Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

El gran fracaso

Lorenzo de Ara
Redacción
lunes, 13 de septiembre de 2010, 10:34 h (CET)
Ni estudian, ni trabajan. Parasitan. Es una realidad que nos envilece como personas. Nuestros jóvenes lideran el más embrutecedor ranking. No hacen otra cosa que existir. Están en la vida porque mañana tendrán que morir. Y punto.

Los datos nos humillan. Casi el 20 por ciento de nuestros jóvenes no sirven para nada. Para nada útil. Están en las calles, en las casas, se mueven, hablan, hacen sombra y poca cosa más.

Es un fracaso colectivo. Si queremos culpar a Zapatero lo podemos hacer. Pero es mentira. Zapatero no ha hecho nada para corregir esta tragedia, pero que la OCDE diga que los jóvenes entre los 20 y 24 años están en esa situación, es la constatación de que España no aprende, que sigue inmersa en la barbarie, que se alimenta de la mediocridad, que se regodea en el muladar donde reposan los fracasos generacionales.

En el informe se apunta que únicamente Italia nos supera. En ese país los jóvenes “ni-ni” descuellan más allá del 22 por ciento.

Otra cifra que nos despelleja es que el 22% de los ciudadanos españoles han completado la Educación Secundaria Postobligatoria, frente al 44 por ciento de la OCDE y el 47 por ciento de la UE.

Más de lo mismo. Y también se nos dice, claro, que durante estos años de democracia y de bonanza económica, (a veces de puro y duro despilfarro), España ha ido recortando la distancia con los países más avanzados de Europa. ¿Y? ¿Deberíamos dar saltos de alegría? ¿Si teníamos tanto dinero, por qué no se invirtió con más rigor en educación? ¿Por qué, si somos un país rico, nuestros jóvenes deambulan por las calles sin presente ni futuro?

Y, claro, así España pierde muchos puestos en la lista de países competitivos. Baja al lugar 42. Antes ocupaba el 23. Y seguiremos bajando. Hacia el infierno, porque es más fácil abrir una empresa en Venezuela o en Zimbabue.

Y para rematar se constata que más del 36 por ciento de los españoles está en contra de los judíos por la política israelí y el conflicto en Oriente Medio. Sin olvidar que los judíos en España no llegan a 20 mil individuos. Sólo Irán está por encima en ese termómetro de la animadversión nacional.

Noticias relacionadas

Hacer República

J. Hernández, Málaga

Un blanco sueño por Astún (Huesca)

V. Rodríguez, Zaragoza

La Navidad, Trump y los demás

M. Ferraz, Barcelona

Demasiadas ‘normalidades’

S. Madrid, A Coruña

Un regante alimenta a 155 personas de media al año

D. Martínez, Burgos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris