Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El aborto es tan nocivo como el cáncer

Clemente Ferrer (Madrid)
Redacción
lunes, 13 de septiembre de 2010, 10:58 h (CET)
“Nuestros hijos son nuestra alegría y nuestro futuro”. Este es el mensaje que ha emitido S.O.S. Familia a través del estudio: “Conozca toda la verdad sobre el aborto”. El tratado expone que, aunque el aborto se presente como una solución fácil ante un embarazo lleno de problemas, “la experiencia de más un millón de mujeres que han abortado nos enseña lo contrario: ellas son las grandes víctimas del aborto y las que más sufren”. La memoria explica cómo es el inicio de la vida en el momento de la concepción, lo que es el aborto, cómo se puede ejecutar y sus secuelas. También asevera que “la vida es un derecho natural de todo ser humano, que ni los particulares ni el Estado pueden violar”. Asimismo la Iglesia considera que el aborto es un error grave porque va en contra del don sagrado de la vida humana; la vida de un ser inocente e indefenso. El aborto no corresponde a una exigencia social ni a un derecho. Todo lo contrario, el aborto deshumaniza a las personas. Les hace despiadados sobre la existencia de los demás. Es la difusión de la “cultura de la muerte”.

Por otra parte, el doctor Bernard Nathanson que tomó parte en más de 75,000 abortos, es en la actualidad uno de los más tenaces defensores de la vida. El que antaño fuera conocido, en Nueva York, como el rey del aborto, es un señalado pro vida. La categoría moral e intelectual del doctor Nathanson ha hecho que muchos de los que favorecían el aborto, reconozcan su error y se unan a la lucha en favor de la vida humana. Fue el promotor del video “El Grito Silencioso” en el que se muestra todo el pavor del aborto tal y como se ejecuta en el claustro materno.

Con la fecundación comienza una nueva vida humana indefensa. En su concepción se determina todo su aspecto físico; el sexo, el color de la piel y de los ojos. A partir de ese momento es un nuevo ser humano, distinto de la madre, que necesita una especial protección.

Noticias relacionadas

Isabel del Rey, de profesión poeta

Hay que leer estos 'Versos de escuela' de Isabel del Rey porque es la libertad lo que se lee en los poemas

Miedo nos da. ¿Un Art.º 155 descafeinado?

¿Se pretende restaurar la legalidad en Cataluña o salir del paso con el menor coste político?

Intervención en Cataluña

Rajoy ha reaccionado ante el reto o chantaje planteado por Puigdemont

Soy mujer, escucha mi rugido

La violencia contra las mujeres en la vida estadounidense, en primer plano

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris