Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Corbacho

Rafael del Barco Carreras
Redacción
lunes, 6 de septiembre de 2010, 09:42 h (CET)
CELESTINO CORBACHO CHAVES, MINISTRO DE TRABAJO E INMIGRACIÓN, O LOS CINCO MILLONES DE PARADOS.

Barcelona 26-08-10. Como no se crea empleo se crean leyes para rebajar el número de parados. Se maquilla el desastre, porque rebajar a base de cursos de formación es otra de esas genialidades españolas dignas de ser erradicadas de nuestra idiosincrasia. Si son 5 millones sobran los subterfugios para que sean 4.

Y si en cuanto a paro legal, donde tantas cabezas debieran ser tantos sombreros (tans caps tans barrets), lo de la Inmigración, competencia del mismo Ministerio, donde cabezas y sombreros campan y acampan a su aire, las cifran ni se sabe, millones de individuos que subsisten alegal, ilegal, y hasta por encima del bien y del mal. A este paso la economía sumergida superará a la oficial, y estadísticas y demás cálculos econométricos deberán tirarse a la basura por incongruentes. Quizá a partir de este supuesto la realidad y lo "oficial" confluyan.

Genialidades de un ministro “progresista” que surge de la Gran Burbuja Inmobiliaria Catalana, pero que sabe andar por encima del agua sin mojarse. Pasar por la Alcaldía de Hospitalet, Capital del Paro del Baix Llobregat, y la Presidencia de la Diputación de Barcelona, imprime carácter y experiencia, ¡y en pleno Caso Pretoria! Otro dato de su biografía que me inquieta y afecta es su ingreso en los iniciales socialistas catalanes de Narcís Serra por los últimos 70. ¡Cómo triunfaron aquellos jovencitos! Toda una vida viviendo de la Política, y ¡qué Política!, la de la “Barcelona, 30 años de corrupción”.

A las distracciones y contradicciones de Salgado y Blanco sobre si subimos o no los impuestos, de que si son los más bajos o altos del Mundo, se deben unir los tanteos de Corbacho sobre bajar las pensiones un 5% y subir el límite de cotización a los últimos 20 años. Las intenciones están claras, y las causas más aun: las cuentas públicas son cada día más rojas.

Los sindicatos hacen que se enfurecen, y vuelta a empezar… siguen subvencionados, o al igual que aquellos verticales franquistas dependen de su ministerio y presupuesto. Si la última aparición en la Tele se refería a lo de las pensiones, al día siguiente se tratará de los años de cotización, o de nuevo de los días de más o de menos en que los de los cursos deberán aceptar. A diario se marea la perdiz, a suponer para “acongojar” al auditorio.

De la última “reforma laboral” queda oscura la “justificación por pérdidas “actuales o previstas” o la disminución relevante de beneficios” como causa para el despido objetivo (libre), y muy clara la de “retirar las ayudas en supuestos de rechazo de ofertas de empleo “adecuadas” o cuando el beneficiario no acepte, sin justificación, a participar en acciones formativas”.

Se publica que “El ministro ve difícil poder rebajar significativamente las cifras del paro, por lo que ha pronosticado un camino lento para volver a la situación que vivía España antes de la crisis. En su opinión, serán necesarios entre tres y cinco años”.

Ayer en el Senado se introdujeron los cambios Corbacho; no se aceptó modificar las nuevas condiciones del despido objetivo ni mejorar la flexibilidad interna de las empresas, y bajará de 100 a 30 días el plazo para que los parados rechacen su formación sin ser sancionados.

Noticias relacionadas

¿Concertinas o más policías y guardias civiles heridos, señor Marlaska?

No estamos convencidos de que un juez considerado “progresista” sea lo que mejor conviene a España como ministro de Interior

Opus Dei: Comentario crítico a una carta (XI)

​Quedamos ayer en que el lector repasaría los puntos 14 y 15 de la carta del prelado del Opus Dei de 2 de octubre de 2011 y hoy los comentaríamos

Honradez

Las noticias del mundo político, laboral, económico o comercial, parece que están reñidas con la honradez

Inmigración, solidaridad y generosidad

La solidaridad no se puede confundir con la generosidad

Cataluña, sin el 155, vuelta al caos anterior

Hemos entrado en una situación de trauma nacional
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris