Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

Aumento del desempleo, ¿una buena noticia para el PSOE?

Miguel Massanet
Miguel Massanet
lunes, 6 de septiembre de 2010, 08:38 h (CET)
Alguien, con buen criterio, afirmó: “La resignación es un suicidio cotidiano” y si queremos aceptar que el pensador que tuvo tan feliz ocurrencia estaba en lo cierto, no nos quedará más remedio que incluir en el ramo de suicidas cotidianos a nuestra ministra, señora Salgado, al señor Granados y a la señora Maravillas Rojo; tres miembros destacados del PSOE a quienes, por lo visto, no hay dato de paro, por espeluznante que nos pueda parecer al resto de ciudadanos, que sea capaz de conmoverlos y alarmarlos; si es que nos debemos fiar de sus reacciones ante el pésimo dato de que, en el mes de Agosto ( el mes de la vacaciones y el boom turístico y no, como pretenden hacernos tragar, un “mes malo” para el empleo cuando, la verdad, es que el mes donde se suele producir más paro, después de que finalicen los empleos temporales creados por el turismo, es el mes de septiembre) el que el paro haya crecido en la, nada despreciable, cifra de 61.000 nuevos desempleados. Y es que, si la señora Salgado habló del “contexto estacional”, el señor Granados nos ha querido endosar que “este mes de Agosto ha sido el mejor” y, para no quedarse rezagada y contribuir con su granito de arena a esta conjura de necios, la señora Maravillas Rojo ha puesto la guinda del pastel afirmando que “mantenemos la tendencia adecuada para salir del problema” con lo cual, al parecer, el hecho de que haya 61.000 parados más, a pesar de todo, para el PSOE, resulta ser una “excelente noticia”; no lo verán así, por supuesto, los que se encuentren en la calle sin trabajo ni perspectivas inmediatas de conseguirlo.

Porque, señores, el que, a estas alturas y por enésima vez, la taciturna y lúgubre vicepresidenta segunda del Gobierno, señora Elena Salgado, nos quiera contentar con la sempiterna excusa del “contexto estacional” y aquello de que, “el año pasado fue peor”, puede servir para echarle un cabo a su jefe, señor Zapatero, este eterno bufón que tiene la virtud de convertir cualquier mala noticia en un motivo de “esperanza” y en un paso hacia la “estabilización” de nuestro país. Lo que no sabe la señora Salgado, y voy a recordárselo, es que, cuando se toma como parámetro una determinada magnitud, sea económicas, social o financiera, lo que no está permitido es valerse de otra más favorable cuando le convenga y acudir a la primera, en el caso de que le sea más conveniente para sus objetivos. Y lo digo porque, si los señores socialistas se han estado llenando la boca con los aumentos del empleo de los meses de junio y julio (en este caso concreto sí debidos a la situación de estacionalidad); ahora, cuando viene el Tío Paco con la rebaja, no les está permitido que saquen el tema de la estacionalidad (por otra parte mal aplicado, porque el agosto es mes de vacaciones y turismo) para querernos endosar como algo normal una recaída de 61.000 nuevos parados en agosto; cuando lo que, sí sería algo acorde con la “estacionalidad”, el que el paro aumentase en el mes de septiembre, aunque, no desesperemos, todo se andará.

Pero tampoco nos vale la excusa, a la que son muy aficionados los socialistas para cubrirse las espaldas, de decirnos que “el año pasado, por estas fechas, el paro aumentó mas que en el actual”. Resulta elemental, señora ministra, y haga el favor de no tomarnos por tontos puesto que, en esta materia, quizá los haya que también entienden; el que, a medida que la masa total de parados vaya creciendo y las empresas vayan desapareciendo a cientos de miles; es natural que se llegue a un punto en el que, la misma contracción de la producción, la reducción ya producida en nuestro mercado laboral durante los años anteriores (que nos ha llevado a duplicar el paro oficial del 2007 y a duplicar, también, la media de toda la UE); puedan llevar a un punto de inflexión en el que, las empresas que queden en funcionamiento, sean las más saneadas, cuando las más débiles, las menos financiadas, las poco competitivas y las peor dirigidas, ya han sido tragadas por la vorágine de la crisis y, en consecuencia, las que van cayendo sean menos, aunque no por ello nos deban preocupar menos, porque se trata de aquellas que han conseguido sobrevivir hasta ahora y, sin embargo, han acabado por sucumbir a la crisis. Evidentemente, también serán menos los parados que se siguen registrando. Pero, si me lo permite, le voy a proponer una sencilla prueba para comprobar si usted está en lo cierto al subestimar el paro del mes de Agosto. Coja usted el número de parados oficiales del año 2007 y divídalo por el número de empresas de alta en España en dicho año y, haga lo mismo con el paro actual y las empresas que, todavía, quedan en activo y, luego, señora ministra, dénos el ratio de uno y otro año para que comparemos. Es posible que el resultado nos sorprenda y nos ayude a conocer la verdadera magnitud del problema del paro, que está acabando por ahogar nuestra economía y nos obliga a endeudarnos más de lo que es prudente hacer.

Lo que no debe hacer un gobierno es, como parece que es su estrategia, conformarse, resignarse, esperar a que el tiempo escampe y que, desde fuera, vengan a sacarnos las castañas del fuego; mientras, su única preocupación es evitar que los ciudadanos nos apercibamos de que no hacen nada para remediarlo y de que no tienen ideas que les sirvan para sacarnos del enredo en el que nos han metido. Lo que acaba de darle la puntilla a su modo de gobernar es que no hacen más que reprocharle al PP el que “no arrime el hombro”, cuando es evidente que, durante todas las dos legislaturas que llevan los del PSOE en el poder, no han querido, en ninguna ocasión, aceptar una iniciativa, una propuesta de ley, un proyecto de reforma o una oferta de acuerdo surgido del partido de los populares. Y no sólo no han querido darles cancha, sino que, en el pacto del Tinell, se confabularon con los nacionalistas y comunistas para impedir que, el PP, lograra sacar ni una sola de sus propuestas en el Parlamento, condenándolo al ostracismo. ¿A qué le llaman ustedes arrimar el hombro?, es posible que, para la señora De la Vega o la Pajín o cualquiera otra de las damiselas del PSOE, el “arrimar el hombro” consista en tragarse sin agua, toda cuanta insensatez, barbaridad, actuación sectaria o medida transgresora del orden constitucional, que les ronde por la cabeza.

Pero, con la “responsable” y “desinteresada” ayuda de CIU de los señores Más y Durán (este que siempre habla de que apoyan a Zapatero por “sentido de Estado”) o de los venales y “muy católicos” señores del PNV o las hormiguitas de Coalición Canaria que tanto les da quien gobierne mientras puedan sacarle jugo a su colaboración con él). Supongo que a este contubernio alguien lo va a considerar una actuación democrática; una prueba de sentido de Estado, una actuación responsable y sensata, pero les aseguro que, al menos para mí, y a la vista de cómo están dejando a España todos estos politicastros que nos gobiernan; más lo calificaría de un delito de alta traición a España, de una confabulación para destruir la unidad que exige la Constitución y de un intento de desmembrarla en pedazos (algo que ya se huele cuando ZP está comenzando a considerar, para favorecer al PNV, la posibilidad de dividir lo que hasta ahora ha sido la “caja única de la Seguridad Social” para trasferirla, desguazada, a las distintas comunidades autónomas); de forma que las más ricas se la administren solas mientras que, las más pobres, se tendrían que apretar el cinturón; con lo cual, el principio de que todos los españoles somos iguales ante la ley y el de solidaridad entre comunidades ricas y pobres, quedaría convertido en una mera filfa. ¡Si, señora Salgado, usted sirve bien a su jefe, le obedece fielmente pero, para los españoles que sufrimos la crisis, no es usted más que alguien incompetente y sectaria, que ayuda a ZP a que España se hunda en el hoyo que, ustedes mismos, han cavado para sepultarla!.La Historia los juzgará.

Noticias relacionadas

Erradicar el virus

“Ni hierba en el trigo ni sospecha en el amigo” Autor Desconocid

Dinamitar para perseverar

“Muchísimo cuidado con quién pacta el PSOE, que los que han fusilado nacionalistas en la historia de este país, nos han fusilado a los progresistas también”

Más de 700 artículos

Escribir es un puro disfrute para la mente

Cuando los golpistas hablan de golpe de Estado

“¡Ahí está el detalle! Que no es ni lo uno ni lo otro sino todo lo contrario” Mario Moreno “Cantinflas”

Mayor toma de conciencia

Hay que educar para el respeto. Solo así podremos convivir
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris