Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   MUNDIAL BALONCESTO - OCTAVOS DE FINAL / TURQUÍA 2010   -   Sección:   Baloncesto

(78-56) Rusia accede con dudas a los cuartos

Nueva Zelanda no cedió hasta el tercer cuarto ante unos rusos huérfanos de un líder.
Redacción
lunes, 6 de septiembre de 2010, 22:05 h (CET)
La historia vuelve a citarse en Estambul. Rusia contra Estados Unidos en cuartos, con un billete hacia las semifinales. El enfrentamiento con más historia de cuantos se recuerdan en baloncesto. No será, no obstante, un duelo como los de antes, salvo que Rusia, huérfana de un líder sólido, se transforme. Si están a un paso de semifinales es porque Nueva Zelanda carece del físico y del talento en los momentos puntuales de los rusos. Los ‘kiwis’ sólo se vieron sin opciones a partir del tercer cuarto; hasta ese momento, hubo lugar a la sorpresa

FICHA TÉCNICA
78- Rusia: Vorontsevich (18), Bykov (5), Fridzon (12), Kaun (6) y Monya (8) -cinco inicial-, Kolesnikov, Ponkrashov (9), Khvostov (4), Voronov y Mozgov (16).
56- Nueva Zelanda: Tait (1), Penney (21), Vukona (2), Abercrombie (13) y Cameron (4) -cinco inicial-, Fitchett (6), Jones (7), Frank y Bradshaw (2).
Parciales: 13-15, 18-12, 20-13, 27-16
Árbitros: Sasa Pukl (SLO), David Chambon (FRA) y Marcos Fornies (BRA). El neozelandés Vukona y el ruso Vorontsevich fueron eliminados por cinco personales.
Incidencias: Partido correspondiente a los octavos de final del Mundial de baloncesto de Turquía, disputado en el Sinam Erdem Dome, de Estambul, ante unos 6.000 espectadores.

DATOS DESTACABLES
El mejor:
Nueva Zelanda ya no será cuarta como en el Mundial de Indianápolis de 2002, pero su estrella Kirk Penney brilló como de costumbre al concluir como máximo anotador del encuentro con 21 puntos. Rusia sólo fue capaz de marcar diferencias cuando éste se marchó al banquillo a resguardarse de sus cuatro faltas personales. En el otro bando, destacaron Vorontsevich y Mozgov.
La clave:
En el tercer cuarto fue cuando Rusia apretó en defensa y en ataque obteniendo un 13-0 de parcial, a la postre determinante para decidir el encuentro. A esto de sumarse que la ausencia temporal de Penney en los oceánicos debido a las faltas.
El dato:
En el tercer cuarto fue cuando Rusia apretó en defensa y en ataque obteniendo un 13-0 de parcial, a la postre determinante para decidir el encuentro. A esto de sumarse que la ausencia temporal de Penney en los oceánicos debido a las faltas.

Rafael Merino / Diario Siglo XXI

Ni selección revelación ni oponente de entidad contra Estados Unidos. Ni Nueva Zelanda será proclamada como combinado sorpresa ni Rusia deberá alardear de ser adversario de los máximos favoritos a la presea de oro. Los ‘kiwis’ cerraron su participación descubriendo que esta Rusia dista mucho de aquella Rusia capaz de sembrar el pánico en Estados Unidos.

Quizá la danza maorí -la famosa Haka- impresionó a los otrora campeones europeos o quizá fue el verse superiores lo que explica, en parte, que Rusia se marcharse al descanso con una exigua diferencia en el marcador. Situación anormal si se compara el talento y el físico de unos y otros. Valga un dato: sólo dos jugadores neozelandeses están por encima de los dos metros; los rusos, como siempre, van sobrados de centímetros.

La cuestión es otra, mucho más preocupante para el bando ruso. La escasa concentración mezclada con su pasividad defensiva y el escaso acierto de tiro explica esa igualdad. Por no hablar la carencia de ese jugador con autoridad tipo Holden o Kirilenko. Los rusos estaban si estar, como sabiendo que en cualquier momento se rompería el partido a su favor.

Pero esto era jugar con fuego. Más de una selección se ha quemado en la liguilla. No sólo eran despropósito de los rusos; los neozelandeses estaban muy cerrados en defensa, con multitud de ayudas, y más acertados en ataque, muy sueltos, siempre con criterio, haciendo un baloncesto sencillo, sin esas estridencias tan repetidas en estos últimos tiempos.

El despertar ruso en Estambul
El descanso hizo ver a Rusia que o despertaba a tiempo o protagonizaría uno de los fracasos más sonoros de esta edición mundialista. Hizo lo primero. Despertó y ganó con comodidad en el marcador, aunque eso no solapa que haya dudas sobre su capacidad de aguante ante Estados Unidos. ¿Cuánto aguantarán? ¿Un cuarto? ¿Dos como mucho? Rusia hizo lo mínimo: apretó las tuercas en defensa, ahogando a los neozelandeses en la parcela ofensiva, huérfanos de Penney al tener cuatro faltas; y en ataque, donde impuso sus centímetros y su físico.

Nueva Zelanda, entonces, se derrumbó como un castillo de naipes. Fue suficiente un ligero soplido de los rusos (parcial 13-0) para que la lógica se impusiera a la sorpresa. El cuarto acto fue intrascendente, nada hizo presagiar que Nueva Zelanda se recuperará, en parte porque ya carecía de agilidad ofensiva pese a los 21 puntos de su estrella Kirk Penney, en sus números de siempre.

Pero esto contrastaba con el cómputo estadístico general: 10 de 24 en tiros de dos (42%) y 5 de 24 en triples (21%). Así era complicado imponerse, incluso cuando Rusia no fue una apisonadora salvo en ese suspiro de inspiración del tercer cuarto, cuando despertaron y rompieron el partido a su favor, pero sin despejar las dudas generadas en su clasificación para cuartos.

Noticias relacionadas

El Betis Energía Plus por fin se estrena en la ACB (83-77)

Los sevillanos logran, a la undécima, la primera victoria de la temporada, frente al Monbús Obradoiro

El Real Madrid tira de épica pero cae ante Olympiacos

Printezis ajusticia a los de Laso en la prórroga

Ibaka gana la partida a Marc Gasol y Mirotic vuelve a jugar con triunfo

El mediano de los Gasol aportó 20 tantos

El Valencia Basket planta cara pero sigue sin levantar cabeza

Los 'taronja', pese a las bajas, se mantuvieron con vida hasta el final gracias a la exhibición anotadora de Green (24 puntos)

El Madrid olvida su drama europeo

Los de Pablo Laso muestran su versión liguera para ganar a Herbalife Gran Canaria y alejar la derrota con Estrella Roja
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris