Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Borrell

Rafael del Barco Carreras
Redacción
jueves, 9 de septiembre de 2010, 15:24 h (CET)
JOSEP BORRELL Y JOSEP MONTILLA, ELECCIONES GENERALITAT 2010. ESPERANDO LA SENTENCIA DEL CASO HACIENDA DE BARCELONA.

Barcelona 5-09-10. Las cuarenta personas entre acusados, abogados defensores, abogado del estado, fiscales, magistrados, secretarios, oficiales, más los tres o cuatro que como promedio asistíamos de “audiencia pública”, al leer la noticia se sorprenderán, si es que con su oficio y experiencia tienen aun la virtud de sorprenderse.

Quien dirigiera por los 80-90 a las órdenes del Ministro Solchaga una Hacienda corrupta y desastrosamente organizada donde un par de sus amiguetes, y los amiguetes de sus amigos, se enriquecían invirtiendo en bolsa, por supuesto con información privilegiada, no declaraban los beneficios, se llevaban las ganancias a Suiza, y encima Borrell declara en el juicio que eso lo sabía todo Madrid, no es que no pueda ser Coseller de Economía, es que debiera ser uno de los acusados en ese juicio. Y lo digo sin el supuestamente porque Ernesto Aguiar, delegado de aquella Hacienda en Barcelona, debido a que la Fiscalía Anticorrupción de Carlos Jiménez Villarejo le prescribiera los delitos, lo declaró tal cual. Y quedan las demás fechorías pendientes de sentencia.

Nueve meses de juicio que al no sentarse en el banquillo el Ministro, el secretario de Estado Borrell, el Presidente de la CNMV Croissier y varios más, por ejemplo la ex Ministra Magdalena Álvarez que ahora se postula por Andalucía y que declarara a la Prensa que desde su cargo en la Inspección de Hacienda descubrió lo que ocurría en Barcelona pero no denunció por no estigmatizar al Partido, el juicio en si mismo no tiene cabeza y puede que ni pies pues los 16 acusados apenas significan nada. Alguno, otra víctima de aquella putrefacta Hacienda.

Un Conseller de Hacienda que podría resucitar a sus amigos Aguiar y Huguet con quienes comprara el mismo día y en el mismo notario un apartamento en la nieve para sus inviernos, y de los que ni se le ocurrió apretar le tecla de su ordenador que le hubiera avisado de inmediato que las enormes ganancias en la que él mismo invirtiera “un poco” no se hallaban reflejadas no ya en la declaración de renta sino en ninguno de los controles habituales para grandes inversores en Bolsa.

Si Corbacho, que podría incorporar al equipo a su jefe Pujana, primer alcalde democrático de Hospitalet, nos prometerá que el paro en Cataluña mejoraría con sus arreglos legales, Borrell puede convertir las quebradas finanzas de la Generalitat, donde se pagan extraños informes y estudios o se participa en el Caso Pretoria, en una copia de aquella Hacienda que él dirigía, !si no lo es!

Aun recuerdo sus discursos contra el fraude fiscal, su prioridad decía, sentando en el banquillo a Lola Flores, o cuando ya Ministro de Obras Públicas, progresando en el corrupto Gobierno de Felipe González, recomendaba a contratistas y subcontratistas que no pagaran comisiones en negro. De conseller podría retomar aquellos hipócritas discursos.

LA GACETA. Montilla quiere al 'jacobino' Borrell como consejero de Hacienda

El presidente de la Generalitat ha mantenido diversos contactos con Borrell en las últimas semanas, que algunas fuentes socialistas creen que sería un "buen conseller de Economía" si el PSC logra formar gobierno tras las catalanas de otoño. Josep Borrell es un 'jacobino irredento' -como le calificó en su día su adversario Joaquín Almunia- por su defensa del centralismo, y con su presencia en las listas Montilla estaría reforzando la facción no nacionalista de las candidaturas del PSC en las elecciones catalanas.

Borrell, un histórico dirigente socialista, fue ministro de Obras Públicas en el Gobierno de Felipe González, candidato frustrado a la Presidencia del Gobierno por el PSOE y presidente del Parlamento Europeo. Actualmente es director del Instituto Europeo de Florencia, dependiente de la UE.

Noticias relacionadas

Velocidad de la alegría

Necesitamos agilidad mental para el cultivo y disfrute de la alegría crítica y constructiva

En busca del bien común

D. Martínez, Burgos

La Diagonal, inutilizable

M. Llopis, Barcelona

Su misión somos todos

P. Piqueras, Girona

Problemática implantación del Artículo 155

J. Cruz, Málaga
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris