Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Opiniones de un paisano   -   Sección:   Opinión

De la innoble y antipatriótica actuación del PP en Melilla

Mario López
Mario López
miércoles, 1 de septiembre de 2010, 10:15 h (CET)
De los líderes del PP y sus adláteres me constan tres cosas: 1- Que de tontos no tienen un pelo. 2- Que, a diferencia de los poetas, sus recursos retóricos no acaban en la metáfora, la metonimia, la sinécdoque y la hipérbole; acaba en la mentira. 3- Que todo vale con tal de llevarse el gato al agua.

Mentir es para ellos un recurso que se justifica perfectamente en la capacidad que suponen al adversario de utilizar el mismo recurso. Lo sé de sobra porque mi infancia y mi adolescencia la pasé con ellos, compartiendo pupitre y recreo. No voy a dar nombres porque, aparte de ser tarea ociosa, me desacreditaría ante cualquier medio de comunicación. Lo cierto es que en innumerables ocasiones he tenido que negociar con ellos hasta un duro para pagar una caña, y sé muy bien cómo se las gastan. Así que sé perfectamente en qué recurso retórico está instalada la irrupción de González Pons en Melilla, la subsiguiente aparición estelar en dicha plaza de nuestro héroe de Perejil, José María Aznar López, y la comparecencia final del líder carismático Mariano Rajoy justificando lo injustificable: en la mentira. Lo saben ellos muy bien, pero se creen tan invulnerables en las artes dialécticas, que están convencidos de que nadie va a ser capaz de desmontar sus patrañas. Lo que no saben es que, mientras ellos han estado mirándose al ombligo durante muchas décadas, la ciudadanía ha crecido en madurez democrática e inteligencia. No me cabe la menor duda de que este altisonante gesto de Melilla les va a costar caro, al menos de cara al electorado. Espero que, también, el Estado de derecho les haga pagar el quebranto que hayan podido ocasionar al Gobierno de la nación en su delicado trabajo por resolver un peliagudo conflicto que llevamos arrastrando con Marruecos desde 1860.

Noticias relacionadas

El fútbol en la historia de la guerra del Chaco

Las casacas más populares en los países que se enfrentaron en la guerra paraguayo-boliviana, también quedaron en la memoria de aquel episodio entre soldados descalzos

La búsqueda sin fin

No es este un movimiento nuevo, ni exclusivo de nuestro tiempo

¿Hasta cuándo permitiremos las insolencias separatistas al Jefe del Estado?

“Discutir con tontos supone tener que bajar al nivel de los tontos y ahí son imbatibles” Arturo Pérez Reverte

Performativos

Más que aprender y obrar en consecuencia; predomina el forzamiento oportunista de la realidad

Recuerdos de niño: lenguaje e historia

Nuestra patria es nuestra lengua y nuestra historia
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris