Quantcast
Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto. Noticias y opinión
Sueldos Públicos Viajes y Lugares Display Tienda Diseño Grupo Versión móvil

Opinión

Etiquetas:   Carta al director   -   Sección:   Opinión

Si usted lo dice, señor Camps...

María José Mayans (Alicante)
Redacción
lunes, 30 de agosto de 2010, 07:24 h (CET)
Camps dice: “No hay quien me mueva”. Vanidad ante todo, don Francisco. Cierto es que el PSPV es un auténtico desastre, para no desentonar con el PSOE nacional. Cierto es que no aparece nadie capaz en las filas socialistas de plantarle cara a usted. Cierto es que existe la sensación de que ganaría las elecciones incluso desde la cárcel. Cierto es que en muchas localidades de la Comunidad Valenciana no se perdona ni se olvida el desgobierno sufrido por Lerma y Ciscar. Cierto es que mucho tienen que cambiar caras, gestos y propuestas para que el PSOE valenciano tuviese alguna posibilidad. Y cierto es que el PP ha sabido convertir en un fortín su posición.

Pero no debería olvidar que en democracia todo es posible. No debería olvidar que quizás la conciencia de los votantes no tolere mantener en el poder a un imputado. No debería olvidar que cabe la posibilidad, si así lo decide la justicia, de que usted pague condena por un delito. No debería olvidar que en Alicante, por ejemplo, usted y los suyos no son bien vistos por una gran parte de su partido (digo yo que por algo será). No debería olvidar que los ciudadanos no somos tontos del todo, y que igual, vista la categoría moral de la casta política, podríamos optar por pasar de todo y de todos y, simplemente, no votar o votar en blanco. Y no debería olvidar que, en un país dirigido erráticamente por ineptos, manipuladores, y/o mangantes, se podría producir un milagro y que surgiese alguien, de la ideología que fuera, que les mandase a todos a la escombrera donde tendrían que estar hace mucho tiempo (¡qué sueño tan bonito!).

Así que, háganos un favor. No nos vacile tanto, que nos podríamos cansar de aguantar estupideces. Lávese usted primero la cara y después, si quiere y se lo permitimos, podrá seguir chuleándonos. Un abrazo, mi soberbio y engreído amigo.

Noticias relacionadas

Rajoy, el francés Valls, Piqué y Cataluña

Los tres se ocuparon de ella

Leticia esclava de su imagen y aguijonazos electorales

“Con los reyes quienes gobiernan son las mujeres y con las reinas son los hombres los gobernantes” Duquesa de Borgoña

Cataluña a la deriva (y 3)

Entre lo emocional, caótico y ridículo

Hipatia, filósofa de Egipto

Es una mujer dedicada en cuerpo y alma al conocimiento y a la enseñanza

Hipnosis colectiva

La capaña representa uno de los capítulos más esperpénticos
 
Quiénes somos  |   Sobre nosotros  |   Contacto  |   Aviso legal  |   Suscríbete a nuestra RSS Síguenos en Linkedin Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Google Plus    |  
© Diario Siglo XXI. Periódico digital independiente, plural y abierto | Director: Guillermo Peris Peris