Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Baloncesto

Etiquetas:   MUNDIAL BALONCESTO / TURQUÍA 2010   -   Sección:   Baloncesto

(73-76) Lituania le saca los colores a España

Patético último cuarto del equipo nacional
Redacción
miércoles, 1 de septiembre de 2010, 00:30 h (CET)
Complicado de explicar lo que le ha ocurrido a la selección española en su tercer partido del Mundial frente a Lituania. Tras unos 3 primeros cuartos aceptables, pero sin brillo, en los que el equipo español dominaba con cierta autoridad el partido, los hombres de Scariolo han dejado escapar el encuentro con un último cuarto sonrojante, lleno de imprecisiones y con unos jugadores superados por las circunstancias, tanto específicas de este partido, como las globales que rodean a una selección que empieza a preocupar más de lo esperado. A diferencia del Eurobasket del pasado año en el que el inicio también estuvo lleno de dudas, este vez no se percibe que el equipo pueda mejorar de forma sensible

FICHA TÉCNICA
73 - España: San Emeterio (-), Fernández (13), Rubio (3), Navarro (18), López (3), Reyes (-), Vázquez (-), Llull (3), Gasol (18), Mumbrú (4) y Garbajosa (11)
76 - Lituania: Kalnietis (12), Maciulis (13), Pocius (13), Gecevicius (2), Delininkaitis (4), Jasaitis (5), Kleiza (17), Klimavicius (-), Jankunas (3), Andriuskevicius (3) y Javtokas (4)
Parciales: 22-11, 21-24, 21-18 y 9-23
Árbitros: Lamonica, Jordan y Jovcic(2).
Incidencias: Partido correspondiente al Grupo D disputado en Izmir ante 7000 espectadores

DATOS DESTACABLES
El mejor: Kleiza
El lituano ha sido el máximo responsable de la sorprendente y meritoria remontada de su selección haciendo gala de una versatilidad ofensiva notable
Lo peor: El último cuarto de la selección española
Negligente e impropios de un equipo como el español, echando a perder una ventaja que tendría que haber sido gestionada con la veteranía que este equipo posee para haber obtenido una cómoda victoria
La clave: El rebote
Pésimo partido de España en este apartado, haciendo que los jugadores lituanos campasen a sus anchas en el poste bajo de ambos tableros
El dato: Segunda derrota de España
Con esta derrota, la primera plaza es virtualmente imposible para España, que tendrá un cruce de octavos de final más complicado de lo previsto y, posiblemente, se vea con Estados Unidos mucho antes de lo previsto siempre y cuando no quede apeada antes, que vista la poca madurez y capacidad de gestión del equipo de los momentos difíciles, todo podría ser

Miguel Terroso / Diario Siglo XXI

Ninguno de los dos equipos empezó el partido con especial clarividencia en ataque, irregulares en la toma de decisiones y con escaso a cierto en el tiro a canasta. En la selección española Marc Gasol recibía demasiado lejos del aro en una zona en la que no es un jugador especialmente resolutivo. Por su parte, los lituanos lograron su primera ventaja (4-6) gracias a dos buenas transiciones rápidas en ataque. En los siguientes minutos las diferencias eran mínimas, y solo cuando el tiro exterior empezó aportar soluciones a la espesura ofensiva de la selección española, esta pudo empezar a disfrutar de diferencias que se incrementaron en la recta final del primer cuarto, a cuya conclusión se llego con una ventaja para España de 11 puntos (22-11). Lituania no encontraba la solución de hincar el diente a la defensa española

No cambió la cosa en los primeros compases del segundo cuarto. Los lituanos seguían con su particular calvario ofensivo mientras España iba a lo suyo. Pero cuando parecía que el equipo de Scariolo podía matar el partido los lituanos consiguieron un parcial de 0-6 que los volvió a meter en el partido (26-19). A España se le hacía pequeño el aro y estaba excesivamente precipitada en ataque. Parecía que se volvía a repetir la misma historia que contra Nueva Zelanda.

Las diferencias se movieron en esos parámetros durante casi todo el segundo cuarto. Lituania empezaba a ver el aro más grande desde la línea de 3 (apoyados en un estelar Kleiza) mientras que España sacaba partido del dentro-fuera con un Marc Gasol más entonado que en el comienzo del partido. Otra de las claves de la igualdad era que España simplemente no se enteraba de nada en el rebote, permitiendo que hasta con una defensa en zona los jugadores de Lituania dominaran el tablero rival. Un 2+1 de Ricky Rubio al final del segundo cuarto permitió a España marcharse al descanso con 8 puntos de ventaja (43-35). Hasta el momento, el partido había sido muy discreto, con una selección española rindiendo a un nivel muy irregular y Lituania con un nivel que no daba para mucho más

Ambos equipos empezaron muy acelerados el tercer cuarto, España con el objetivo de despegarse definitivamente y Lituania buscando acercarse más en el marcador. Los de Scariolo consiguieron su objetivo a lo largo de todo el parcial, incrementando de forma constante su ventaja gracias a los momentos de inspiración de Rudy, Navarro y Marc Gasol. Por su parte, Lituania veía como sus opciones se esfumaban, a pesar de una tímida reacción en la recta final del cuarto que, no obstante, no les permitió reducir la diferencia a menos de 11 puntos (64-53)

Y en el último cuarto se consumó el impensable pero no por ello inmerecido fiasco de la selección española. Un parcial de 0-10 redujo la diferencia a 1 punto (64-63) y situaba el partido en una situación complicada para una selección española incrédula ante lo que estaba pasando, incapaz de darle la vuelta a la situación, mientras Lituania se veía con opciones en un partido que ya daban por casi perdido pocos minutos antes. Tras dos tiros libres convertidos por Marc Gasol que finalizaban la sangría, un triple de Pocus empataba el partido (66-66). España volvió a tomar una mínima iniciativa en el marcador gracias a puntuales acciones de Navarro y Gasol, pero el equipo de Scariolo se mostraba muy impreciso y bastante incrédulo ante lo que había pasado. Y más que se mostraría cuando Kleiza culminó una remontada (71-73) que ya sería irreparable. España lo intentó llevando a los lituanos a los tiros libres, pero ya era muy tarde y al final la ventaja se quedó en 3 puntos (73-76)

Absoluto e injustificable fracaso de la selección española cuyas consecuencias son impredecibles no ya solo en cuanto a cual puede ser el cruce en octavos, si no a las consecuencias en el seno de un equipo metido en una espiral autodestructiva y sin unos roles definidos de forma clara con la ausencia de Marc Gasol. Otro factor preocupante es que Líbano y Canadá no son conjuntos como para retomar el pulso competitivo de cara a un cruce que, tras las derrotas ante Francia y Lituania, se prevé complicado.

Noticias relacionadas

Sergio Rodríguez: "Tengo ilusión por volver a jugar en Madrid, espero que la gente también la tenga por verme"

El base español, enrolado en el histórico CSKA de Moscú, regresa a la que fue su casa para enfrentarte al Real Madrid, en uno de los encuentros más atractivos de la Euroliga

El Real Madrid se toma una pequeña revancha en La Fonteta

El conjunto de Pablo Laso se impone al campeón Valencia Basket en un partido frenético y decidido al final

Shved y Robinson acaban con las esperanzas del Valencia Basket en su estreno en la Euroliga

Gran arranque del nuevo Barça ante Panathinaikos

Los de Sito Alonso dieron espectáculo y se entregaron para prometer buenos augurios

Unicaja vuelve a la Euroliga por la puerta grande

Los de Joan Plaza remontan un sensacional partido al actual campeón
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris