Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   MUNDIAL BALONCESTO - OCTAVOS DE FINAL / TURQUÍA 2010   -   Sección:   Baloncesto

(93-89) Scola guía a Argentina a cuartos

Brasil tuvo opciones hasta el final del partido pero no pudo con el argentino
Redacción
martes, 7 de septiembre de 2010, 21:28 h (CET)
No hay calificativo posible para definir a Luis Scola. Su partidazo, 37 puntos, fue una de las claves para que la selección que entrena el ‘oveja’ Hernández pasara a la siguiente ronda. Marcelinho Huertas, que también tuvo una gran actuación con 32 puntos, no pudo evitar la derrota de los suyos, que merecieron mucho más por el gran partido realizado

FICHA TÉCNICA
93-Argentina: Prigioni (6), Jasen (25), Delfino (20), Scola (37) y Oberto (7) -cinco inicial. Quinteros (0), Gutiérrez (6), Kammerichs (-), González (0), Cequeira (2).

89- Brasil: Marcelinho Huertas (32), Leandro Barbosa (20), Alex García (7), Giovannoni (3) y Varejao (7) -cinco inicial. Dos Santos (0), Becker (0), Vieira (0), Machado (10), Splitter (10).
Parciales: 25-25, 21-23, 20-18 y 27-23
Árbitros: Carl Jungebrand, Juan Carlos Arteaga (3).
Incidencias: Partido disputado en Istanbul ante unas 15.00 personas. Octavos de final del Mundobasket 2010.

DATOS DESTACABLES
El mejor: Luis Scola
El ala-pívot argentino fue el mejor jugador del partido con mucha diferencia. Anotó 37 puntos y guió a los suyos hacia la victoria gracias a unos últimos minutos espectaculares. Scola es como el buen vino: cada año mejora y de qué manera.
Lo peor: Leandrinho Barbosa
Pese a que anotó 20 puntos, su ansia por anotar y por jugarse balones le hizo perder un par de muy decisivos en los momentos finales de partido
La clave: Scola y el acierto exterior
A parte del ex jugador del Baskonia, el gran acierto exterior de Argentina (11/18 en triples) fue una de las claves del partido
El dato: Los puntos de Marcelinho
Pese a su partidazo, 32 puntos, su equipo se quedó sin premio. Se echó de menos un paso adelante de Varejao y Splitter.

David Jover / Diario Siglo XXI

La primera sorpresa del encuentro fue la no inclusión de Splitter en el quinteto inicial. A partir de ahí Brasil jugó con Huertas y Varejao y Argentina se encomendó a su estrella, Scola, y a Delfino. Los triples fueron los protagonistas en los primeros instantes de partido y a los tres minutos el tanteador reflejaba igualdad, 10-10. Leandrinho Barbosa tomó el mando cuando su equipo más lo necesitaba pero delante estaba Delfino. El alero de los Bucks anotó tres triples de forma casi consecutiva.

Fueron los mejores primeros siete minutos del campeonato, con muchos triples, transiciones rápidas y con un juego vistoso que hacía presagiar un partidazo. Un tiro libre de Splitter empató el partido a 23 a falta de minuto y medio para cerrar el cuarto. La igualdad era un hecho y el cuarto se cerró con empate a 25.

Máxima igualdad
El ritmo anotador, como era de esperar, bajó y ambos conjuntos guardaron la ropa. Se estudiaron más y las defensas eran más efectivas. Aún así Brasil se encomendaba a Marcelinho Huertas y Barbosa, infalibles, y en Argentina el martillo pilón era Scola, que llevaba 15 puntos en los quince minutos que se llevaban de partido. La ventaja argentina era de cuatro puntos (34-30 m.15) y Rubén Magnano, el seleccionador brasileño, solicitó tiempo muerto para mejorar el juego de los suyos, que no estaba siendo demasiado bueno en el segundo cuarto.

La ventaja de Argentina se mantuvo, sobre los cinco puntos (43-38 m.18). A falta de medio minuto Marcelinho Huertas empató el choque gracias a un espectacular 3+1 y después, con dos tiros libres, se puso por delante al llegar al descanso. 46-48 para los brasileños al término de los primeros veinte minutos de un partido realmente vibrante.

En la reanudación la conexión Splitter-Varejao se puso en marcha y fueron una opción más en ataque. Gracias a ello, Brasil cogió su máxima renta del partido siete puntos (46-53) y puso en alerta a Argentina. Aparecieron Delfino y Scola y la ventaja se redujo a uno pero en un visto y no visto, gracias a Machado y Alex Garcia, Brasil se fue de nuevo en el marcador (56-61 m.26). Era un partido de alternativas y los porcentajes de tiro de los dos equipos eran espectaculares ya después de casi treinta minutos. Era el partido perfecto, el de no rendirse nunca, el de darlo todo por un pase a los cuartos de final. Scola empató el choque a 63 a falta de un minuto para terminar el cuarto y así fue como acabó, con empate. 66-66 con todo por decidir.

Scola decide
El inicio de los últimos diez minutos fueron sublimes. Primero, el anárquico Barbosa anotó dos triples de forma consecutiva y puso a Brasil seis arriba, pero Pancho Jasen también quiso ser protagonista y clavó otros dos de forma seguida para igualar de nuevo el partido. Más tarde Scola tomó de nuevo el mando anotando y asistiendo y Argentina se fue de cuatro (81-77 m.36) una ventaja importante viendo la igualdad del partido. Después de dos minutos sin anotar, los brasileños se acercaron a dos puntos gracias a dos tiros libres de Splitter. Scola de nuevo puso a Argentina seis arriba con cuatro puntos casi consecutivos (85-79).

Los hombres de Magnano no se rindieron y con un parcial de 0-5 se pusieron a uno (85-84) gracias a Huertas y Machado. Los calificativos para definir a Scola se agotaban y anotó su punto número treinta y cinco para decidir el partido (89-84) a falta de pocos segundo para el final. Marcelinho lo intentó a la desesperada con un gran triple, partidazo el suyo también por cierto, pero ya no había tiempo para más. Luis Scola decidió un choque muy igualado gracias a sus 37 puntos en una exhibición que tardará mucho tiempo en borrarse de nuestras retinas (93-89).

Noticias relacionadas

'Doble-doble' de Ricky Rubio ante 'sus' Wolves

Calderón debuta con triunfo con los Cavaliers

Laso: "Ha sido una victoria muy trabajada, difícil y dura"

Lesiones de Kuzmic y Randolph

El Real Madrid noquea al CSKA de Sergio Rodríguez (82-69)

El conjunto de Laso se apuntó el clásico con más historia de la Euroliga a base de coraje, talento y defensa; la victoria costó las lesiones de Kuzmic y Randolph; y gris regreso de Sergio Rodríguez a Madrid.

Sergio Rodríguez: "Tengo ilusión por volver a jugar en Madrid, espero que la gente también la tenga por verme"

El base español, enrolado en el histórico CSKA de Moscú, regresa a la que fue su casa para enfrentarte al Real Madrid, en uno de los encuentros más atractivos de la Euroliga

El Real Madrid se toma una pequeña revancha en La Fonteta

El conjunto de Pablo Laso se impone al campeón Valencia Basket en un partido frenético y decidido al final
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris