Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Análisis internacional   -   Sección:   Opinión

Miriam González

Isaac Bigio
Isaac Bigio
miércoles, 1 de septiembre de 2010, 10:20 h (CET)
Mientras David y Sam Cameron están de licencia debido al nacimiento de su bebé la jefatura del gobierno británico pasa a Nick Clegg y el puesto de primera dama debe recaer en su esposa española Miriam González.

Los Clegg tienen 3 hijos, todos ellos con nombres muy hispanos: Alberto, Antonio y Miguel.

Miriam es la primera iberoamericana que arriba a tal puesto. Sin embargo, no es la primera mujer que haya llegado al poder británico y que haya nacido en la península que unió al viejo y al nuevo mundos.

Miriam nació en Mayo 1968, pero no en el revoltoso París sino en la entonces conservadora Castilla y León, aquella región de la que proviene Leonor de Castilla (1241 – 1290), la cual fuese la reina de Eduardo I de Inglaterra. Se dice que el matrimonio entre Leonor y Eduardo se basó en el amor (y no en la conveniencia) y de que cuando al rey inglés le hirieron con una flecha envenenada su esposa hispana le curó chupándole el veneno. Cuando Leonor murió su viudo le construyó una gran cruz en cada una de las 12 paradas que tuvo su ataúd desde Lincoln hasta Charing, al lado de la plaza mayor de Londres, la cual actualmente es considerada el centro del sistema vial británico (todo un símbolo de amor entre británicos e hispanos).

Londres tuvo varias otras figuras de la realeza ibera. Se dice que el barrio de ‘Elephant and Castle’ (actual corazon de la comunidad hispanoamericana de Londres) fue bautizado así porque los ingleses no podían pronunciar la palabra ‘Infanta de Castilla’ como así se les conocía a las damas de sangre azul españolas.

A Catalina de Braganza (1638 – 1705), la reina portuguesa de Inglaterra, se le debe la popularización del té o del tenedor. Dos de sus familiares serían los emperadores más poderosos que jamás hayan tenido las Américas (Pedro I y Pedro II del Brasil).

María I (1516 – 1558), quien fuese la reina inglesa hija de Enrique VIII que reintrodujese el catolicismo, fue hija de española y se casó con Felipe II, el emperador ibero que más territorios regentó (todas las posesiones españolas y portuguesas de las Américas y del mundo y también del centro de Europa).
El gobernante partido conservador fue fundado por Benjamín Disraeli (1804 – 1881), el único primer ministro británico que proviene de los judíos que fueron expulsados de España. Eamon de Valera (1882 – 1975), un cubano-americano, fue 37 años jefe de gobierno o de Estado de Irlanda, récord de estancia en el poder que no lo tiene ningún mandatario de alguna democracia multipartidaria en el mundo.

La propia Londres fue edificada desde la nada por italianos e iberos. Dos de los principales constructores de la actual mayor urbe europea fueron los emperadores romanos andaluces Trajano y Adriano.

Por increíble que parezca los británicos y los irlandeses tienen más sangre ibera que celta o anglosajona, pues el 80% de ellos desciende de nómades que salieron del actual país vasco hace 15,000 años.

Pese a esa rica herencia del mundo ibero, el millón de hispanos y luso-hablantes del Reino Unido es la minoría étnica más grande que no está reconocida.

Según la ley británica los europeos solo pueden votar en las elecciones locales y europeas, pero en las que se nomina al parlamento solo pueden participar los nacionales del Reino Unido, Irlanda y 53 naciones de la Commonwealth.

Miriam es, por ello, también la primera viceprimera dama que nunca ha podido votar por su propio marido en las elecciones generales.

Noticias relacionadas

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos

La búsqueda sin fin

No es este un movimiento nuevo, ni exclusivo de nuestro tiempo

¿Hasta cuándo permitiremos las insolencias separatistas al Jefe del Estado?

“Discutir con tontos supone tener que bajar al nivel de los tontos y ahí son imbatibles” Arturo Pérez Reverte

Performativos

Más que aprender y obrar en consecuencia; predomina el forzamiento oportunista de la realidad

Recuerdos de niño: lenguaje e historia

Nuestra patria es nuestra lengua y nuestra historia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris