Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   El crisol   -   Sección:   Opinión

Tirar la piedra y…

Pascual Mogica
Pascual Mogica
viernes, 10 de septiembre de 2010, 21:57 h (CET)
Obama ha clausurado la operación “Libertad Iraquí” que en marzo de 2003, y bajo cuya denominación, el entonces presidente George Bush, ordenó la invasión de Iraq, apoyado por sus monaguillos Blair y Aznar.

Ahora y bajo el nombre de “Nuevo Amanecer” y después de la retirada de las tropas de combate han quedado en Iraq 50.000 soldados norteamericanos que permanecerán en dicho país hasta diciembre de 2011. Hasta esa fecha las tropas americanas adiestraran al nuevo ejército iraquí. Obama ha manifestado que el fin de la guerra no sólo beneficia al país árabe sino también a Estados Unidos que ha “pagado un precio muy alto para poner el futuro de Iraq en las manos de su pueblo”. La invasión de Iraq, donde se da más bien una actividad terrorista que una guerra convencional, ha costado a los Estados Unidos 900.000 millones de dólares, más de lo que cuesta la reforma sanitaria que pretende llevar a cabo Obama cuyo costo ha sido tachado por los republicanos estadounidenses como una forma de malgastar el dinero, y la vida de 4.500 soldados USA a más de los de otros países que cooperaron en la invasión.

La verdad es que esto de dejar que el pueblo iraquí se labre su futuro a mi me suena más bien a aquello de tirar la piedra y esconder la mano por parte de los EE.UU., porque ¿cuál es el futuro de Iraq? si sus políticos no se entienden no hay modo de formar un gobierno que pueda llevar a cabo la recuperación económica en este país y, lo que es fundamental, preservar el orden y la seguridad en todas y cada una de las ciudades iraquíes que están azotadas a diario por los atentados perpetrados por los terroristas, verdaderos dueños y señores de la calle a los cuales los norteamericanos no han podido frenar, al contrario, los atentados son cada vez más numerosos y más cruentos. Lo que realmente está propiciando, desgraciadamente, la retirada de tropas es el temor al fracaso como sucedió en Vietnam y como le ocurrió a Rusia en Afganistán.

Y para finalizar, tres preguntas: ¿Qué era eso de la “libertad”? ¿Cuál es el futuro del pueblo iraquí”? y ¿Cuánto tiempo debe transcurrir para que esto se haga realidad? La verdad es que Obama ha tenido que hacer, y lo que le queda, un verdadero papelón para intentar enmendar la barbaridad llevada a cabo por su antecesor que por cierto, anda suelto por ahí, al igual que sus dos monaguillos, como si los tres no hubieran roto un plato en toda su vida. Eso es tirar la piedra y esconder la mano.

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris