Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Redefiniciones británicas

Isaac Bigio
Isaac Bigio
jueves, 2 de septiembre de 2010, 06:47 h (CET)
La política británica siempre termina influyendo al mundo. Esto pasó con la revolución privatizante y neoliberal de Thatcher y luego con la tercera vía y el intervencionismo militar ‘humanitario’ de Blair. Hoy los 3 grandes partidos del Reino Unido se encuentran redefiniendo sus programas cuando en unas semanas deban entrar cada a uno a su congreso anual.

Estas modificaciones se dan tras que el laborismo terminó su gobierno más largo de la historia (13 años) y cuando, por primera vez en 7 décadas hay un gobierno de coalición, el mismo que es, por única oportunidad en la historia uno entre los conservadores y sus rivales demo-liberales contra los laboristas.

Los cambios que ambos operen afectarán a la política del que fuera el mayor imperio ultramarino de todos los tiempos así como a la Unión Europea y al mundo.

El laborismo se encuentra en una batalla entre dos almas, la cual está representada en la pugna entre los hermanos Milliband (Ed y David). Cada uno representa un pasado y un futuro diferentes.

Ed está ligado más al ala tradicional ligada a los sindicatos, la cual quiere un partido que retorne a sus políticas sociales. David refleja al ala ‘modernizante’ que quiere competir con los conservadores en ser el partido más pro-empresa privada.

Tras la pugna entre los dos hermanos subyace una entre los dos ex primeros ministros Gordon Brown y Tony Blair. Este último acaba de publicar sus memorias en las cuales acusa a quien le remplazó en el cargo de haber hecho perder el poder al partido al haberlo alejado del ‘nuevo laborismo’ para adoptar un discurso izquierdista que asustó a las clases medias. Sus detractores, en cambio, sostienen que, gracias a incentivar la lucha de clases, los ‘rojos’ no quedaron terceros en los comicios y que fueron los ajustes económicos y la guerra de Iraq quienes condujeron a que el laborismo enajene a sus bases sociales.

Mientras tanto los conservadores y los liberales buscan hacer algo que nunca antes han hecho: acercarse para confrontar al laborismo. Así el antiguo partido de la Thatcher habla de dar más libertades y se aleja del radicalismo antieuropeo y monetarista que tradicionalmente le caracterizó, en tanto que los liberales se mueven de estar a la izquierda del laborismo para convertirse en quienes acepten las nuevas restricciones a la inmigración y al presupuesto público de los ‘tories’ a cambio de ciertas reformas en el sistema electoral.

La batalla del laborismo es una entre quienes quieren una socialdemocracia mundial más apegada al centro y quienes quieren una que se recupere desde la oposición con una plataforma de reivindicaciones sociales.

Mientras tanto, el nuevo conservadurismo liberal va a influir en el resto del globo tratando de combinar políticas pro-derechos humanos y ecologistas con un derechismo económico moderado y con ‘compasión’.

Noticias relacionadas

Control de armas en EE.UU.

Los estudiantes sobrevivientes de la masacre de Florida muestran el camino a seguir

Cuidadín, cuidadín

Cada vez cuesta más trabajo hablar o actuar sin correr el peligro de ser perseguido sañudamente por los vigilantes de lo políticamente correcto

A la calle sin motivo

El colectivo de profesores interinos de Asturias está formado por miles de trabajadores

¿Fútbol?

Esta semana, Bilbao se convertía en el nuevo escenario de batalla campal que enarbolan los equipos de fútbol. Su víctima —directa o indirecta—, Inocencio Alonso, ertzaina

La dudosa salud de nuestra democracia

¿Cuándo tendremos políticos que piensen en el bien común?
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris