Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   MUNDIAL DE BALONCESTO 2010 - TURQUÍA / SEMIFINALES   -   Sección:   Baloncesto

(82-83) El resurgir del imperio otomano

Una bandeja de Tunceri a 5 décimas del final coloca a los turcos en la primera final de su historia, lo que supone un hito histórico para su baloncesto
Redacción
sábado, 11 de septiembre de 2010, 21:17 h (CET)
Gran partido el visto esta noche en el Sinan Erdem de Estambul. Un choque digno de una semifinal de un campeonato del mundo con un ambientazo que recorría las gradas y que hacía presagiar lo visto posteriormente sobre el parquet, que no ha sido otra cosa que un choque espectacular cargado de ansiedad, emoción, tensión, nervios y espectáculo, puro y duro

FICHA TÉCNICA
83- Turquía: Tunçeri (12), Onan (14), Türkoglu (16), Ilyasova (6), Asik (5) -equipo incial-, Güler (3), Erden (9), Gönlüm (6), Arslan (12)


82- Serbia :Velickovic ( 8), Kristic (15 ), Tepic (5 ), Teodosic (13 ), Bjeliça ( 2) -equipo inicial- Rasic (2), Markovic (2), Savanovic (15), Keselj (18), Perovic (2).
Parciales: 20-17, 22-18, 21-25 y 19-23.
Árbitros: José Aníbal Carrión (PUR), Pablo A. Estevez (ARG), Reynaldo A. M. Sáncez (DOM).
(-).
Incidencias: Partido entre las selecciones de Serbia y Turquía correspondiente a las semifinales del Mundial de Baloncesto 2010 disputado en el Sinan Erdem Dome de Estambul, totalmente lleno.
.


Lo peor: Ilyasova
El jugador de los Bucks, que venía siendo el gran referente de los turcos en este campeonato cuajó su peor partido en todo el torneo.
La clave: Los segundos finales
Al final, el partido se lo llevó el equipo que supo jugar mejor con la ansiedad y los nervios, ya de por sí patentes en un partido de esta envergadura.
El dato: Turquía vuelve a hace historia
Es la primera vez que la selección otomana consigue acceder a la final del Mundial de baloncesto.

Carlos Bellavista Cabrera / Diario Siglo XXI

El partido comenzó con canasta de Ilyasova, que prácticamente fue lo único que el jugador de los Bucks hizo en todo el partido. El entrenador turco, Tanjevic, planteó una defensa muy dura sobre los serbios, pero si los otomanos respondían eficazmente en defensa, no hacían lo mismo en ataque, donde se les veía muy precipitados, quizás por la gran responsabilidad que significaba el partido de esta noche. A todo esto Velickovic colocó el 15-8 a 4:10 del final del primer periodo con un triple que dejaba tocado anímicamente el ánimo turco.
Turcos y serbios seguían con una defensa muy fuerte que planteaba un partido muy cerebral y físico. Teodosic se sacó un triple bajo la manga y estableció el 18-15 a poco más de un minuto para el final del primer cuarto, al que se llegó finalmente con un marcador de 20-17 para los serbios.

El segundo período comenzó con canasta de Serbia después de un minuto y medio sin que ninguno de los dos conjuntos moviera él marcador. Los turcos, con defensa 2-1-2 en zona no dejaban pensar a los balcánicos pero estos, manejados por un gran Teodosic - el jugador de Olimpiakos es el gran motor de esta selección- se ponían 26-22 y seguían manteniendo al rival a raya.

El partido continuaba avanzando y los turcos no interpretaban bien el partido y se perdían una y otra vez en jugadas sin ningún sentido. Turkoglu no aparecía e Ilyasova, simplemente no estaba. Aunque Arslan, con un triple, acercó a los turcos a 4 puntos, se terminó llegando al descanso con 42-35 en el marcador para la selección de Serbia. Mucho tendrían que mejorar los anfitriones en la segunda parte si querían tener posibilidades de meterse en la gran final.

Y mejoraron, vaya que mejoraron. Aunque los serbios machacaban a Turquía desde el perímetro, estos, seguía la estela de los balcánicos sin distanciarse demasiado. Arslan colocaba a los suyos dos puntos con un gran triple y un descomunal Kelselj conseguía el 61-55 para los serbios con otro triple, al que nuevamente respondió Arslan desde la línea de 6,25. Gonlum ponía a los turcos nuevamente a dos puntos (62-60) de los balcánicos, aunque este tercer período volvió a caer del lado serbio pero ya se dejaba entrever que los turcos no daban la piel del oso por vendida porque con 63-60 todavía quedaban diez minutos por delante y eso, en baloncesto, es todo un mundo.

El espectáculo no paraba ni un sólo momento y Tunceri, primero a aro pasado y segundo con un triple colocaba a los turcos por primera vez en el marcador (75-78). A 35 segundos del final Turkoglu se la jugó para sentenciar a los balcánicos pero falló y Kelselj, en la jugada siguiente dejaba a los serbios a un punto de los otomanos (80-79).

Y llegaron los últimos segundos del partido. Simplemente impresionante. Los serbios se colocaron uno arriba a falta de 4 segundos, pero Tunceri, aprovechándose de una empanada mental grandiosa de Serbia, ponía a Turquía 83-82 en el marcador y colocando a los suyos en la primera final de su historia y dejando a los de Ivkovic sin capacidad de reacción alguna.

Noticias relacionadas

El Betis Energía Plus por fin se estrena en la ACB (83-77)

Los sevillanos logran, a la undécima, la primera victoria de la temporada, frente al Monbús Obradoiro

El Real Madrid tira de épica pero cae ante Olympiacos

Printezis ajusticia a los de Laso en la prórroga

Ibaka gana la partida a Marc Gasol y Mirotic vuelve a jugar con triunfo

El mediano de los Gasol aportó 20 tantos

El Valencia Basket planta cara pero sigue sin levantar cabeza

Los 'taronja', pese a las bajas, se mantuvieron con vida hasta el final gracias a la exhibición anotadora de Green (24 puntos)

El Madrid olvida su drama europeo

Los de Pablo Laso muestran su versión liguera para ganar a Herbalife Gran Canaria y alejar la derrota con Estrella Roja
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris