Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Hablemos sin tapujos   -   Sección:   Opinión

ZP internacionaliza el despropósito, en China

Miguel Massanet
Miguel Massanet
viernes, 3 de septiembre de 2010, 09:27 h (CET)
Vamos a dejar de lado lo que nos cuesta a los españoles que, el señor Rodríguez Zapatero y toda su comitiva –en la que no ha faltado la presencia del señor Hereu, el alcalde de Barcelona –, se desplace a la república China en visita oficial; si es que queremos aceptar como bueno que se trate de un viaje a la exposición de Shanghai, al costoso pabellón español , para potenciar la venta de nuestros productos, promocionar el turismo o, y aquí puede que esté la clave de este viaje, el hecho de que, muy posiblemente, el señor ZP haya tenido que tranquilizar a uno de los mayores poseedores de Deuda Pública española ( cerca de 40.000 millones de euros) respecto a nuestra situación actual. Pero no nos engañemos, el gran coloso asiático no se ha dejado guiar por un impulso repentino de sus dirigentes, o por pecar de cándido al comprar una deuda que, en todo el orbe económico, se sabe que no es la mejor inversión que se pueda hacer; no, señores, los financieros chinos controlados por el Estado ( no olvidemos que, esta nación emergente, todavía es un régimen comunista investido de una crosta superficial de capitalismo, pero que, como en épocas anteriores, está copado por la cúpula del partido que es quien, en definitiva, maneja los hilos de todo su entramado financiero) y la coincidencia del gran bloom económico de esta nación, con la crisis económica que ha afectado a todo el mundo occidental; lo que les ha permitido extender sus tentáculos, ávidos de expansionismo económico, succionando con sus ventosas los títulos de deuda de los países más desarrollados de la economía mundial.

China se ha convertido en la principal poseedora de la deuda de los EE.UU, aunque, en apariencia, la necesidad de la FED de ir emitiendo dinero “virtual” ha ido devaluando la inversión que hizo con la compra de tales activos. Estoy convencido de que, a pesar de esta aparente paradoja, quien ha salido ganadora en toda esta estrategia ha sido, precisamente, la China que sabe que tiene cogido al señor Obama en un lazo mortal del que no se puede desprender sin exponerse a poner a su país al borde de la quiebra. China está consiguiendo importantes contraprestaciones tecnológicas y beneficios comerciales para sus exportaciones gracias, precisamente, a la deuda americana que atesora en sus bancos. Recuerden ustedes que, por mucho que el señor ZP se empecine en disimularlo y en continuar desvariando, presumiendo de nuestra “fortaleza financiera”, hasta el punto de atreverse a comparar a España con el Japón, –hasta hace poco la segunda gran economía del mundo, hasta que ha sido superada, precisamente, por China – describiendo a las dos economías como “dos historias de éxito”; no debemos olvidar de que, cuando Europa y Obama nos leyeron la cartilla y obligaron a nuestro Gobierno a implantar medidas radicales de ahorro y cambios estructurales (muchas de ellas todavía pendientes de llevar a cabo como, por ejemplo, la gran reforma laboral), y, aunque tuviera escasa publicidad, el largo brazo de la China también se interesó por nuestra suerte, uniéndose a las recomendaciones de la UE y los EE.UU.

Por muchas declaraciones, bravatas y demás estupideces con las que ZP pretenda vendernos, a los españoles, sus presuntos éxitos en su periplo asiático; en definitiva, lo más importante que ha conseguido y, a la vez, lo que más nos debe preocupar como ciudadanos españoles, ha sido que, la pequeña invasión que ya existen e España de ciudadanos chinos que, cada vez, se van haciendo con una gran parte de nuestro pequeño comercio debido a los bajos salarios que pagan, unido a –es de justicia reconocerlo – su gran productividad y sus jornadas interminables; hacen imposible a nuestros comerciantes competir con sus precios; a partir de ahora, se convierta en un desembarco de las grandes multinacionales chinas que , si van a traer posibles empleos (habrá que ver los que ocuparán los oriundos y los que serán destinados a sus compatriotas, los chinos; que, sin duda alguna, coparán los cargos directivos y técnicos, dejando a los españoles los que nosotros, cuando la inmigración de sudamericanos y moros, les dejábamos a ellos, los peores y menos retribuidos); sin duda van a crear importantes problemas a nuestras grandes industrias, que van a tener que competir, en su mismo terreno, con las empresas chinas sin que los costes de transporte, las tasas aduaneras o las dificultades de comunicación causadas por la gran distancia entre ambos países, sean ya obstáculo para estos grandes depredadores de los mercados europeos.

Cuando un percibe que el gobierno catalán del señor Montilla, se ufana y habla del éxito de dos años de negociación con la empresa china de fabricación de automóviles, Chery, para que fabrique sus coches en Catalunya , siempre nos queda la duda de si, en realidad, están cayendo como pardillos en una gran trampa. Al parecer. existen en China tres importante fabricantes de coches, que tiene acuerdos con los más señeros fabricantes mundiales de automóviles; pero luego hay otros grupos, más pequeños, muy activos y competitivos que utilizan el procedimiento, para ir abriendo mercados, de iniciar con una cooperación, seguido de la implantación de una empresa mixta para acabar estableciendo una filial de la empresa madre. La primera cuestión que se me ocurre es preguntar .¿ Cómo va, esta posible alianza con la empresa Chery, a afectar a los fabricantes de las grandes marcas que tenemos establecidos en nuestro país?, a continuación, se me ocurre la siguiente reflexión: si, después de que cesaron las ayudas del Estado al sector de la locomoción, las ventas de vehículos han descendido un 27% debido al aumento del IVA y a la supresión de la ayuda estatal, ¿se puede entender como una buena idea el que, en lugar de reducir este sector, apoyarlo para que mejoren sus estructuras o fomentar fusiones para que se hagan más competitivos; nos traigamos a un nuevo competidor del extranjero, dispuesto a reventar los precios y, con toda posibilidad, a obligar a despidos masivos de las empresas ubicadas en España en la actualidad?, o, ¿ es que al señor Montilla, con el agua al cuello y con los días contados en su poltrona, según se desprende de las últimas encuestas; con tal de poder decir que ha traído una empresa China que producirá nuevos puestos de trabajo, le importa un comino los que, por otra parte se vayan a destruir?

Los chinos se están haciendo con muchas repúblicas bananeras de África, se están introduciendo, con fuerza, en muchas naciones europeas y ya han puesto la planta en EE.UU. Ahora, una vez conseguido lo más difícil, es muy posible que, utilizando de pantalla a un monigote como ZP, alabándole como se hace con los tontos para que hagan lo que se quiere de ellos; aparte de convertirlo en un mandado dentro de la UE para que intenten convencer a los países que, dentro de la unión, todavía tienen reticencias, plenamente justificadas, sobre cuáles son los verdaderos planes del coloso asiático; de que, porque lo diga él, el gran Zapatero de España, a partir de ahora, deben confiar plenamente en las buenas intenciones de los chinos. Le han prometido algunas compras, se han procurado lo que les interesa de las energías renovables y, cuando ya nos tengan fagocitados, vista la mansedumbre demostrada por la ciudadanía española; su facilidad para someterse a la tiranía de los regímenes absolutistas y totalitarios, poco les va a quedar por hacer, más que intentar sacarse de encima al más de millón y medio de musulmanas que intentan la misma maniobra, para que consigan crear una nueva república popular China en nuestra nación. Y aquí, todos en Babia, aguantando a ZP que siga con sus quijotadas de iluminado y sectario. Lo curioso, lo verdaderamente gracioso de todo este triste drama para España, será que, al fin y a la postre, los nacionalistas catalanes y vascos van a tener que acabar, ¡hablando chino!

Noticias relacionadas

Miquel Iceta, el Travolta de la rosa

Perfiles

¿Hasta dónde llega el cáncer separatista dentro de España?

No nos creamos que el proyecto del separatismo catalán se reduce a Cataluña

La difusión de Norberto Gil es bienvenida

Ya lo decía el famoso arquitecto La casa debe ser el estuche de la vida, la máquina de la felicidad

Palestina y la "banalización de la maldad" por parte de Israel

¿Hacia un régimen teocrático-militar en Israel?

España se romperá... o no

El pueblo se ha despertado. Los españoles no están dominados
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris