Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Motor

Etiquetas:   FÓRMULA 1 / GP BÉLGICA. ESPAÑOLES EN LA F1   -   Sección:   Motor

La lotería de Spa no premió a los españoles

Pablo García / SIGLO XXI
Redacción
lunes, 30 de agosto de 2010, 21:51 h (CET)
Infortunio para la escuadra española que, a pesar de hacer un buen papel, naufragó en la pista belga.


Una sanción dejó a Alguersuari fuera de los puntos (© Clive Mason/Getty Images/Scuderia Toro Rosso)


Decepcionante carrera de Fernando
Un fin de semana plagado de fallos estratégicos ha condicionado la carrera del asturiano, que se fue de Spa con un botín de cero puntos y con el Mundial cuesta arriba. Sin embargo, las cosas empezaron bien para el piloto de Ferrari, marcando los mejores tiempos en los libres, tanto en seco como en mojado. El F10 se mostraba equilibrado en las distintas secciones del trazado y, aunque no era el más rápido, sí era competitivo a una vuelta. Por eso resulta inexplicable la opción de reglar el monoplaza para mojado, mejorando el paso por curva pero sacrificando la velocidad punta y la aceleración. Esta decisión, más propia de un equipo pequeño sin nada que perder que la todopoderosa Ferrari, hundió al asturiano hasta la décima posición en la decisiva Q3.
En la carrera pasó lo esperado al clasificar mal. Alonso luchaba en mil batallas que no le correspondían, mientras sus rivales directos por el titulo se escapaban. En una de estas la lluvia hizo acto de presencia en la “Bus stop” provocando que los monoplazas se salieran de la curva, excepto el asturiano, que negoció la curva con tacto, con ansias de empezar la remontada. Irónicamente esto lo condenó y el Williams de Rubens Barrichello impactó con el neumático trasero del F10 sacándolo de la pista y obligándole a meterse en boxes para verificar que milagrosamente el Ferrari podía continuar. Sin opciones reales y con un coche lento, Alonso montó neumáticos de lluvia para hacer algo distinto, pero la apuesta no salió y tuvo que volver a calzar gomas de seco, esperando una lluvia que no llegaba y perdiendo más tiempo. Cuando finalmente llegó el ansiado aguacero, Alonso, que rodaba con el coche tocado por el impacto, arriesgó demasiado en Les combes, pisando la pintura blanca no antideslizante de los pianos y estrellando sin remedio su Ferrari y la mayor parte de sus aspiraciones al Mundial.

Gran remontada de Pedro
A primera vista el resultado de Pedro, decimosegundo, podía no ser demasiado brillante. El C29 ha progresado mucho desde que James Key se puso al mando del cuerpo técnico de la escudería. Prueba de ello son los registros que, tanto Pedro como Kobayashi, hicieron en los libres. Sin embargo, la excesiva ambición hizo que los dos monoplazas blancos acabaran en la grava cuando, en un exceso de optimismo, montaban neumáticos lisos sobre un asfalto que aún estaba mojado.
Hundido en el fondo de la tabla, Pedro optaba por cambiar motor y, al ser su noveno propulsor, penalizaba diez posiciones, saliendo último y mirando al cielo para intentar remontar. La carrera fue buena para Pedro y el catalán supo aprovechar su experiencia para remontar bajo el cielo cambiante de Spa. Sin embargo, Pedro entraba demasiado pronto a poner las gomas de lluvia y eso le impedía la remontada que sin duda se merecía. No obstante, después de una sólida carrera Pedro marchaba en los puntos, pero la maldita curva que acabó con sus aspiraciones en la "qualy" volvió a jugarle una mala pasada, perdiendo los puntos y acabando en la decimosegunda posición.

Jaime sigue creciendo
Las cosas le fueron mejor a Jaime, que asombraba a todos firmando un undécimo puesto en la “qualy” y un sólido ritmo de carrera. Por tanto, el piloto de Toro Rosso se mostraba optimista de cara al domingo y confiado en conseguir puntos.
Con el coche reglado para lluvia, Jaime empezó la carrera sufriendo y perdiendo posiciones. Sin embargo, cuanto más negro se ponía el cielo mejores registros hacía el barcelonés. Aunque durante la parte final los intermedios resultaron insuficientes y Liuzzi empezó a acosar a Jaime, que era visiblemente más lento. El español mantuvo la cabeza fría y dio una lección de pilotaje bajo lluvia que solamente se vio ensombrecida por la maniobra que, a la postre, le costó una penalización y los puntos: saltarse la última chicane cuando Liuzzi dejaba de ser una amenaza.

Noticias relacionadas

Hamilton: "No soy un gran entusiasta de los test, pero ha sido un día positivo"

Buena impresión de los nuevos Pirelli

Alonso: "Somos muy optimistas, creo que el año que viene podremos volver a lo más alto"

Sus rivales en 2018: Hamilton, Verstappen y Ricciardo

Marc Márquez celebra a lo grande en Cervera su sexto título mundial

Márquez lidera los test que abren el Mundial 2018 con cierta mejora de las Yamaha

Pedrosa segundo y Lorenzo cuarto

Marc Márquez: "Las 'salvadas' o ir al límite forma parte de mi estilo"

Quiere ser recordado como un piloto que da espectáculo
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris