Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   The Washington Post Writers Group   -   Sección:   Opinión

Sin medias tintas en esta campaña

David S. Broder
David S. Broder
martes, 7 de septiembre de 2010, 09:37 h (CET)
FILADELFIA - Durante décadas, Pennsylvania ha perfeccionado una política única de ambivalencia en sus campañas al Senado, enviando a Washington a inconformistas que no encajan fácilmente en las normas de sus partidos pero que reflejan con precisión las sutiles diferencias en el seno de sus distritos electorales.

Durante 30 años, Arlen Specter ha sido la figura emblemática - un caballero que empieza como Demócrata, se hace Republicano durante la mayor parte de su vida en activo, y luego vuelve al transfuguismo. Se distinguió por su "flexibilidad" legislativa. Un sindicalista de aquí me dijo en una ocasión que había felicitado con sorna a Specter "por quedarse en el mismo bando del debate todo el tiempo transcurrido del desayuno a la cena".

Pero como un consultor de campaña destacaba esta semana, "Specter no era tan distinto a los demás" que los electores eligen para que les representen. Con raras excepciones -- como Milton Shapp, Demócrata de izquierdas, o Rick Santorum, Republicano conservador, que ascendieron rápidamente y desaparecieron a igual velocidad -- los políticos de éxito aquí se han aferrado al centro a expensas de la claridad ideológica.

Pero el destino de Specter pone de relieve que la era de la ambivalencia podría estar tocando a su fin. Hace seis años, sobrevivió por los pelos a unas primarias Republicanas contra el Representante Pat Toomey, conservador de credenciales. Con Toomey como rival de nuevo en lo que probablemente habría sido una campaña abocada a la derrota, Specter volvió a pasarse a los Demócratas, sólo para empatar con el Representante Joe Sestak, izquierdista acomodado que había sido reclutado para la Casa Blanca cuatro años atrás por Rahm Emanuel.

Ahora, Toomey y Sestak preparan toda la artillería para un enfrentamiento que supone la más clara de las elecciones pero que deja en la duda a miles de votantes de orientación independiente.

Sobre el papel, Sestak, de 58 años, y Toomey, una década más joven, llegan perfectamente preparados a lo que tendría que ser un gran debate. Los dos tienen carrera y son elocuentes, y se han forjado sus carreras como asesores. Sestak es licenciado de la Academia Naval y ocupó el puesto de comandante del escuadrón de combate del portaaviones George Washington y más tarde fue director de política de defensa en el Consejo de Seguridad Nacional del Presidente Clinton. Se licenció como contralmirante y, en el año 2006, derrotó a un titular Republicano para convertirse en el veterano de mayor rango en el Congreso.

Toomey es licenciado de Harvard reconvertido a corredor de divisas en Wall Street, se hizo con un distrito Demócrata en el aire en Lehigh Valley en 1998 y cumplió tres legislaturas en la Cámara antes de retirarse en el año 2004 para cumplir su promesa del número de mandatos que iba a ocupar. Ese año desafió a Specter desde la derecha y perdió por menos del 2% de los votos en las primarias Republicanas. A continuación se convirtió en el secretario del Club del Crecimiento, un colectivo activista defensor del libre mercado que respalda a los candidatos conservadores.

Sestak y Toomey se oponen frontalmente en la mayoría de los grandes temas. Sestak hizo campaña contra la guerra de Irak, apoyó a Hillary Clinton en la candidatura presidencial Demócrata de 2008, es partidario de la reforma sanitaria y de la ley de intercambio de emisiones, y tiene una calificación del 100% según el grupo proabortista NARAL Pro-Choice America.

Toomey se decanta por ampliar todos los recortes fiscales de Bush, se opone a las tres grandes iniciativas de Obama, es contrario al aborto y al matrimonio homosexual y quiere eliminar el impuesto de propiedades y reducir varias cargas tributarias del sector privado. Tiene una calificación de 97% según la Unión Conservadora Americana.

Pero ninguno de los caballeros parece cómodo apostando su futuro político a la ideología por completo. Aunque encantados de señalar ejemplos de la "rígida ideología" del rival, también les gusta promocionar sus propios precedentes. Sestak me contaba que, siendo militar, consideraba la "transparencia" como la principal cuestión. Aspirando a convertir la campaña en una prueba de carácter, se anotó como apoyos al alcalde independiente de Nueva York Michael Bloomberg y al ex Senador Republicano de Nebraska Chuck Hagel.

También trató de obligar a las cadenas de televisión a retirar un anuncio que decía que estaba "100%" de acuerdo con la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi, citando estudios que demuestran que en realidad habían votado de la misma forma el 97% del tiempo.

Toomey se trajo a la Senadora Republicana moderada de Maine Susan Collins a un acto de recaudación de fondos y decía a un periodista que habría votado a favor de ratificar la elección de la magistrado Sonia Sotomayor al Supremo. También ofreció la posibilidad de que si los Republicanos recuperan el Congreso, Obama reaccione igual que Bill Clinton en 1994 y "empiece a gobernar desde el centro. Yo celebraría eso", decía.

La audiencia puede contar con tener dos meses de anuncios argumentando que el extremista es el otro.

Noticias relacionadas

Erradicar el virus

“Ni hierba en el trigo ni sospecha en el amigo” Autor Desconocid

Dinamitar para perseverar

“Muchísimo cuidado con quién pacta el PSOE, que los que han fusilado nacionalistas en la historia de este país, nos han fusilado a los progresistas también”

Más de 700 artículos

Escribir es un puro disfrute para la mente

Cuando los golpistas hablan de golpe de Estado

“¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario” Mario Moreno “Cantinflas”

Mayor toma de conciencia

Hay que educar para el respeto. Solo así podremos convivir
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris