirá que el perdón y el olvido nos hacen libres. Más libres. No pasará mucho tiempo.

El video no es la derrota de ETA. El video es el avance de nuestra humillante claudicación. Porque en la retirada de las ratas está también el paso atrás de los cobardes que prefieren compartir el aire de la ciudad con los asesinos inmaculados.

El instante final de esta aberración ya está escrito. Unas personas han plasmado en un sucio cuaderno, quizás en la pantalla de un ordenador el texto que acredita que podemos convivir con alimañas. Personas y bichos viviendo bajo el mismo techo. Comiendo la misma comida. Respirando el mismo aire. Es el éxito de ETA.

Noticias relacionadas

El día de…

Nos faltan días en el año para dedicarlos a las distintas conmemoraciones y recordatorios

Como hamsters en jaula

​Hermanos: estaréis de acuerdo conmigo de que los acontecimientos políticos están pasando a una velocidad de vértigo

La revolución del afecto como primer efecto conciliador

Nuestro agobiante desconsuelo sólo se cura con un infinito consuelo, el del amor de amar amor correspondido, pues siempre es preferible quererse que ahorcarse

¿Qué se trae P. Sánchez con Cataluña?

Se dice que hay ocasiones en la que los árboles no nos dejan ver el bosque

¿Nuestros gobernantes nos sirven o les servimos?

Buscar la justicia, la paz y la concordia no estoy seguro de que sea al principal objetivo de los gobernantes
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris