Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Etiquetas:   Muy mal se nos tenía que dar   -   Sección:  

Lo peor del Alcorcón-Ponfe, el campo

Jorge Dargel
Jorge Dargel
martes, 7 de septiembre de 2010, 09:48 h (CET)
El Alcorcón venció este domingo a la Ponferradina dos a cero en el partido correspondiente a la jornada 2 de la Liga Adelante en un verdadero ‘patatal’. No caben excusas que valgan para los derrotados, el equipo madrileño fue mejor que la el berciano, sobre todo en la primera mitad y a la hora de finalizar las ocasiones. Pero más que la victoria del conjunto de la capital, cabe destacar a otro protagonista, el césped. Y es que el terreno de juego fue el principal actor en el duelo disputado en el estadio de Santo Domingo por su lamentable estado.

No son argumentos para intentar justificar la derrota del conjunto de El Bierzo, puesto que el campo estaba en muy malas condiciones para los dos equipos, pero es intolerable que un equipo de Segunda División tenga un campo en tan mal estado como el que se jugó el pasado domingo. Nada más acomodarte en tu localidad, uno podía comprobar la enorme cantidad de césped levantado, sobre todo por la banda pegada a los banquillos. Para que se hagan a la idea, recordaba al del choque entre España y Argentina celebrado en la Nueva Condomina de Murcia.

Los principales perjudicados de tener el terreno de juego en tal paupérrimo estado son el propio Alcorcón, un equipo, que como demostró sobre todo en la primera mitad, le gusta jugar al fútbol y pasar el balón al pie. Los segundos gran afectados son los respectivos rivales de los madrileños que visiten el estadio de la ciudad madrileña, algunos con un estilo de juego basado en el toque. Pero no podemos olvidar al otro gran afectado, el aficionado, que desea siempre ver un buen espectáculo. Paradojas aparte, los dos goles del equipo madrileño han llegado por la banda que menos mal estaba en los primeros cuarenta y cinco minutos. Intentar conducir o controlar el esférico era una ardua tarea para los futbolistas de ambos conjuntos. El bote era el peor aliado para los defensas y la incertidumbre rondaba cada vez que el balón se deslizaba por la inestable hierba.

La prueba inequívoca del estado del campo viene con el aplazamiento del partido de Copa del Rey entre el Alcorcón y la Ponferradina, que tenía que disputarse este miércoles en el estadio de Santo Domingo y ha tenido que retrasarse al día 15 de septiembre al no poder aguantar tres encuentros en una semana. Ojalá el club madrileño pueda arreglar el campo para no tener que lamentar cualquier lesión por culpa del terreno de juego, como ya le ocurrió a Maxi Rodríguez en el citado España-Argentina.

Noticias relacionadas

El lado golpista del Frente Guasu

Los seguidores del cura papá Fernando Lugo acusan de golpistas a varios entes, empresas y medios con los cuales siguen vinculados

Telecinco condenada por el Tribunal Supremo por realizar publicidad encubierta

Clemente Ferrer

Empecemos a soñar con Madrid 2020

Los votantes del COI tienen un sentimiento de deuda con la candidatura española

Se acabó la Liga escocesa

Habrá que acostumbrarse a ver como el dueto Madrid-Barcelona, nuevamente, lucha por ganar la próxima Liga, mientras que los demás juegan y pelean por la “otra liga”

¿Cristiano o Messi? Y tú ¿De quién eres?

María Xosé Martínez
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris